Ir al contenido principal

Un artículo revela un Michel Ancel déspota y errático durante Beyond Good & Evil 2; este lo tilda de fake news

Beyond Good and Evil
Sale a la luz un demoledor artículo que revela graves problemas en el desarrollo de Beyond Good and Evil 2... y muestran a Michel Ancel como un director ausente, errático, omnipotente y tóxico. Por su parte, Ancel lo califica de "fake news".

La semana pasada supimos que Michel Ancel, uno de los veteranos de Ubisoft, creador de Rayman y Beyond Good and Evil, abandonaba la compañía y toda la industria del videojuego... para centrarse en un santuario de animales salvajes.

La noticia nos pilló por sorpresa... y según un demoledor artículo, pudo haber gato encerrado. El medio francés Libération, que el pasado julio ya publicó un artículo sobre el ambiente tóxico de Ubisoft, ha publicado un nuevo artículo que desvela el lado más oscuro del creativo francés (vía Resetera). Posteriormente, Michel Ancel se ha defendido del mismo, calificándolo de fake news. Pero vamos por orden.

El desarrollo de Beyond Good and Evil 2 comenzó hace siete años, y la enorme escala del proyecto (una aventura interplanetaria) se tornó demasiado ambiciosa para el equipo de Ubisoft Montpellier, que además acababa de salir de la debacle de Rayman Legends, en 2013.

De equipos de 30 o 40 personas, se ha pasado a más de 250, con varios equipos involucrados...y según los empleados entrevistados por Libération, con una supervisión errática de Ancel, que además solo trabajaba en él a tiempo parcial (dedicando la otra parte de su tiempo a Wild, otro juego también en desarrollo desde hace seis o siete años y que aún no ha salido a la venta).

michel ancel

Libération presenta la faceta más oscura de Michel Ancel

Según los testimonios de empleados de Ubisoft, Ancel ostentaba un poder omnipotente que ejercía de forma arbitraria, a expensas de los trabajadores. Enormes cantidades de trabajo se tuvieron que tirar a la basura (mencionan incluso que los tráilers mostrados hasta ahora se hicieron a medida, apresuradamente y no mostraban en absoluto el estado del juego).

De hecho, durante su estelar anuncio en el E3 2017, el juego apenas estaría en fase conceptual, con un motor gráfico completamente nuevo (a petición expresa de Ancel) que nadie sabía dominar. Cualquier decisión, por nimia que fuera, debía pasar el visto bueno de Ancel, que generalmente no daba el brazo a torcer, y prefería improvisar algo él mismo que aceptar el trabajo de los demás. "Con frecuencia, semanas o meses de trabajo se tiraban a la basura en cuestión de segundos".

"Era capaz de decirte que eras un genio, que tu idea es genial, y luego desmontarte en reuniones diciendo que eres un trozo de mierda, que tu trabajo es inútil, y después no hablarte durante un mes."

 

 

Esta desmoralizante y erosiva dirección de Ancel provocó, naturalmente, un ambiente de trabajo tóxico, con frecuentes bajas por depresión, peticiones de traslados y dimisiones. Pero las quejas rara vez transcendió a los supervisores de recursos humanos, por miedo a represalias... o porque preferían abandonar el proyecto directamente.

A pesar de que Ancel cada vez estaba más descolgado del proyecto, siguió manteniendo su crédito como director creativo hasta el día de su dimisión. En parte por razones de márketing (seguía siendo la cara pública de la IP, de cara, por ejemplo, al anuncio de una película de Beyond Good and Evil en Netflix). En parte, según sugiere el artículo, por ser el protegido del CEO, Yves Guillemot.

La situación se volvió más surrealista cuando, los últimos años de su desarrollo, Serge Hascoet, por entonces director creativo de todo Ubisoft, descentralizó la dirección del proyecto en diferentes directivos con el fin de "rodear y controlar a Ancel", lo que provocó que este se descolgara más del proyecto, llegando a sentir que ya no era su juego (por ejemplo, no estuvo en Los Angeles en la presentación del E3 de 2018).

La ausencia de Ancel tampoco ayudó a encauzar el desarrollo, que pasó a tener una inusual (y deshumanizante) jerarquía con hasta 18 mánagers, todos hombres (y una mujer que se unió este verano). Describen la situación como "una lucha de egos" y un "síndrome del superhéroe", en el que "cada nuevo ejecutivo al mando intentaba tomar el control y ser "el salvador de BG&E2".

Con innumerables recursos gastados durante seis años en un proyecto que no daba frutos, el juego estuvo a punto de ser cancelado definitivamente en enero de 2019. Se salvó con la promesa de ofrecer una demo jugable en un año, cosa que lograron... solo para frenar de nuevo el impulso por culpa de la Covid-19.

