Morgan Freeman es acusado de acoso a sus compañeras

Parece que en lo tocante a los abusos hacia las mujeres de Hollywood no se libra ni el apuntador. Tras el escándalo acontecido por el ahora ex productor Harvey Weinstein (donde la actriz Asia Argento señaló recientemente los malos tratos sufridos por este en Cannes) han sido muchos los actores, productores y directores (no solo en Hollywood, sino también en el resto del mundo) cuyos propios escándalos han salido a la luz, más los que quedan, que no son pocos, por lo que parece. El último actor en ser acusado ha sido ni más ni menos que Morgan Freeman.

Según informa CNN, el ganador de un Oscar por Million Dollar Baby presuntamente llegó a comportarse de manera inadecuada, e incluso llegando a acosar sexualmente, a varias de sus compañeras de trabajo. Una asistente de producción alega que, durante el rodaje de la película Un golpe con estilo, el actor la sometió a tocamientos no deseados y a comentarios sobre su cuerpo y su indumentaria casi a diario durante varios meses. "En un incidente", comentaba, "Freeman siguió tratando de levantar mi falda y preguntándome si llevaba ropa interior. Alan (Arkin, uno de los protagonistas de la película) hizo un comentario diciéndole que se detuviera. Morgan se asustó y no supo qué decir".

Otra mujer, que fue miembro del equipo de producción de la película Ahora me ves declaró a CNN que Freeman le acosaba tanto a ella como a su asistente en numerosas ocasiones al realizar diversos comentarios sobre sus cuerpos. "Comentó sobre nuestros cuerpos... Nosotras sabíamos que si él venía... no teníamos que llevar ninguna blusa que mostrara nuestros pechos, no llevar nada que mostrara nuestro trasero, es decir, no llevar ninguna ropa que estuviera ajustada", comentó.

Películas de Morgan Freeman en DVD y Blu-Ray

En total han sido 16 las personas que hablaron con la cadena CNN sobre Morgan Freeman como parte de esta investigación, de las cuales ocho declararon que fueron víctimas del actor, y las otras ocho restantes afirmaron presenciar dicha conducta. Cuatro de las personas que trabajaron en las producciones de Freeman durante los últimos diez años describieron su conducta como una serie de comportamientos repetidos que hacían que las mujeres se sintieran incómodas en el trabajo. Dos de ellas, incluida la asistente de producción cuya falda intentó levantar, declararon que el actor las sometió a tocamientos no deseados. Otras tres afirmaron que hizo comentarios públicos sobre la ropa que llevaban o sobre sus cuerpos. Sin embargo, ninguna de ellas llegó a informar en su momento del comportamiento de Freeman por temor a perder su trabajo. En cambio, intentaron combatir este presunto acoso vistiendo de manera diferente cada vez que sabían que el actor andaría cerca.

Algunos miembros del equipo defendieron a Freeman, pues según ellos nunca presenciaron ningún tipo de conducta inadecuada en él, alegando que era todo un profesional en el set de rodaje y en la oficina.

Sin duda esta situación no le hace ningún bien al actor de 80 años, cuyo caso se suma a la cada vez más creciente lista de celebridades de Hollywood acusadas de abuso, acoso o agresión sexual durante estos últimos meses.

Lecturas recomendadas