Análisis de Earths Dawn
Análisis

Earth's Dawn - Análisis del RPG para PS4, Xbox One y PC

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: PS4

El análisis de Earth's Dawn llega justo antes de la próxima contraofensiva de los E.B.E., la raza alienígena que amenaza con acabar con todo rastro de vida humana en la Tierra. ¿Serán capaces estos soldados de salvar a la humanidad y, de paso, hacernos pasar un buen rato? ¡Vamos a comprobarlo!

Llevábamos muchos meses siguiéndole la pista a este título, desarrollado por OneorEight,  pero –por fin- hoy es el día en el que podemos ofreceros el análisis de Earth’s Dawn para PS4 y Xbox One. ¿Cómo? ¿Qué nunca habías oído hablar de él? Bueno, por si acaso alguno de vosotros está en ese caso, seguro que os vendrá bien saber que se trata de un juego de acción en 2D, repleto de elementos RPG, y del que destaca su estética anime, algo que, por cierto, le vino de perlas cuando se estrenó en Japón bajo el nombre de Earth’s Wars, en octubre 2015.

Tuvieron que pasar muchos meses, concretamente hasta junio de 2016, para que Dead Rising Games anunciara el lanzamiento de Earth’s Wars en Europa, continente al que llega ahora bajo un nuevo nombre Earth’s Dawn.

Bien, una vez puestos en antecedentes, es momento de ver de lo que es capaz este título, que sale a la venta el próximo 1 de noviembre, y que podéis adquirir para PS4 en edición física a un precio de 24,95€, así como en los bazares digitales de Xbox One y PC.

Salvando el planeta con total libertad

La historia de Earth’s Dawn, que es bastante típica y está narrada en japonés (con subtítulos en castellano), nos sitúa en un futuro post-apocalíptico en el que una hostil raza alienígena, denominada E.B.E., ha invadido la tierra, diezmando su población gravemente y poniendo las cosas muy difíciles a los supervivientes.

Es justo en ese grupo donde se engloban los protagonistas de este juego, unos soldados de A.N.T.I., la más elitista unidad de fuerzas especiales que, además de poseer un entrenamiento inigualable en combate, disponen de la única tecnología capaz de hacer mella en los E.B.E., que ha sido desarrollada después de años de investigación y, sobre todo, de grandes avances en el campo de la ingeniería inversa con la propia tecnología alien.

Earth's Dawn

Con este desolador panorama, nuestro primer paso en el juego es crear un soldado personalizado, usando para ello un sencillo editor en el podemos escoger entre diferentes aspectos y enviarlo de cabeza al centro de mando, en el que recibimos nuestras primeras instrucciones para sofocar uno de los focos alienígenas más activos, ubicado en Nueva York.

La estructura de misiones sigue siempre un patrón similar; primero afrontamos una misión principal, o contraofensiva, y –una vez superada- accedemos a un elenco de misiones secundarias, que podemos realizar libremente, y que, además de servirnos para acumular recursos o experiencia, consumen parte del tiempo disponible hasta la hora exacta en la que dará comienzo la próxima contraofensiva.

Earth's Dawn

Estas misiones principales también suelen tener un desarrollo muy parecido (avanzar lateralmente hasta el final del mapa mientras acabamos con todos los enemigos para, finalmente, vérnoslas con el jefe final), mientras que las misiones secundarias, de menor duración, consisten en realizar pequeñas tareas, como matar a un número determinado de enemigos en un tiempo determinado, rescatar a un soldado perdido, acabando para ello a todos los alienígenas… ¿Veis algún denominador común en todas ellas?

Combates, combates y más combates.

Luchar contra todos los enemigos que nos salen al paso es nuestra tarea principal (por no decir la única) en Earth's Dawn, y todas las misiones tienen un desarrollo casi idéntico: avanzar por los escenarios hasta que nos aparezca una horda de alienígenas, acabar con ellos para "desbloquear" nuestro avance y, por último, continuar hacia adelante una vez más.

El sistema de combate es bastante sencillo de dominar y se apoya, principalmente, en 3 botones (mano izquierda, mano derecha y turbo), por lo que en cada una de las extremidades podemos equipar armas cuerpo a cuerpo, como katanas, y otras de largo alcance, como pistolas o fusiles. Por su parte, el botón turbo complementa al salto "normal" y nos permite propulsarnos en cualquier dirección de forma limitada (hay que esperar a que recargue).

