Nioh para PS4 es exclusiva temporal y podría llegar a Xbox One

Niph principal

La exclusividad de Nioh en PS4 es algo temporal y, según Koei Tecmo, el título podría llegar a Xbox One en el futuro. Os damos todos los detalles sobre qué tendría que pasar para que Nioh se lanzase en la consola de sobremesa de Microsof.

Cuando se habla sobre el éxito de ventas de una consola sobre otra, se suele recurrir al argumento de que una vende más por la cantidad y calidad de juegos exclusivos que recibe. Hoy en día cada vez es más normal ver cómo las compañía desarrolladoras de consolas intentan hacerse con cada vez más exclusivos, aunque sea de manera temporal, y eso es precisamente lo que parece que ha pasado con Nioh que, siendo una de las exclusivas más particularidades de PS4, ahora se abre la puerta a su lanzamiento en Xbox One.

Y es que, uno de los miembros del medio GeneraciónXbox ha decidido preguntar directamente a Koei Tecmo, responsable de Nioh, si existe la posibilidad de ver Nioh en Xbox One, a lo que la compañía ha respondido de forma afirmativa: "Sony posee la licencia de comercialización de Nioh y mientras dure el contrato con Sony no sería posible, pero no es una negativa definitiva, en el futuro puede suceder".

Los mejores televisores 4K para disfrutar al máximo de tu PS4 Pro y Xbox One X

Por tanto, atendiendo a las palabras de Koei Tecmo, la exclusividad de Nioh en PS4 es algo temporal. Por ahora, es Sony la que posee los derechos sobre la IP, pero una vez que termine su contrato con Koei Tecmo, no sabemos cuándo ocurrirá eso, la desarrolladora podría decidir no renovarlo y lanzar Nioh en Xbox One.

Recordemos que durante el E3 2018 se anunció el desarrollo de Nioh 2 para PlayStation 4, por lo que no parece que Sony tenga ninguna intención de dejar escapar la exclusividad de esta marca, pero si su rendimiento en ventas no es tan bueno como el esperado, tal vez pierda el interés y Nioh acabe llegando a Xbox One. Sólo el tiempo dirá qué es lo que pasa al final, pero no sería el primer "exclusivo" de PS4 que vemos dar el salto a alguna consola de la competencia. Lo acabamos de ver con Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, Hellblade o No Mans Sky y a la inversa lo vimos con Rise of the Tomb Raider, por ejemplo.