Netflix amenaza a Cannes con retirar sus películas del festival

Netflix logo

Por si Ryan Murphy se queda sin ideas para su serie antológica sobre los feuds (enfrentamientos) más famosos, Netflix y el Festival de Cannes no paran de hacer méritos para poder ser los siguientes en protagonizarla. 

El último en mover ficha ha sido la plataforma de VOD que, según informa The Hollywood Reporter, habría amenazado al festival de cine francés con retirar las cinco películas que se iban a estrenar en el mismo y que pertenecen a la empresa de Ted Sarandos. Cinco grandes títulos de este año que iba a hacer que Alfonso Cuarón pisase la alfombra roja con Roma, Paul Greengrass con Norway Jeremy Saulnier y Alexander Skarsgård con Hold the Dark. Además de verse por primera vez el documental de Morgan Neville sobre Orson WellesThey’ll Love Me When I’m Dead, y la película incompleta del gran director americano, The Other Side of the Wind, que tras 40 años en un cajón se ha reconstruido para su distribución comercial. 

Las mejores películas de Orson Welles

Esto vendría dado por la norma que el Festival de Cannes impuso a todas aquellas cintas que quisiesen optar a la Palma de Oro, obligándolas a ser estrenadas en salas de cine en el territorio francés, después de su premiere en el certamen. Dicha regla se creó semanas después de que concluyese el festival del año pasado en el que Netflix protagonizó una sonada polémica por estrenar dos de sus películas durante el mismo, Okja The Meyerowitz Stories, que fueron abucheadas durante su proyección por los críticos de la industria más conservadores. 

Por supuesto, aunque Netflix ha presentado cinco películas a concurso en Cannes, se ha negado a seguir esta norma ya que según la ley audiovisual francesa han de pasar 36 meses desde el momento en que una película se estrena en el cine para que pueda estar disponible en plataformas de VOD, lo que no le viene nada bien al servicio de streaming y le prohíbe la entrada al festival dejando a este, a su vez, sin varios pesos pesados de la industria cinematográfica actual. 

Y mientras que el festival se defiende asegurando que la no inclusión de Netflix es una forma de proteger la industria del cine tradicional, la plataforma de streaming se justifica afirmando que las películas que produce son aquellas que no han conseguido el apoyo de los grandes estudios de Hollywood y, por tanto, da visibilidad a autores e historias menos comerciales, lo cual, al fin y al cabo, es con el propósito con el que se fundaron los festivales de cine como Cannes

¿Crees que es justo que se vete a Netflix en Cannes? ¿Quién crees que acabará cediendo? 

Lecturas recomendadas