Cierra Boss Key Productions, el estudio de Cliff Bleszinski

Siempre es una mala noticia el cierre de un estudio de videojuegos. Boss Key Productions, la empresa fundada por Cliff Bleszinski, ha cerrado sus puertas de forma definitiva, pocas semanas después de publicar Radical Heights, un battle royale que trataba de seguir la senda de Fortnite o PUBG.

El propio Bleszinski ha emitido un comunicado para anunciar el cierre de la compañía que fundó tras su marcha de Epic Games, donde fue uno de los desarrolladores de Unreal y el principal artífice de la saga Gears of War.

En su nuevo periplo no tuvo demasiada suerte, aunque trató de formar equipo con "algunos de los mejores talentos de la industria". Ninguno de los dos trabajos de Boss Key Productions ha tenido el apoyo del público.

Primero lanzaron Lawbreakers, un hero shooter que pretendía seguir el éxito de juegos como Overwatch, pero que "desafortunadamente no consiguió lograr la atención". Un hecho reflejado en el escaso número de jugadores que tenía el juego, algo vital para una propuesta de tal calibre.

Por su parte, Radical Heights fue lanzado hace dos semanas "en un último intento desesperado de hacer nuestra versión del género battle royale". El título no fue mal recibido, pero quizás haya sido demasiado tarde. Eso sí, por el momento, sus servidores seguirán activos.

CliffyB ha afirmado mediante Twitter que, por el momento se centrará en su familia y que se tomará un descanso, aunque espera volver a hacer un videojuego nuevo algún día.

Lecturas recomendadas