Ir al contenido principal

13 horas pulsando F5 para conseguir una PS5 para su hijo

Dispositivos para reservar una PS5
Un padre británico requirió de 13 horas pegado a ocho monitores para asegurar una reserva de la PS5 que le había pedido su hijo.

Si has sido uno de los afortunados en conseguir una PS5 seguro que te ha costado bastante teniendo que madrugar o incluso quedarte bien tarde por la noche para intentar reservar una de las pocas unidades que había en el mercado.

La primera remesa de PS5 llegó el pasado 19 de noviembre para aquellos que reservaron en septiembre, pero ese mismo día se abrieron nuevas reservas para recibirlas a mediados del mes de diciembre, la última oportunidad que tendrán personas de todo el mundo para conseguir su ansiada PS5 antes de que concluya el año, para cumplir con todos los deseos de sus hijos para estas Navidades.

Seguro que todos tenemos una historia diferente relativa a nuestra reserva de PS5, pero queremos hacernos eco de un padre británico que ha necesitado hacer uso de hasta ocho dispositivos electrónicos, y refrescando la pantalla de cada uno de ellos durante 13 horas, para conseguir una mísera reserva.

Según cuentan desde el Birmingham Mail, Stephen Hill de Walsall en Reino Unido estuvo online desde la medianoche del día de lanzamiento tratando de conseguir una de las pocas reservas que se van a recibir a mediados de diciembre. En concreto pasó 13 horas y 20 minutos actualizando constantemente ocho pantallas hasta que consiguió reservar una PS5 para su hijo Harrison, de ocho años.

Pero no lo tuvo fácil, porque para ello se valió de un ordenador portátil, un teléfono móvil, cinco iPad y un ordenador de sobremesa con dos navegadores abiertos. En cuanto llegó la medianoche del día del lanzamiento europeo de PS5 saltaron las reservas en Reino Unido.

Previamente había guardado enlaces directos a docena de sitios web incluidos Game y Amazon, incluso siguió en directo la disponibilidad de las consolas. Después de mucho clic, y de quemar prácticamente el botón F5, consiguió una reserva a la 13:20pm del mediodía, con lo que estuvo 13 horas y 20 minutos online sin parar de refrescar la pantalla.

La demanda de la consola era alta, pero yo estaba muy decidido”, señala Stephen, padre de 39 años y que previamente ya había conseguido reservar la Xbox Series X para otro de sus hijos. “En esta época del año, todos los niños quieren jugar a los juegos más recientes, y siempre que sale uno nuevo, es el mismo proceso. Es lo que los chicos me habían pedido y como padre quieres darles lo que quieren”.

[Imagen de portada: Stephen Hill]

Y además