Bethesda habría denunciado a usuarios por vender juegos de segunda mano

Conferencia Bethesda E3 2017

ACTUALIZACIÓN: Desde Bethesda han informado que la medida solo afectará a aquellos juegos que se vendan como "nuevos" aunque tengan el precinto y sean de segunda mano.

Parece que la editora Bethesda podría haber emprendido una cruzada contra la venta de segunda mano. Tal y como vemos en Polygon, donde hablan de un usuario que habría sido denunciado por tener los productos de la compañía en venta.

Según el portal, Bethesda envió una carta a un vendedor que estaba tratando de vender en Amazon Marketplace una copia precintada de The Evil Within 2, exigiendo que la retirara del listado. La misiva incluía un número de teléfono específico, lo que sugiere que se podría haber enviado un mensaje similar a diversos usuarios.

En concreto, Polygon cuenta el caso de Ryan Hupp, con base en Philadelphia, a quien aparentemente, Bethesda le ha obligado a dejar de vender su copia de un juego que nunca abrió. "Compré el juego pero nunca lo desprecinté. Esperaba comprar PS4, pero gasté mi dinero actualizando el ordenador para convertirlo en un PC Gaming".

Guía para montar un PC Gaming por menos de 1000 euros

"A menos que retire todos los productos de Bethesda, desde su tienda, deje de vender todos y cada uno de los productos de Bethesda de inmediato e identifique todas las fuentes de productos de Bethesda que está vendiendo, tenemos la intención de entablar una demanda en su contra", se lee en la carta. Continúa diciendo que una demanda buscaría "devolución de ganancias, daños compensatorios, honorarios de abogados y costos de investigación y de otro tipo".

La carta fue enviada por Vorys, la firma legal de Bethesda, advirtiendo que el juego debía ser retirado y amenazando con realizar acciones legales si se incumplía. Vorys argumentaba que Hupp no era un "revendedor autorizado" y que por ende sería ilegal.

El usuario cumplió retirando el producto de la venta, pero respondiendo a Vorys que la reventa de productos con derechos de autor como libros, videojuegos o DVD está protegida en EE.UU por la doctrina de la primera venta, lo que permite a los consumidores vender un juego usado siempre que no se modifique significativamente su forma original.

Por su parte, Bethesda afirma que la venta del juego de Hupp no está protegida por la doctrina de la primera venta, porque no está vendiendo el juego en su forma original, lo que incluiría una garantía, y eso hace que sea "materialmente diferente de los productos genuinos" que se venden en los canales oficiales. Argumento que, según indican en Polygon, podría usarse con cualquiera que venda un juego usado sin permiso de la empresa.

Avance de DOOM Eternal y entrevista con los desarrolladores

Por último, entran en juego muchas dudas, ya que conocidas cadenas de videojuegos como GAME o Gamestop basan un gran porcentaje de sus ingresos en la compraventa de productos de segunda mano. Polygon se remite a la garantía de treinta días que ofrece Gamestop en productos usados.

Habrá que ver en qué desemboca toda esta situación y si sienta un precedente o se convierte en una mera anécdota.