Akira - ¿Por qué sufre tantos retrasos la película de acción real?

Akira

La adaptación del manga de Akira a acción real ha sido uno de los proyectos más largamente esperados... y retrasados de la historia. el manga de Otomo Katsuhiro tuvo una adaptación a película de anime en 1988 que fue dirigida por el propio Otomo, y rápidamente se convirtió en una película de culto para los fans del anime, del manga, y de la ciencia ficción post-apocalíptica. Sin embargo, desde que comenzaron los planes para realizar una adaptación de la película en acción real, la cosa no ha hecho más que retrasarse.

Disfruta del mes de prueba de Amazon Prime Video y ponte al día con las mejores series y películas de la plataforma ...¡Gratis!

En primavera, el director de Thor Ragnarok, Taika Waititi, asumió las tareas de dirección del remake de Akira en acción real y un compromiso inicial de estrenar la película en 2021. Claro que las fechas de estreno de Warner se mueven más que los paneles informativos de un aeropuerto. Cuando el director asumió también las tareas de dirección de Thor: Amor y Trueno, la película se retrasó de forma indefinida. Sin embargo, este no es el principal motivo por el que la película de acción real de Akira sufra tantos retrasos.

Uno de los principales motivos es la densidad de la historia. El manga de Akira es muy denso y detallista, con seis volúmenes llenos de datos y con todo tipo de subtramas. La película de anime de 1988 obvió muchos de estos temas y se ofreció una versión muy simplificada, pero Waititi dijo que quería producir una versión fiel al manga, lo que se antoja difícil de condensar en una sola película de 2 horas de duración.

Akira

Además, tanto el manga como el anime de Akira ofrecen algunas de las escenas más complejas, como la conversión de Tetsuo en una masa mutante gigante o la fase de la pesadilla viviente provocada por los sujetos con poderes psiquicos. Si bien este tipo de escenas no son algo novedoso para un estudio como Warner, si que disparan el presupuesto, y se corre el peligro de que el resultado sea una chufla en CGI. Luego ya está la manía yankie de ambientar todas las películas en territorio estadounidense, alegando que ambientar la película en Japón no atraerá al público occidental, así que igual ni llega a aparecer Neo Tokio en el filme.

De momento el remake en acción real de Akira está en stand by, habrá que ver por dónde va la cosa en los próximos meses... o años... o décadas...

Y además