Uno de los mayores admiradores de Stan Lee era una leyenda de la Historia del Cine

La amista entre Stan Lee y Federico Fellini

¿Qué leyenda de la cinematografía internacional era el mayor admirador de Stan Lee? Os contamos la historia detrás de una profunda y sincera admiración.

Una de las mayores leyendas de la Historia del Cine también era uno de los mayores fans de Stan Lee. La figura del emblemático "creador" de Marvel Comics no se quedaba exclusivamente en su industria, sino que trascendió a otras disciplinas culturales. Su talento innato y su imaginación desbordante atravesaron fronteras de todas las índoles.

Resulta que Federico Fellini fue uno de los mayores admiradores de Stan Lee. Estamos hablando no solo de un icono del cine italiano, sino uno de los cineastas más importantes de toda la historia. Una leyenda del séptimo arte. Un nombre inmortal que dejó su huella sobre la eternidad con filmes tan extraordinarios como La Dolce Vita (1960).

Sin embargo, a Federico Fellini no le interesaba solamente el cine, sino que también puso los ojos en los cómics. Su pasión por las viñetas le llevó al Universo Marvel. De allí, a la figura de Stan Lee. De este creador, a su necesidad de conocerlo en persona. Un par de llamadas, una reunión de urgencia y el nacimiento de una sincera y bonita amistad que duró toda la vida.

¿Cómo surgió la amistas entre Stan Lee y Federico Fellini?

La historia de amistad entre Federico Fellini y Stan Lee es uno de esos cuentos que bien podrían haber sido retratados en una película. El cineasta era un amante de los superhéroes en Italia. En 1965, mientras visitaba la ciudad de Nueva York, el artista italiano enfermó. Encamado y aburrido, le pidió a su asistente que le trajese algo de leer durante la recuperación.

Conociendo el gusto de Fellini por los cómics, el asistente le llevó una pila de tebeos de Marvel. El cineasta se enamoró de su universo en cuestión de minutos. Le encantaban Spider-Man y Hulk, pero en líneas generales se había enamorado del mundo de Marvel. Por eso quiso organizar una reunión con Stan Lee y su equipo de guionistas.

Federico Fellini llegó a las oficinas de Marvel acompañado por un séquito de personas y, a través de un traductor, pudo charlar con Stan Lee sobre el mundo de los cómics. Aquella conversación fue seguida por muchas otras y, finalmente, se hicieron amigos. Una amistad histórica y legendaria.

 

Cuentan los que conocieron a ambos artistas que Stan Lee se quedó en la villa italiana de Federico Fellini cuando el creador de Marvel Comics viajó a Europa. Y, cuando Fellini regresó a Nueva York, Stan Lee lo acompañó a ver un musical de Broadway.

Y además