John Wick: pacto de sangre
Análisis

John Wick: pacto de sangre - Crítica de la película de acción de Keanu Reeves

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de John Wick: pacto de sangre, la película de acción de Keanu Reeves dirigida por Chad Stahelski y coprotagonizada por Riccardo Scamarcio, Bridget Moynahan, Ruby Rose, Peter Stormare, Ian McShane, Common, Laurence Fishburne, Lance Reddick, John Leguizamo y Monica Belucci. En cines el 21 de abril de 2017.

¿Quedasteis embelesados con John Wick (Otro día para matar) en 2014? ¿Sentisteis que Keanu Reeves había regresado por fin al cine de acción por la puerta grande después de patinazos como La leyenda del samurái: 47 ronin o El poder del Tai Chi? Pues bien: John Wick: pacto de sangre añade una mejor y mayor dosis de todos los ingredientes que te hicieron sentirte como un niño con una piruleta enorme en la mano.

Entiéndase esto como lo que es: seguimos sin grandes profundidades argumentales pero sí con una ración extra de violencia, armas, personajes curiosones y con toda esa imaginería vintage del Hotel Continental elevada a la enésima potencia.

Consigue el Blu-Ray de John Wick al mejor precio

El guionista Derek Kolstad ha sabido expandir su universo de mafiosos, asesinos a sueldo con férreo código de honor y ajustes de cuentas ampliando de forma muy eficiente y entretenida las fronteras de nuestro John Wick. Y esto lo decimos en sentido literal puesto que nos marcamos un viaje al corazón de Italia.

Por más que el legendario John Wick trata de retirarse, saldando incluso las deudas pendientes y recuperando su Mustang, se ve obligado a salir del retiro cuando un exsocio le reclama un juramento de sangre. Se trata de Santino D'Antonio, un miembro de la mafia italiana que pretende desencadenar una guerra de poder. Obligado a desempeñar su rol de nuevo, John emprende un viaje a Roma para pelear contra los asesinos más peligrosos del mundo.

Sus creadores han sido inteligentes y han tomado nota de los puntos débiles que señalamos los críticos. Si en la primera entrega la acción tardaba en llegar, en Pacto de sangre la secuencia de apertura es de las que te dejan sentado de culo. Vamos, que no hay tregua ni elección de casting que no esté medido a la perfección para cortejar a los amantes del género: tenemos el cameo de Franco Nero, a la inmensa diva Claudia Gerini en un papel excesivo y maravilloso que solo ella podría interpretar así y a Laurence Fishburne como un personaje inolvidable que puede dar mucho más de sí en futuras entregas de la saga.

Una de las razones de su eficiencia es la forma en la que la banda sonora y la planificación del rodaje engrasan la maquinaria para crear expectación ante los inminentes encuentros cara a cara. Aquí tenéis uno de esos momentos, que os ofrecimos gracias a un clip en exclusiva:

La fotografía de Dan Laustsen (La cumbre escarlata) es fiel al concepto original de Jonathan Sela recreándose a menudo en los fuertes contrastes, los brillos y las luces de neón.

John Wick: pacto de sangre es un exponente del cine de acción actual: para sí quisieran otras sagas mucho más costosas contar con la imaginación, el buen hacer, el ritmo y la contundencia de esta película, que, eso sí, ha duplicado su presupuesto en este segundo episodio. 

John Wick: pacto de sangre

Y esto de segundo episodio es una declaración de intenciones: John Wick: Chapter 2 es una secuela que no solo abre el abanico de lo que supimos acerca del pasado del personaje en el primero sino que sirve de amplificador a todo el universo que le rodea y nos aboca a un tercer episodio cuya fecha de estreno podría ubicarse en torno al mes de marzo de 2019 si los planes de Lionsgate siguen progresando a buen ritmo.

Está claro que hay imaginación y talento para ofrecer más horas de entretenimiento a una audiencia que no va a quedar empachada sino hambrienta de más.

John Wick: pacto de sangre

¡CUIDADO, SPOILERS! Incluso Keanu Reeves ha expresado en declaraciones a Deadline por dónde podría comenzar la trama de esa continuación: "Creo que el inicio de la película debería de mostrar a Wick tratando de escapar de Nueva York. Literalmente tratando de salir de la isla. Puede que pidiendo ayuda al Rey Bowery (Lawrence Fisburne) [...]. Tal vez el enfrentamiento entre The High Table y el Continental se recrudezca por el motivo de la salida de Wick, siendo el activador del enfrentamiento". FIN DE LOS SPOILERS.

Es evidente que esta película carece del factor sorpresa de la primera y se regodea en el exceso, pero es sin duda para dar lo que promete y mucho más (con alguna filigrana de guión que nos trae a la cabeza al mítico Tarantino, como cuando se describe cómo Wick mató a un hombre con un lápiz).

John Wick: pacto de sangre

Quizás los personajes de Riccardo Scamarcio y Ruby Rose se desinflen un poco y que alguna secuencia como la del salón de espejos peque de simplona, pero todo lo demás es tan bueno, tan divertido y está rodado con tal pericia que este festival de persecuciones, tiroteos, atropellos, prendas tácticas, armas letales y asesinos encubiertos merece ser recibido con los brazos abiertos.

John Wick: pacto de sangre tiene una fuerte personalidad propia y eleva la apuesta dejándonos atrapados en su red. ¡Deseando ver más de este ballet de muerte y destrucción!

Valoración

El retorno de John Wick es memorable desde la secuencia de apertura: todo un festín para los amantes de la acción y con un cliffhanger que nos deja pendientes de la tercera entrega de las aventuras de este impoluto asesino.

Hobby

83

Muy bueno

Lo mejor

Las secuencias de tiros, la contundencia de las escenas de acción, los atropellos y la imaginería en torno al Hotel Continental y la excomulgación.

Lo peor

Ni el villano ni sus secuaces están a la altura y la secuencia del salón de espejos carece de la originalidad y el ritmo del resto del metraje.

Lecturas recomendadas