Earth's Dawn

Con este sencillo esquema afrontamos todos nuestros encontronazos contra los E.B.E., que presentan una relativamente amplia diversidad y cuentan con diferentes "razas", lo que nos obliga siempre a buscar sus puntos débiles. Por ejemplo, algunos portan una armadura que debemos anular con disparos antes de golpearles, otros vuelan y nos obligan a realizar ataques aéreos, existen tiburones que se desplazan bajo el suelo... y, por supuesto, no podemos olvidar a los inmensos jefes de final de nivel, que son realmente duros de derrotar y con los que debemos utilizar nuestro ataque especial, que se puede activar llenando, a golpes, la correspondiente barra de energía.

Earth's Dawn

Este planteamiento, que hemos visto hasta la saciedad en muchos otros títulos, no termina de convencer del todo en Earth's Dawn debido a la falta de profundidad del sistema de lucha, que siempre da la sensación de estar muy enfocado a pelear machacando los botones del mando en lugar de brindarnos la posibilidad de realizar distintos combos o, incluso, premiarnos por ello. En lugar de apostar más por esto, OneorEight ha decidido que, más que nuestra destreza, la diferencia entre superar un nivel o no radique principalmente a nuestro nivel de experiencia, habilidades y equipamiento.

"Crafteando, que es gerundio"

Como os hemos explicado anteriormente, las misiones principales están precedidas por una serie de tareas secundarias, que podemos realizar en distinto orden, y que nos sirven para acumular experiencia y recolectar objetos. ¿Y cuál es el objetivo de todo este proceso? llegar en en las mejores condiciones posibles a la siguiente contraofensiva, que suele ser bastante dura.

Para hacerlo con garantías tenemos que dedicar bastante tiempo, además de a superar (o incluso a veces a repetir) misiones secundarias, a invertir con cabeza los elementos que adquirimos (minerales o piezas alienígenas, en su mayoría) en un completo menú de creación de equipo. En él, es posible desmontar objetos para obtener sus componentes, crear nuevas armas de distinto tipo, fabricar armaduras... en definitiva, mejorar nuestras características de ataque y defensa a base de llevar lo mejor de lo mejor.

Earth's Dawn

Estas características también se pueden potenciar de manera muy profunda en el menú de habilidades, donde podemos elegir entre diferentes "perfiles cerebrales" que hacen que nuestro personaje presente mejores números en ataque o en defensa, y en el que también debemos gestionar las distintas habilidades que vamos obteniendo. Las posibilidades en este apartado son bastante grandes, eso sí, a costa de presentarnos un sistema algo complejo, y en el que insertamos cada nueva habilidad en una ranura disponible de la "columna" de nuestro soldado, las enlazamos unas con otras para obtener distintos efectos, sustituimos unas por otras para no pasarnos del máximo que podemos portar en ese momento...

Earth's Dawn

Así, el planteamiento del juego se reduce, siempre, a repetir este esquema una y otra vez (luchar continuamente para subir de nivel, adquirir nuevo equipo y mejorar nuestras características para afrontar la siguiente contraofensiva), lo que hace que su desarrollo se torne bastante repetitivo. A esta sensación no ayudan demasiado la falta de profundidad del sistema de combate ni el modesto apartado gráfico, que combina personajes y escenarios en 2D con algunos elementos poligonales, y que presenta un aspecto demasiado simple en general, siendo lo más destacable en este aspecto algunos efectos en los combates y las ilustraciones estáticas que sirven de hilo narrativo de un título que, si bien presenta algunos aciertos, nos deja la sensación de que podría haber dado mucho más de sí.

Valoración

Earth's Dawn cuenta con un buen número de virtudes, como un ritmo frenético y un profundo sistema de personalización de nuestro soldado. Sin embargo, y debido la sencillez de su sistema de lucha, a lo repetitivo de sus misiones y a su discreto apartado técnico, no consigue destacar dentro de un género que cuenta con una amplia representación.

Hobby

71

Bueno

Lo mejor

Ofrece acción a raudales, las opciones de gestión de habilidades y creación de armas son grandes, y la dificultad supone todo un reto.

Lo peor

El sistema de combate es demasiado simple y se echa en falta mucha más variedad en el desarrollo de las misiones.

Lecturas recomendadas