Análisis

Crítica de After Earth

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En After Earth la humanidad ha abandonado la Tierra y ha convertido Nova Prime en su colonia principal. El legandario general Cypher regresa con su familia tras una larga misión y decide llevarse consigo a su hijo Kitai, uno de los más jóvenes rangers que entrenan para emular a su padre. Durante su viaje, la nave en la que viajan aterriza forzosamente en el planeta Tierra, siendo ahora un territorio hostil para los humanos.DIRIGIDA POR: M. Night Shyamalan - PROTAGONIZADA POR: Will Smith, Jaden Smith, Sophie Okonedo, Zoe Kravitz, Isabelle Fuhrman, Kristofer Hivju y Sacha Dhawan. Ya en cines.

Una rápida introducción nos pone al día del mundo en el que nos vamos a mover y ya desde ese instante hay importantes incongruencias que lastran la película de principio a fin. En cualquier caso, descubrimos a grandes rasgos un futuro poco alentador: la civilización colapsó en la Tierra y la humanidad se vio obligada a emigrar y establecerse en Nova Prime, pero los peligros no desaparecieron con la emigración y comienza un enfrentamiento por la colonia.


Los alienígenas (de los que no se nos habla más) utilizan para tratar de esquilmar a la humanidad a unos seres ciegos pero que son capaces de localizar su objetivo a través de las feromonas que segregan los hombres cuando tienen miedo. Cypher Raige (Will Smith), una especie de héroe planetario, fue el legendario guerrero capaz de descubrir cómo plantarles cara consiguiendo dominar totalmente sus emociones para permanecer invisible al enemigo con el proceso denominado como "fastasmación".

Esto le llevó a crear escuela y los cadetes, entre los que se encuenta su hijo Kitai, son entrenados para tratar de dominar esta habilidad, esencial para la supervivencia en caso de ataque de estas criaturas.

Cypher y Kitai emprenden una misión con el ánimo de recuperar su relación, pero la nave sufre un accidente y se ven obligados a aterrizar de forma abrupta en un planeta en cuarentena en el que "todo ha evolucionado para matar a los humanos". Con su padre herido de gravedad Kitai tendrá que poner a prueba todo lo aprendido para tratar de alcanzar la cola del avión y lanzar un mensaje de socorro que les permita ser rescatados.

Will Smith tiene entre manos uno de los personajes más antipáticos de su carrera como actor (y pergeñado por él mismo, autor de la idea original, ¡toma ya!): permanentemente con el ceño fruncido, incapaz de mostrar emociones ni siquiera en los momentos límite y envarado en su posición de dominio militar y de decepción ante su hijo.

Ante semejante parquedad y teniendo en cuenta que el mayor protagonismo recae en su hijo (Jaden Smith), es el joven actor el que se lleva el mayor rédito de la película (y sobre el que, por cierto, a mi modo de ver, de forma totalmente injustificada ha recaído toda la responsabilidad de que la película no sea todo lo que prometía).

A pesar de que en cuanto a la producción After Earth podría considerarse una cinta de ciencia-ficción (si hay alienígenas, naves espaciales y trajes inteligentes, ¿qué más se podría pedir?) solo se queda en la parte visual del asunto, porque a todos los efectos es un relato de supervivencia en el que el conflicto paterno-filial de siempre es el que se lleva el 80% del metraje. Ya sabéis: el niño quiere que su padre se sienta orgulloso, el padre no cree que el chaval esté a la altura del reto que se traen entre manos... Y por supuesto hay un drama familiar de fondo sin resolver.

La resolución del viaje iniciático de Kitai (debidamente subrayado con la alusión a la novela de

Herman Melville "Moby-Dick" en varias ocasiones), "condenado" por las circunstancias a superar los logros de su padre, resulta tan pobre como su aburrido desarrollo en el que el abuso del CGI no contribuye ni a guardar la ropa, al menos en ese planeta Tierra post-humanidad tan desafiante que esperábamos. Con todo, no es tan espantosa como nos la han pintado y hay momentos "chulos" que seguramente ya os han destripado en el tráiler al recoger las secuencias más impactantes de la película.

Poco más se puede decir de esta decepcionante película que comienza como un cuento un tanto farragoso, salvo que da la sensación de que a Shyamalan se le acaban las oportunidades para reconciliarse con el público.

Valoración

Importantes agujeros en el guión hacen que este relato revestido de ciencia-ficción en su concepción formal se desinfle y entre en el terreno del drama paterno-filial mil veces visto ya.

Hobby

55

Regular

Lo mejor

Jaden Smith se desenvuelve con soltura delante de la cámara, y hasta convence.

Lo peor

La innecesaria intensidad de Will Smith y el doblaje de Kitai al castellano... Mala elección.

Lecturas recomendadas