Ir al contenido principal

Las dificultades de Tom Hardy y Charlize Theron para rodar Mad Max: Furia en la carretera

Mad Max Furia en la carretera

Dentro del cine de acción reciente, sin duda una de las películas más valoradas tanto por la crítica como el público ha sido Mad Max: Furia en la carretera, película realizada por George Miller en 2015 y protagonizada por Tom Hardy y Charlize Theron, la cual llegó a ganar un total de seis premios Oscar. Sin embargo, no todo fue camino de rosas en el proceso de rodaje de la película, presentándose ciertas dificultades a sus protagonistas.

Así lo contaban Tom Hardy y Charlize Theron en una reciente entrevista para The New York Times, donde detallaron algunas de las dificultades que tuvieron durante el rodaje de la película Mad Max: Furia en la carretera. "Como todo lo que tiene algo de valor, viene con sentimientos complicados. Siento una mezcla de alegría extrema de que hayamos logrado lo que hicimos, y también tengo un pequeño agujero en el estómago. Hay cierto nivel de trauma relacionado con el rodaje de esta película que todavía está ahí para mí", declaró Charlize Theron.

La nueva entrega de Mad Max tuvo un rodaje problemático, en buena parte debido a la gran ambición de George Miller. Uno de los principales puntos de tensión entre sus dos protagonistas fue provocado por la compleja naturaleza y la técnica del rodaje para hacer que las escenas funcionaran, incluyendo una actuación convincente por parte de sus intérpretes, sobre todo para Hardy, quien estaba asumiendo un papel que Mel Gibson hizo famoso en la trilogía original.

"Debido a la cantidad de detalles que teníamos que procesar y el poco control que uno tenía en cada nueva situación, y lo rápido que fueron las tomas, se necesitaron pequeños fragmentos de momentos de la historia para que el corte final funcionara, nos movimos rápido, y fue a veces abrumador. Uno tenía que confiar en que la imagen más grande se mantenía unida", comentó Tom Hardy.

"En retrospectiva, no tenía suficiente empatía para comprender realmente lo que debía haber sentido al meterse en los zapatos de Mel Gibson", añadió Theron. "¡Eso es aterrador! Y creo que debido a mi propio miedo, estábamos levantando muros para protegernos en lugar de decirnos el uno al otro: 'Esto es aterrador para ti, y también es aterrador para mí. Seamos amables el uno con el otro'. De una manera extraña, estábamos funcionando como nuestros personajes: todo se trataba de supervivencia".

"Creo que, en retrospectiva, estaba en mi cabeza de muchas maneras", continuó Hardy. "La presión sobre los dos era a veces abrumadora. Lo que ella necesitaba era una mejor, quizás más experimentada, compañera en mí. Eso es algo que no se puede falsificar. Me gustaría pensar que ahora que soy mayor y más feo, podría estar a la altura de esa ocasión".

A pesar de toda la tensión acumulada en el rodaje de Mad Max: Furia en la carretera, los actores han llegado a expresar su admiración hacia el otro y han dejado atrás todos esos conflictos cuando la película se lanzó en los cines, lo cual está bien, ya que George Miller continúa trabajando en la franquicia, de la que se comenta que realizará nuevas secuelas y una película spin-off centrada en Furiosa, el personaje de Charlize Theron.

Y además