Ir al contenido principal

Michael J. Fox habla de cómo el parkinson ha afectado y afecta a sus habilidades para actuar

Michael J. Fox
Michael J. Fox padece PArkinson desde hace más de 30 años. El actor habla de cómo la enfermedad afecta a sus habilidades para actuar ante las cámaras.

La historia de Michael J. Fox, al igual que la de muchas personas que padecen la enfermedad de Parkinson, se convirtió hace mucho tiempo en una historia de superación, de no rendirse y de mantenerse en la lucha. En 1991, con la trilogía de Regreso al Futuro ya concluida, Fox hizo público el diagnóstico donde decía que padecía la enfermedad de Parkinson, un trastorno degenerativo que afecta al sistema nervioso central y que tiende a empeorar con el paso del tiempo.

Michael J. Fox ha continuado actuando durante todos estos años. Ha prestado su voz al querido ratón Stuart Little y hemos podido verlo en películas y series como Scrubs o Sucesor designado. Sin embargo, sus apariciones en estas producciones suelen tener un coste para el propio actor.

En una reciente entrevista con People, Michael J. Fox se ha sincerado sobre cómo afecta el Parkinson a su día a día como actor. "Mi memoria a corto plazo está destruida" admitía el actor asegurando que cada vez le cuesta más recordar algunas palabras y frases del guion en sus escenas.

Michael J. Fox ha hablado de lo difícil que se le está haciendo mantenerse en el mundillo, y asegura que se está decantando por una de sus aficiones, la escritura. El actor dice que sus habilidades para tocar la guitarra o dibujar han quedado en una sombra de lo que fueron, y que su capacidad para actuar debidamente está quedando mermada de igual manera. Asegura que escribir le encanta, y que es una salida creativa que le ayuda a diario.

Michael J. Fox

La verdad es que duele ver cómo afecta este tipo de enfermedades a la gente.

Y además