Ir al contenido principal

Esta es la mejor postura para jugar y ganar a FIFA 21 según la ciencia

Gamer

Ahora la ciencia tiene la respuesta: inclinarse hacia delante ayuda a la concentración y a un mejor rendimiento en las partidas.

Seguro que has disfrutado de cientos y cientos de partidos a FIFA 21, con algunos resultados satisfactorios y algunas derrotas humillantes, pero quizás lo que nunca has observado es la postura ideal perfecta que utilizas inconscientemente a la hora de conseguir los mejores resultados, y ahora la ciencia te lo desvela.

Ahora un proyecto de investigación conjunta entre la aplicación de juegos para móviles Stakester y la Universidad de Leeds ha demostrado que inclinarse hacia adelante te da mayores opciones de victoria, pero siempre y cuando no se abuse de dicha postura.

En una encuesta realizada a 10.000 jugadores dio como resultado que casi el 80 % admitió inclinarse hacia delante durante los momentos de tensión a FIFA 21.

Inclinarse hacia delante le ayudará a mejorar la atención y la concentración, pero sin la postura correcta, especialmente de los músculos del tronco y el cuello, puede causar fatiga”, señala la doctora Andrea Utley, de la facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Leeds.

De los casi 8000 usuarios que habían confesado inclinarse hacia delante para jugar a FIFA 21, se descubrió que el 49,2 % lo hacía de forma natural, el 9,3 % lo hizo de forma deliberada y el 41,5 % descubrió que hacía más cosas.

Para intentar conseguir unos resultados más claros, el equipo de investigación reclutó 10 jugadores de FIFA 21, haciéndoles jugar un promedio de 8 a 10 horas a la semana, y se les pidió que se grabarán mientras jugaban un total de cinco partidos online.

Analizamos el movimiento y la posición del cuerpo de cada jugador en los vídeos. Observamos todos los eventos importantes que ocurrieron en el juego, a cómo reaccionaban los jugadores y la posición de su cuerpo cuando ocurrían cada uno de los eventos”, dicta el estudio.

Como conclusión, tras 50 partidos, señalaron que aquellos que se inclinaron hacia adelante durante los partidos anotaron 110 goles, más del doble de los 52 anotados por los jugadores que no se inclinaron hacia adelante.

No solo esta postura mejoraba el juego ofensivo, sino también el defensivo. Aquellos que no se inclinaron encajaron 70 goles en comparación con los 56 goles que recibieron los que se inclinaron hacia delante en tareas defensivas.

Eso sí, no conviene abusar de esta postura, dado que la investigación ha desvelado que cuanto más tiempo un usuario se inclina hacia delante, más rápido disminuye su rendimiento.

Y además