No te diste cuenta, pero Salvar al soldado Ryan está llena de errores históricos

Salvar al soldado Ryan

A pesar de ser una película épica, y con una dirección impecable por parte de Steven Spielberg, Salvar al soldado Ryan tiene numerosos errores históricos.

Salvar al soldado Ryan es, para muchos, una de las mejores películas bélicas jamás filmada. Steven Spielberg dominó la taquilla con su recreación del Desembarco de Normandía y la búsqueda del único superviviente de varios hermanos que habían sido enviados al frente.

A pesar de la calidad evidente que ofrece tener a un director con películas como La lista de Schindler o Indiana Jones y la última Cruzada al frente del proyecto, Salvar al soldado Ryan no quedó exenta de errores históricos.

Tal y como recoge Looper, la película obvió uno de los grandes problemas del ejército alemán: el sobrecalentamiento de las armas. Las MG 42 de los búnkeres alemanes disparaban como si no hubiese un mañana, pero había una directriz en el ejército que ordenaba hacer paradas para que el cañón se enfriase. En la película habrían explotado.

La escena en que el coronel interpretado por Bryan Cranston recibe la noticia de la muerte de los hermanos Ryan, incluye un mapa que no fue utilizado por el ejército estadounidense, que optaron por el modelo de Richard Edes Harrison.

En el ámbito de vestuario y maquillaje también encontramos algunas discrepancias históricas. El corte de pelo de los soldados alemanes, por ejemplo, no se corresponde con los estándares militares en la Wehrmacht.

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Estas son las mejores tablets para ver películas y series

Si sueles ver series cuando viajas o en varias partes de casa, estas tablets pueden ser buenas compañeras para el consumo de entretenimiento.

Ver listado

En Salvar al soldado Ryan aparecen rapados, pero lo habitual era que luciesen un corte más militar, tipo cepillo, como lo conocemos.

Los uniformes de los aliados también dejaron evidentes fallos, especialmente en las botas de salto (todas debían ser marrones antes de los años 50) o las insignias de los cascos que no se correspondían con el regimiento correcto.

El P-51 Mustang que aparece en los últimos compases de la película muestra los colores del 78th Fighter Group. Si bien esa ala de combate utilizó los P-51, no recibirían los aviones hasta diciembre de 1944, meses después del día D.

El avión, además, ataca a las unidades alemanas en trayectoria hacia sus propios aliados, una maniobra prohibida en la Fuerza Aérea por poner en riesgo a los aliados con "fuego amigo".

Hay otros errores, claro, como balas que ignoran la entrada en el agua y siguen siendo letales durante varios metros, depósitos de lanzallamas explosivos, o la forma en que se obvia al resto de países implicados en el Desembarco de Normandía.

Obviamente, no son detalles que afecten al resultado de la película a ojos de un espectador del gran público, pero los aficionados al mundo de la militaria notarán que muchos de ellos son, como mínimo, corregibles. Claro que no será ni la primera ni la última producción con este tipo de errores, ahí tenéis Vikings...

Y además