Análisis

Crítica de Lobezno inmortal

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Lobezno inmortal, Logan se enfrenta al crimen organizado de Japón, donde Yashida, un hombre al que le salvó la vida en el pasado, le ofrece algo que lleva tiempo deseando: privarle de su inmunidad.  2013 - DIRIGIDA POR: James Mangold - PROTAGONIZADA POR: Hugh Jackman, Famke Janssen, Svetlana Khodchenkova, Will Yun Lee, Tao Okamoto, Brian Tee, Hiroyuki Sanada, Hal Yamanouchi, Rila Fukushima. En cines a partir del 24 de julio.

James Mangold lo tenía bastante difícil, todo hay que decirlo. Tras el estreno de la inesperadamente floja cinta que lanzó a Lobezno en solitario en 2009, Hugh Jackman lo tenía claro: si volvía a lucir garras sería para relanzar al personaje haciendo algo novedoso y de calidad.

En este sentido que no os quepa duda, a Lobezno Inmortal no le falta de nada: hay buenas secuencias de acción en un marco incomparable, una búsqueda del equilibrio por parte de nuestro protagonista, que se debate entre el sentimiento de culpa y la necesidad de reencontrarse a sí mismo buscando una motivación vital y hay espacio incluso para el romance, aunque resulte bastante forzado.

La cuestión es que la película falla en lo primordial: en la identificación de un villano que actúe como némesis de Logan y en conseguir darle coherencia a todo el material al final de la cinta, que pudimos ver por cortesía del portal SensaCine en los cines Kinépolis de Madrid.

Como plataforma de relanzamiento del personaje, eso sí, la película cumple su función y gracias a la ya clásica escena posterior a los créditos, que enlaza directamente con lo que podremos ver en X-Men: días del futuro pasado, queda perfectamente claro que este episodio es una bisagra entre lo que vimos y lo que veremos.

¿Se ha explotado bien el universo oriental? Pues eso ya es más discutible: cierto es que hay un variado cúmulo de yakuzas, ninjas, samurais, una aproximación al bombardeo de Nagasaki y hasta un burdel japonés de lo más kitsch, pero da casi la sensación de que se puede ver la receta que hay detrás del guión de Christopher McQuarrie (Jack Reacher), Mark Bomback (Desafío total) y Scott Frank (Minority Report) y las piezas no terminan de encajar en el pretendidamente apoteósico final en el que la atención se disgrega entre los distintos personajes cuyo bando no termina de estar claro.


Los mejores momentos los ofrece un Hugh Jackman inmejorable como atormentado ronin que solo al final consigue volver a autodenominarse Lobezno y Rila Yukushima como Yukio, que protagoniza dos secuencias de acción que son cómic puro llevado al cine: da gusto ver lo bien que Mangold atrapa la esencia de la acción.

La escena del tren bala, que ya habíamos podido ver con anterioridad como parte de la promoción de la cinta marca uno de los puntos climáticos de la cinta.


En el otro extremo de la balanza, hay que señalar que sobra claramente la reinveción del personaje de la Víbora a quien da vida una bellísima Svetlana Khodchenkova, la cual no consigue encontrar su función en la cinta. Ojo, no porque el personaje no sea interesante o porque la intérprete no sepa meterse en su papel de femme fatale, sino porque sencillamente a nivel narrativo no funciona y de la patada al cómic original, ni hablamos, claro (si tenéis dudas podéis acudir al estupendo reportaje de David Guzmán para aclararlas). Harada (Will Yun Lee) es otro de los personajes que peor parados salen en la cinta por la misma razón.


En suma, Lobezno inmortal se deja ver y entretiene aunque en su último tramo pase de un ritmo soporífero a una traca final tan grandilocuente como confusa.

Con los ojos puestos ya en Trask y en el exultante antagonista de X-Men: días del futuro pasado que no será otro que el fabuloso Peter Dinklage (Tyrion Lannister en Juego de tronos) nos atrevemos a afirmar que Lobezno ha renacido de sus cenizas y que ha vuelto para quedarse, aunque la próxima vez no estará en un entorno tan episódico.

Valoración

Irregular cinta de acción que supera la primera entrega de las hazañas de Logan en solitario (solo faltaba) pero que se desinfla muchísimo en su tramo final. Eso sí, lanza un buen gancho tras los créditos para enlazar con X-Men.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

La pelea sobre el tren bala y las secuencias de acción de Yukio y de Lobezno.

Lo peor

El romance parece un tanto forzado y hay un exceso de villanos que carecen de carisma.

Lecturas recomendadas