Ir al contenido principal

Ha muerto Ned Beatty, uno de los actores más prolíficos de Hollywood y el entrañable Ottis en Superman

Ned Beatty

Ned Beatty, con más de 100 películas en su filmografía y con su icónico recuerdo como Ottis en la película original de Superman, ha muerto a los 83 años de edad.

Iniciamos la semana con una triste noticia que, de hecho, se producía hace ya unos días. El pasado 6 de junio fallecía Ned Beatty a los 83 años. El prolífico actor murió en Los Ángeles por causas naturales, dejando tras de sí una importante carrera que le llegó a valer la nominación al Oscar, a dos Emmy y a un Globo de Oro

Beatty comenzó su carrera cantando góspel, y no tardó en dar el salto a los escenarios de Broadway, donde participaría en The Great White Hope, junto a James Earl Jones (Star Wars). Del teatro dio el salto al cine, donde debutaría en la película Defensa (Deliverance) junto a Jon Voight y Burt Reynolds.

Su trabajo en la película de Network como Arthur Jensen le valió la nominación al Oscar al Mejor Actor Secundario. También hizo sus pinitos en el mundo del doblaje, llegando a prestar voz a Lotso en Toy Story 3, por ejemplo.

Disney Plus: precio, cómo registrarse y ver online

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

Uno de los papeles más entrañables de Ned Beatty es el de Ottis Berg en las películas originales de Superman. Aportando al personaje un toque torpe y bobalicón, Ned Beatty hizo suyo al lacayo del Lex Luthor de Gene Hackman. Y es que Ned Beatty tenía tablas para saltar del drama a la comedia con gran facilidad, algo que muchos de sus compañeros de reparto aplaudieron durante su prolífica carrera, que ha dejado más de 100 créditos en su haber, tanto en cine como en televisión.

Superman - Ottis y Lex Luthor

Desde la redacción de Hobby Consolas queremos expresar nuestro más sentido pésame a la familia y amigos de Ned Beatty. Descanse en paz.

Y además