Ir al contenido principal

Razer fabricará el primer teclado y ratón para Xbox One

Teclado ratón xbox one

Anoche se celebró un nuevo Inside Xbox, el evento que se organiza de forma mensual en el que Microsoft nos muestra características nuevas de los juegos que están por llegar, de algunos que ya llevan tiempo en el mercado y sobre mandos y periféricos. Precisamente eso hemos visto en el último, ya que Microsoft ha confirmado que Razer fabricará el primer ratón y teclado de Xbox One.

En el Inside Xbox, en el que también conocimos los Games With Gold de octubre, la compañía norteamericana por fin anunció el primer teclado y ratón de Xbox One. Que el teclado y ratón iba a llegar a Xbox One era algo que se ''sabía'' desde hacía tres años y que fue confirmado hace unos pocos meses.

Ahora ya sabemos que pronto llegarán teclados y ratones a Xbox One, y Razer será la compañía que se encargará de fabricar, al menos, el primer teclado y ratón para la consola. De momento, solo tenemos una imagen que anticipa la llegada de este teclado y ratón para Xbox One, pero no conocemos el diseño.

Desde Razer nos instan a estar atentos a noviembre, y día 10 de dicho mes se celebrará un gran evento de Xbox en México en el que, seguramente, veremos funcionando el teclado y ratón de Razer para Xbox One. Lo que sí se ha confirmado es que Warframe será el primer juego compatible con teclado y ratón en Xbox One, y llegará a los Insider en octubre.

Los mejores mandos inalámbricos para tu Xbox One

¡Ah! También se confirmó que no será algo que estará habilitado de forma nativa en todos los juegos y que tendrán que ser los diferentes desarrolladores los que elijan cómo quieren implementar el control con teclado y ratón, si quieren. Y es que, ahora tendrán que empezar a pensar en si separan, o no, a los jugadores en función del modo de control.

Aún faltan muchos detalles por conocer sobre esta nueva forma de jugar en la consola de Microsoft, como si permitirán utilizar cualquier teclado y ratón USB, pero está claro que jugar con el mando ya no será la única vía en la máquina de los de Redmont.

Y además