Este verano, sin embargo, ha sido diferente. Casos de acoso sexual, abusos de poder y conducta inapropiada empiezan a destaparse por todos lados en Ubisoft. Las historias revelan una estructura de poder en la que las cabecillas de todos los estudios de Ubisoft, y a sabiendas del CEO Yves Guillemot, se protegieron entre ellos para evitar que estos casos salieran a la luz... hasta que no se pudo ocultar más y el propio Guillemot tuvo que salir a dar explicaciones.

Ahora, con las operaciones de depuración internas en Ubisoft, el equipo de Montpellier se dio cuenta de esta podría ser la verdadera oportunidad en la que Ubisoft arreglara el desaguisado en que se había convertido el desarrollo de Beyond Good and Evil 2. Michel Ancel fue objeto de estas investigaciones internas, aunque al parecer contaba con la protección de Guillemot, "cuya permanencia en Ubisoft no era negociable". Al fin y al cabo, cómo explica el artículo, Ancel y su Rayman fueron los principales responsables de impulsar a aquella Ubi Soft de finales de los 90 hacia donde están ahora.

Rayman

Sin embargo, no hizo falta hacer nada más. El propio Ancel "se hizo el hara-kiri", en palabras de Libération, y abandonó él mismo la compañía... según sugieren, oliéndose todo lo que estaba a punto de salir a la luz

Erwan Cario y Marius Chapuis, autores del artículo, explican que han hablado con quince empleados del estudio, a varios niveles del organigrama, y todos ellos apuntaron a la gestión problemática de Ancel para explicar el malestar generalizado en el equipo, y para explicar que, después de siete años de desarrollo, Beyond Good & Evil 2 acabe de salir de la fase de preproducción.

El artículo incluye una entrevista con Ancel realizada justo después de su dimisión, el viernes pasado... que tuvo lugar súbitamente, entre medias de la investigación de los periodistas de Libération sobre el problemático desarrollo del juego.

En aquella entrevista también descubrieron que Ancel fue objeto de las investigaciones internas de Ubisoft tras los escándalos de este verano.

Ubisoft Forward - Watch Dogs Legion y Assassin's Creed Valhalla

En la entrevista, Ancel reconoció la desilusión al abandonar un proyecto así. "Alguien que detiene un proyecto después de muchos años, es como si se fuera una parte de su vida". Incluso llegó a cuestionar si todo el proceso, tan ambicioso, mereció la pena como para "quemarse las alas". "Nos alistamos para ponernos en peligro, y ponernos en peligro singifica quemarte y estar triste".

Sin embargo, niega que supiera que había gente desmoralizada por sus cambios de opinión o con miedo a perder su trabajo por sus decisiones. Apunta a que la situación era mucho más compleja, y que el sufrimiento estuvo en los dos lados.

Beyond Good and Evil 2

Michel Ancel responde a las acusaciones: son fake news

La respuesta del ex de Ubisoft al demoledor artículo no se ha hecho esperar. En un nuevo post de Instagram, califica el artículo de "fake news", con "información falsa de algunas personas que quieren destruirle".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fake News Take few people with rage and jealousy and let them speak in the name of hundreds. Publish the news fast so that it combines with sexual harassment from other news at Ubi soft. I this serious? Is this what you expect from a national newspaper. I will fight for the truth because such accusations are a shame . I worked hard on every of my projects and always had respect for the teams. The accusations are wrong . 1- Toxic management : I am not managing the team. I bring a vision and producers and managers decide what to do , when and how. They are powerful people in the making of such a big projects. Why don’t the journalist speaks about them? 2- I always change my mind : false. E.g. I’ve spent years explaining why the city should not be re done from scratch. Hours explaining that characters were good enough and did not need to be redone . Same for planets and all. But sometimes some people in the team changed things despite my advices. Managers are here to solve this. 3- the 2017 demo was fake and was a video: false . The 2017 demo was solid and made possible the 2018 demo. As opposed to what is in the news, the 2018 demo had the right details , was using real streaming, procedural generation and was playable online. This was a masterpiece of technology. The news from liberation contains fake Informations revealed by few people who wants to destroy me and the projects . This can’t be done without me fighting every single lines of that news. I’ve offered the journalist the opportunity to take enough time to look at all the mistakes. Let’s see what he will do .

Una publicación compartida de Michel Ancel (@michelancel) el

Ancel acusa al medio de publicar la noticia a rebufo de sus otros artículos sobre los casos de acoso sexual en Ubisoft, y desmiente varios de los datos dados en el artículo. Explica que él no era jefe de desarrollo, sino que él ofrecía su visión a los productores y ellos decidían qué hacer, por tanto, no se le puede acusar de un liderazgo tóxico. 

También niega que intentara continuamente provocar cambios en el desarrollo, y que estuvo años explicando que la ciudad y los personajes estaban bien y no necesitaban cambiarse. Además, explica que las demos de 2017 y 2018 eran sólidas y jugables, y las define como "obras maestras de la tecnología".

Por último, concluye que ha tendido su mano al autor del artículo para corregir los errores del mismo. Veremos en qué acaba todo este asunto.

Fuente: Liberation, vía Resetera

Y además