Rust
Te ofrecemos una lista de los mejores trucos y consejos que debes aprenderte antes de empezar a jugar a Rust, un título de supervivencia que ahora mismo está pegando muy fuerte en PC y que está a punto de llegar a consolas.

Uno de los títulos que han resucitado es Rust, un programa de supervivencia que se lanzó hace ya unos cuantos años atrás en ordenadores, pero que se ha ido perfeccionando durante los últimos meses, y esa popularidad hará que cuente con versión próxima en consolas.

Si tienes curiosidad por saber de qué trata Rust y cómo empezar a jugarlo, nosotros vamos a ir preparando el terreno apocalíptico para que cuando sea el momento puedas empezar a disfrutar de esta aventura con las principales armas e ingredientes para no caer a la primera.

Y es que dentro de esos trucos y consejos que debes leer antes de empezar a jugar a Rust, vas a conocer cómo construir una base, cómo se elaboran distintos componentes, el acceso a servidores, armas y otros tantos consejos.

VIDEO

Rust - Tráiler de anuncio para consolas

Rust: trucos y consejos que agradecerás saber al empezar a jugar

Escogiendo un buen servidor

Tenemos tres tipos de servidores como es el oficial, el comunitario y el modificado.

Rust

Los servidores oficiales y comunitarios cuentan con una tasa de recopilación de 1X y son los servidores básicos. Los puedes utilizar desde ya, pero están más pensados para jugadores que lleven ya ciertas horas de experiencia al título.

Como esta guía está dedicada para las primeras horas, nosotros te aconsejamos que utilices un servidor de población más bajo y algo modificado que te va a permitir aprender lo básico de forma mucho más rápida y sencilla.

Debes empezar farmeando

Lo más directo y básico es ir a por las distintas rocas que puedes encontrar en los primeros minutos en la partida, y también árboles y otro tipo de nodos para obtener recursos adicionales. Puedes ir a por metal y azufre que tienen un color diferente respecto a los de piedra. Date cuenta que la cantidad de recursos que puedas obtener va a depender del nivel de la herramienta que estés utilizando en ese momento.

Rust

Ahora a construir nuestra primera base

Cuando hayamos obtenido una gran pila de recursos previos es momento de construir una base. La base es ideal porque gracias a la misma podemos almacenar todos los recursos y recompensas para que nadie nos lo roben.

Debes hacer uso del plano de construcción haciendo clic derecho para ir cambiando la estructura que estás construyendo. Con el botón izquierdo vas a ir colocando las distintas estructuras que tengas seleccionadas.

Rust

Si bien puedes construir la base con ramas, nosotros te aconsejamos que apuestes por madera o piedra en un primer momento, al menos en los lugares que quieres proteger más.

Uno de los momentos clave a la hora de elaborar nuestras bases es que debemos intentar que otros jugadores no entren en la misma. Para ello usa materiales de mayor calidad. Por otra parte, cuando hagas una puerta debes formar una esclusa de aire para evitar que otros jugadores te maten mientras entran a la base. También coloca cerraduras con llave en las puertas y apuesta por el armario de herramientas desde el principios.

Elaborando otros componentes

Los componentes son clave en la aventura, y gracias a los mismos podremos elaborar otro tipo de artículos que van a mejorar nuestra base y el nivel del personaje.

Vas a poder encontrar todos estos componentes en los barriles y cajas que yacen por todo el páramo o incluso en las ciudades alrededor del mapa. Date cuenta que los componentes que recolectas los vas a poder reciclar en chatarra, metal, metal de distintas calidades y telas utilizando los recicladores que te encuentras en la ciudades.

Rust

Con la chatarra vas a poder crear un banco de trabajo, que lo vas a poder utilizar para crear elementos más importantes y que posteriormente puedes investigar para habilitar la creación de nuevos objetos y estructuras.

Hay tres niveles del banco de trabajo, y cuanto más alto, más elementos distintos y mejores podrás fabricar, aunque pidiendo en su contra muchos más materiales.

Date cuenta que no podrás crear elementos hasta que tengas el plano en particular de un artículo, y estos planos de los artículos los vas a encontrar o bien a lo largo del Páramo o bien derrotando a otros jugadores.

Es momento de las armas

Dejado para el final el tema de las armas porque es lo último que deberías fabricar, al menos las avanzadas.

Evidentemente deberás deshacerte de esos jugadores molestos que quieran entrar a tu base o que te ataquen por el páramo.

Uno de los problemas que te vas a encontrar en Rust es el tema del retroceso de las armas, que es mucho más realista y pronunciado respecto a otros títulos similares. Puedes practicar cada una de las armas en los distintos servidores de entrenamiento de puntería. Intenta primero crear cosas básicas como armas de fuego y escopetas, y poco más al principio.

Rust

Date cuenta que la mayoría de las armas las debes encontrar primero y después investigarla para poderla fabricar.

Pero en tus primeras horas te aconsejamos que fabriques una lanza para no caer a la primera. Se trata de una lanza de madera que es una herramienta barata y eficaz para derrotar a los primeros oponentes que te encuentres.

También deberías crear un hacha pero enfocado a la recolección, para que puedas derribar rápidamente árboles y plantas y obtener grandes sumas de madera para construir nuestra base.

Por último queremos darte un consejo para no caer en una trampa: jamás cocines por la noche. Recuerda que si cocinas por la noche atraerás tanto seres extraños como también otros jugadores humanos que podrían sorprenderte, y más durante las primeras horas de juego así que evita dicha acción cuando caiga la noche.

Ahora ya sabes los mejores trucos y consejos que agradecerás saber al empezar a jugar a Rust, un título de supervivencia que está a punto de llegar a consolas.

Y además