Final Fantasy XIV Online: guía de consejos y todo lo que debes saber para empezar a jugar

Final Fantasy XIV
Te damos a conocer los fundamentos básicos para empezar a jugar a Final Fantasy XIV Online, una de las entregas enfocadas a la vertiente en línea y multijugador, y en la que requieres una serie de consejos iniciales para sacar un mejor partido.

Si quieres empezar a jugar a Final Fantasy XIV Online, uno de los títulos de la licencia enfocados a la modalidad en línea, antes requieres conocer una serie de consejos y fundamentos indispensables para que inviertas bien tu dinero si piensas suscribirte.

Si bien la licencia Final Fantasy ha nacido para ser un título eminentemente para un jugador dentro de una profunda narrativa y una jugabilidad excelsa, lo cierto es que Square Enix ha ido entrando en la modalidad online multijugador con otras entregas y la última es Final Fantasy XIV Online.

Nunca es tarde para empezar a disfrutar de Final Fantasy XIV Online pero es cierto que aquellos jugadores que jamás hayan disfrutado de una experiencia en línea puede que se les acabe atragantando el título, y es por ello que vamos a ofrecerte una serie de conocimientos previos que deberías entender para saber si te interesa entrar a esta aventura.

Echa un vistazo a estas figuras de Final Fantasy en Amazon

Final Fantasy XIV Online: guía de consejos y todo lo que debes saber para empezar a jugar

Es el momento adecuado para empezar a jugar

Aunque el título ya lleva en el mercado desde hace bastantes años, recientemente se lanzaba su nueva expansión y por lo tanto hay un montón de novedades que se han incluido durante los últimos meses. Es por ello que gracias al estreno de Shadowbringers hay un montón de nuevos jugadores que quieren volverse a introducir a esta experiencia jugable.

¿Tengo que suscribirme?

Se requiere suscripción, pero no al principio. Puedes empezar probándolo completamente gratis hasta llegar al nivel 35, y a partir de ahí pensar si seguir mediante una suscripción.

Final Fantasy XIV

Evidentemente también la expansión que requieras necesitas adquirirla por separado, incluso hay varias ediciones pensadas para principiantes que te otorgan una serie de bonificaciones. 

No se requieres de una suscripción a PlayStation plus porque ya estarías pagando una suscripción por separado.

Elige un servidor

El servidor es el mundo en el que va a convivir tu personaje y en el que realizarás la aventura.

Es recomendable que elijas un servidor que esté en tu propia región, dado que si estás en Europa elige un servidor europeo.

Creación del personaje

No es un aspecto en el que deberías preocuparte al principio, dado que por ejemplo la raza no importa y no tiene relación en las estadísticas, e igualmente tampoco afecta a la deidad elegida. Date cuenta que la clase inicial que escojamos solo nos va a posicionar en qué ciudad comenzar y eso solo importa para los primeros 15 niveles.

También puedes ir cambiando la apariencia más adelante con una serie de elementos que podrás comprar en la tienda o incluso recibir de manera gratuita.

Final Fantasy XIV

Tres diferentes roles

  • Tenemos el rol de DPS que significa daño por segundo y estas clases están pensadas para causar el mayor daño posible. Dentro de los anteriores se dividen entre los ataques a corta distancia y los ataques a larga distancia.
  • Luego tenemos el rol del sanador, que viene a realizar temas de sanación y también estados alterados. También evidentemente podrás hacer daño con esta clase de personajes gracias a una serie de hechizos, así que podrá sanar y también atacar.
  • Y finalmente el rol de tanque, que siempre va al comienzo del equipo para servir como defensa pero también para debilitar a los enemigos que nos encontremos.

¿Qué clase o trabajo elijo?

En principio elige la que más te guste, dado que al final están todas muy bien niveladas y no destaca ninguna sobre otra.

Hay diferencias muy leves entre cada una de ellas, y si bien hay una serie de clases que pueden ser mejores en ciertos enfrentamientos, en realidad esa diferencia no la vas a notar si estás bien especializado en un trabajo o en una clase.

Puedes elegir hasta nueve clases y es recomendable que leas cada una de ellas para saber si se adaptan a tu forma de jugar. Date cuenta que alguna de estas clases no podrás disfrutarlas hasta que alcances cierto nivel o estés suscrito.

Final Fantasy XIV

A partir de cierto nivel podrás visitar una serie de lugares donde podrás empezar con otra clase.

Mejor sistema de control

Si está jugando en ordenador usa sin ninguna duda el teclado y el ratón dado que es tu mejor opción, y si estás jugando en PlayStation 4 opta por lo mismo.

De esta manera, te aconsejamos que utilices un ratón y un teclado compatible con tu PlayStation 4 para disfrutar de esta experiencia jugable.

¿Cómo debería empezar a jugar?

Una vez que hayas elegido al personaje y el periodo de prueba o suscripción, es recomendable que hagas la historia de manera natural y todas las misiones secundarias que te encuentres.

También haz las misiones de trabajo mientras estás disfrutando de la experiencia, hasta que alcances el nivel máximo que te permita jugar gratuitamente y a partir de ahí pensar si quieres la suscripción.

Hay bastante libertad y misiones en el mundo del juego y haz todo hasta que te unas a tu primera compañía.

Consejo para las primeras horas: El salón del novato

Final Fantasy XIV

Es recomendable que te pases por el salón del novato, una herramienta de entrenamiento.

Lo vas encontrar disponible en cualquiera de las principales ciudades junto con el personaje secundario llamado Smith.

Si realizas un entrenamiento con este personaje, obtendrás muchísima ayuda y aprenderás bastante. Además también te va acabar ofreciendo una armadura de nivel 15 que puede durar al menos cinco niveles y encima te ofrecerá un anillo que aumenta la experiencia hasta el nivel 30.

Únete a una compañía

Cuando ya lleves unas cuantas horas es el momento de unirte a una compañía para jugar con otras personas, y realizar tareas cooperativas. Para unirte a estas compañías debes haber recibido previamente una invitación o bien lanzar una para quizás ser aceptado. Una vez que seas aceptado a una compañía gratuita se te abrirán otras tantas opciones nuevas donde por ejemplo podrás intercambiar objetos con el resto de los miembros.

A partir de ahí, ya tendrás diversión prácticamente infinita, no solo habiendo superado las misiones principales, sino también las secundarias y estarás dentro de un grupo donde ya empezarás a contar con mayores responsabilidades en este mundo cambiante.

Y además