Ir al contenido principal

Nuevo parche de PS4 cinco días después de su última actualización

Fortnite PS Store PS4

Hace sólo unos días os contábamos que Sony había lanzado una nueva actualización para PS4. El parche 6.70 sólo ofrecía las habituales "mejoras de la estabilidad del sistema" y era una descarga opcional. Sin embargo, después de descargar esta actualización, muchos jugadores manifestaron que tenían ciertos problemas en su consola. Por eso, sólo unos días después, Sony ha lanzado una nueva actualización con el objetivo de solucionar los problemas provocados por la anterior.

La actualización de firmware de PS4 6.71 tiene un tamaño aproximado de 440 MB, es decir, ocupa más o menos lo mismo que el parche anterior. La principal característica de esta actualización es que supuestamente mejora el rendimiento del sistema de PlayStation 4. Al parecer, este parche no provoca ningún otro cambio en nuestras consolas ya que sólo se pretendía corregir los fallos provocados por el parche anterior. 

Consigue esta base de carga para tus mandos de PS4

Si aún no os ha llegado la notificación para actualizar el software a vuestras consolas, podéis descargar este parche en los servidores oficiales de Sony. Lo que parece evidente es que a PS4 le queda cuerda para rato, aunque ya estemos hablando de la nueva generación de consolas. De hecho, hace sólo unos días os contábamos que Sony seguirá dando apoyo a PS4 por lo menos, durante tres años más

La declaración de Sony dice que PS4 "seguirá siendo el motor del compromiso y la rentabilidad para los próximos tres años". De hecho, PS4 es muy importante para Sony, ya que la consola "proporcionará la base de los jugadores para el éxito de la próxima generación". El lanzamiento de PS5 parece estar programado para 2020 (aun sin confirmar) por lo que parece que ambas consolas tendrán que convivir durante un tiempo.

Mando de la PS4 de Sony

Por su parte, los desarrolladores se comprometen a seguir cuidando de PS4 a pesar del lanzamiento de PS5 y, de hecho, la retrocompatibilidad entre ambas consolas es una de las grandes apuestas de Sony

Y además