Análisis

Pocket Card Jockey - Análisis

Por Gema_Musi
-

Versión comentada: 3DS

¡Llega el análisis de Pocket Card Jockey! Un juego para 3DS desarrollado por los padres de Pokémon que mezcla hípica y naipes de formas que jamás imaginaríais...

Escuchar las palabras "Game Freak" nos lleva a pensar en la gran saga, Pokémon. Se ha convertido ya en algo automático. No obstante, esta gran desarrolladora también sabe salir de esa casilla y nos trae otros juegos adictivos, quizá no tanto como Pokémon, pero lo suficiente para retenernos delante de la consola un buen rato. Este es el caso de Pocket Card Jockey, un RPG bastante peculiar que une la estrategia del mítico solitario con las carreras de caballos. 

 

 

 

En Pocket Card Jockey, al igual que en Pokémon, eres un joven novato cuyo sueño es llegar a ser el mejor en su terreno, en este caso un Jockey. Pero claro, no se nace sabiendo, y nuestro pequeño protagonista no sabe ni siquiera montar a caballo, así que, por consecuencia, se cae del caballo y muere. Sí, es un poco bruto nada más comenzar. Sin embargo, todos tenemos un ángel de la guarda, y el de nuestro joven Jockey, hace aparición para ayudarle a cumplir su sueño mientras está en trance. 

 

 

Tras tener una pequeña conversación con él, llegan a la conclusión de que, como solamente se le da bien jugar a las cartas, tendrá que jugar siempre bien al Solitario para que su caballo corra como ninguno y se haga así con el gran premio al que aspira. Parece un guión de una película de serie B, pero aunque no os lo creáis, el argumento y la dinámica del juego son así. Desde luego, a Game Freak no le falta imaginación. 

 

Al despertar, nos explicarán cómo jugar. A decir verdad, la explicación es bastante extensa hasta que nos deja jugar con libertad. Primero nos enseñan cómo jugar al solitario, y luego ya cómo funcionan las carreras. Es muy sencillo, ya que casi todo depende de los reflejos que tengamos a la hora de terminar el juego de cartas. Dentro de la carrera, hay varias fases a completar: la primera es la salida en la que tenemos que completar cuanto antes el juego de cartas para salir entre los primeros puestos. 

 

 

Después, hay distintas zonas de confort en las que correrá nuestro caballo y en la que aumenta o no la dificultad del solitario. Cada solitario tiene un tiempo determinado para ser completado, pero si no llegáis a hacerlo, no os preocupéis porque no se acaba ahí la carrera, sino que vuestro caballo perderá motivación para correr e irá mucho más lento que los demás. Cuanto mejor hagáis los solitarios de la carrera, más motivación tendrá vuestro caballo y más rápido correrá sin que le hagan falta potenciadores, que os cruzaréis en la pista, y así ganar. 

 

En Pocket Card Jockey, las estrategias no se quedan solamente en las carreras, porque depende de lo que hagamos en ellas, recibiremos como premio diferentes cantidades de dinero que nos ayudarán a obtener mejoras y caballos mejores. No tenemos el coleccionismo que hay en Pokémon, pero sí un gran elenco donde elegir para correr con el caballo más fuerte y veloz. Y no sólo podréis haceros con los mejores caballos comprándolos, también podéis haceros con ellos a través de códigos QR con vuestros amigos o con la función de StreetPass. 

 

 

Lejos de ser un juego algo loco que no pueda llamar la atención, Pocket Card Jockey nos ha sorprendido ya que es más adictivo de lo que uno se espera al comienzo de la partida. La nueva apuesta de los creadores de Pokémon es un pique continuo por querer competir contra uno mismo y tus propios reflejos. Una vez más, tenemos también una pequeña barrera entre medias, el idioma. Afortunadamente no hace falta saber mucho para jugarlo porque al final todo son carreras sin muchos diálogos. Game Freak ha sabido salir de su casilla "pokemaníaca" y crear un nuevo juego capaz de engancharnos, no tanto como Pokémon, pero sí lo suficiente para no dejar la consola en un buen rato. 

 

 

Valoración

Game Freak ha vuelto a dar con la clave, no tanto como con Pokémon, pero sí lo suficiente como para engancharnos unas cuantas horas. Aunque está en inglés, una vez le pilléis el truco a las carreras, no tendréis problemas.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Es más adictivo de lo que aparenta. Te empuja a mejorar tus reflejos para ganar las carreras.

Lo peor

Después de varias horas, puede hacerse repetitivo y no motiva para seguir. No tiene multijugador.

Lecturas recomendadas