Thor: Ragnarok - La broma con Hela y el Guantelete da pie a agujeros de guión

Thor: Ragnarok

Los esfuerzos del director neozelandes Taika Waititi por copiar la fórmula de Guardianes de la Galaxia de desprender humor que llega a rozar lo absurdo en su película sobre el dios del trueno sigue cobrándose víctimas argumentales. Thor Ragnarok intentó evitar agujeros en el guión global del Universo Cinematográfico de Marvel y en sus esfuerzos... crearon nuevos. Y es que muchas veces es mejor no hacer bromas "porque si" y centrarse un poco más en la historia.

Cosigue Thor: Ragnarok en Blu-ray

El caso en el que se centra ScreenRant se da en la escena en la que Hela, la Diosa de la Muerte interpretada por Cate Blanchett se pasea triunfal por la cámara del tesoro de Asgard. Cuando observa el Guantelete del Infinito, lo desprecia alegando que es una falsificación. Este comentario se debe a que el Guantelete del Infinito se puede ver en la primera película de Thor, pero posteriormente, se dice que Thanos lo había forjado él mismo para albergar las gemas, por lo que se había producido un error que tenían que arreglar.

Curiosamente, acto seguido, Hela pasa ante el Teseracto y muestra algo más de interés, aunque no demasiado. Odin había utilizado el Teseracto en el pasado, y Hela debía de conocer su terrible poder, sin embargo, la Diosa de la Muerte no lo usa, y se tira toda la película buscando a Heimdall para recuperar la espada Hofund y poder abrir el Bifrost. Eso ha generado otra laguna argumental en el UCM.

Ciertamente, en un universo donde se juntan tantas historias escritas por varios guionistas, lo raro es que no haya más agujeros en el guión, y más graves. Pero resulta curioso como más de una vez, las bromas y el querer hacer gracia a toda costa acaban pasando factura negativamente. Y Thor Ragnarok es un buen ejemplo.