Esto es lo que costó hacer el remake de El Rey León

El rey león (2019)

Hoy llega a nuestros cines el remake del clásico animado de 1994, El Rey León, dirigida por Jon Favreau (El Libro de la selva, Iron Man) y con un elenco lleno de estrellas. El remake es una de las películas más esperadas del año y se anticipa que recaude cientos de millones, pero...¿cuánto ha costado producir la versión live action de El Rey León?

Hazte con la figura Funko Pop de Rafiki llevando en brazos a bebé Simba

El presupuesto de Disney Studios para El Rey León ha sido de 260 millones de dólares, con lo que la historia de Simba se convierte en el remake más caro de Disney hasta la fecha. Los otros dos remakes que han visto la luz este año, Dumbo y Aladdin, costaron 170 millones la primera y 183 la segunda. Aunque a primera vista choque la diferencia, la cosa cambia cuando recordamos que El Rey León es, al final, una película de animación. El nivel técnico y acabado de la animación realista en CGI es impresionante por parte de los animadores de Disney, que han creado tanto a los personajes como los escenarios de la sabana africana. La fotografía principal de la película comenzó en 2017, lo que significa que la post-producción ha sido larga y ha conllevado el grueso del presupuesto.

La tecnología usada en el remake de El Rey León significa un antes y un después para la industria de la animación, combinando realidad aumentada y captura de movimiento. Favreau ha mejorado todo lo que aprendió grabando El libro de la selva, y, a pesar del coste, sin duda podemos esperar que más estudios se sumen al uso de esta tecnología en el futuro para conseguir este acabado tan realista, ya sea en películas animadas o en post-producción para películas en acción real.

El Rey León, con las voces de Donald Glover, Beyoncé, Chiwetel Ejiofor, James Earl Jones, Seth Roger y Billy Eichner en su versión original ya se puede ver en las salas de cine de España. Para los que todavía tengáis que esperar un poco para disfrutarla, aquí tenéis nuestra crítica para haceros a la idea de qué esperar.

 

Y además