Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

La guerra de precios entre PS5 y Xbox Series X es lo mejor que nos podría ocurrir

precio ps5 xbox series x
Se desata la guerra entre Sony y Microsoft por el precio de lanzamiento de PS5, Xbox One Series X (y la rumoreada Xbox One Series S). Y eso es bueno para los usuarios, que podrán comprar las consolas de nueva generación a un precio competitivo.

La historia viene de lejos, nada menos que en 1995, el primer E3 de la historia. Aquel año, las compañías no celebraron conferencias en directo, sino que citaban a los periodistas en "keynotes" en que se adelantaba la estrategia de los próximos meses. Y entonces es cuando Sony "rompió la baraja" con una de las presentaciones más atípicas de la historia.

PS5 y Xbox Series X (Tamaño)

Sega había anunciado que Saturn estaría disponible a partir del día siguiente a un precio de 399 dólares. Entonces Steve Race (presidente de Sony Computer Entertainment America) subió al estrado para hacer una de las intervenciones más cortas y recordadas de la industria: "Two Ninenty Nine". Tres palabras, con el precio que tendría PlayStation (100 dólares menos que su competencia) y que bastó para meterse en bolsillo a los asistentes, y gran parte de los futuros compradores).

Apenas 10 segundos le habían servido a Race para "ganar" aquella batalla, y las compañías no lo han olvidado. El último ejemplo fue el E3 de 2013, en que Sony anunció el precio de PS4 (399 dólares) más barato que el que Microsoft había dado un día antes para Xbox One (499 dólares).  Evidentemente el precio no es el motivo de que una consola venda más que otra, pero supuso un motivo de compra adicional para inclinarse por una u otra máquina, en particular porque se lanzaron con una semana de diferencia. 

Y esto no es ajeno a otras compañías, ya que Nintendo rebajó el precio de lanzamiento de GameCube a 199 euros tan sólo dos semanas antes de ponerla en el mercado Europeo

Ahora nos enfrentamos a una nueva batalla de precios entre PS5 y Xbox Series X. Una tan encarnizada que ni siquiera tenemos comunicación oficial par parte de ninguna de las compañías -son las consolas que más están retrasando su precio-. Pero este juego del gato y el ratón entre Sony y Microsoft nos beneficia a todos. 

El modelo de negocio de las consolas y videojuegos es similar al de las maquinillas de afeitar. Se lanza el hardware a un precio bajo (incluso con márgenes negativos) para recuperar la inversión a medio plazo, con los beneficios de los juegos. Esto permite que los precios del hardware "bailen" hasta el último momento. 

Primero saltaron los rumores de que PS5 costaría 400 euros (la versión digital) a través de un "placeholder" en la tienda online Amazon Francia. Se trata de un precio bastante asequible, si tenemos en cuenta los componentes de la máquina, pero no está confirmado. Ahora surgen nuevos rumores de que ése será también el precio de Xbox Series X (igual de atractivo) y de que la consola menos potente (Series S o Proyecto Lockhart) se pondría a la venta sin unidad de disco a un precio de 200 euros (lo que es un auténtico bombazo). 

No sabemos si se trata de un "globo sonda" (tendremos que esperar hasta la próxima conferencia de Microsoft, con la presentación de los grandes juegos "first party" de sus estudios), pero es una buena señal para los usuarios, Si ninguna de las dos compañías quiere perder el tren, deben lanzar PS5 y Xbox Series X a un precio competitivo, y cuanto menor sea, mayor será la base de usuarios que den el salto a la nueva generación en Navidades de 2020.

Halo Infinite

Vivimos un momento apasionante; no sólo por los juegos que llegarán con las nuevas consolas, sino porque puede tratarse de una generación muy asequible. Y ya era hora. 

Y además