¿Es mejor Breaking Bad o Better Call Saul? Mismo universo, pero distintas series

Better Call Saul

Se ha estrenado la primera parte de la última temporada de Better Call Saul, precuela spin-off de Breaking Bad, y hay una pregunta que suele surgir: ¿qué serie es mejor?

Vince Gilligan es uno de los nombres que surgirán en el futuro cuando hablemos de los showrunners más importantes de nuestro tiempo. Tras participar en Expediente X, fue el creador de Breaking Bad, uno de los grandes fenómenos de la televisión de hace una década, y ahora nos encontramos con el final de su precuela spin-off Better Call Saul.

Better Call Saul cogió a uno de los secundarios más carismáticos de Breaking Bad, el tramposo y en ocasiones amoral abogado Saul Goodman, y decidió contar su pasado, aunque con alguna prolepsis de su vida tras lo acaecido en Breaking Bad.

VIDEO

Nuevo tráiler de Better Call Saul temporada 6, el esperado final de la precuela de Breaking Bad

Lo primero a apuntar es que Better Call Saul no ha hecho sombra en audiencia en Breaking Bad, pero tampoco lo ha intentado. Con un ritmo más pausado, o pesado para algunos, esta es una serie que requiere de paciencia y la búsqueda del placer visual y argumental. Mientras, Breaking Bad era una explosión capitaneada por un brillante e histriónico Bryan Cranston.

El Walter White de Bryan Cranston causaba una inmediata atracción con sus penas y pasiones, el Saul Goodman de Bob Odenkirk genera un agridulce enamoramiento. Como un personaje dickensiano, fracasa en todo lo que intenta y llegado el momento decide que las reglas solo son trampas.

Como en la clásica pregunta de a quién quieres más, a papá o a mamá, en estos días he hablado con otros seguidores de la serie y he repetido una frase: Breaking Bad está hecha para que todos disfruten, en Better Call Saul disfrutan los realizadores, y eso lo nota el espectador.

Lejos de mi intención el criticar Breaking Bad, una serie que triunfó como pocas en su época a pesar de la competencia que tenía. Bastaba con dar un paseo para ver a gente con camisetas de la serie y tazas con Walter White en las tiendas, o con entrar en Facebook para leer "Say my name".

Bryan Cranston en Breaking Bad (TV)

Aunque hubo algunos capítulos que se basaron demasiado en la fórmula de plantear un conflicto aparentemente irresoluble que era solucionado de forma ingeniosa por Walter White, no se puede negar que terminó por todo lo alto. 

En 2019 llegó El Camino: A Breaking Bad Movie, película que fue olvidada de forma casi instantánea, cuando ya llevábamos cuatro años con Better Call SauI.

Es importante contrastar la respuesta a ambos productos: una película que no despertó interés y demostró que la fórmula se había acabado, que era hija de una década anterior; y una serie spin-off en la época de los multiversos, las mil series con cameos y en general un manierismo que en ocasiones bordea lo grotesco.

El ruido provocado por Better Call Saul ha ido creciendo. Las mismas respuestas de los más fieles ayudan a entender que ha aumentado en calidad con los años y en la temporada anterior el entusiasmo fue notorio con la transformación de los dos personajes. Porque no podemos olvidarnos de Kim Wexler.

Interpretada por Rhea Seehorn, es un personaje que ha ganado presencia. Ha dejado de equilibrar la balanza moral de Saul Goodman para demostrar que ni siendo magnífica se puede vencer. Esta oscuridad cada vez más pronunciada se come al personaje en una transición propia y alternativa a la de Saul Goodman o Walter White.

Better Call Saul

Por encima del entorno, la droga y el sistema, las carreteras que se transitan en las dos series son las mismas: todos los protagonistas avanzan en distinta medida hacia el mal y se aleja la posibilidad de redención.

Ya sabemos cómo terminó Breaking Bad y no queda mucho para que acabe Better Call Saul. La gran cuestión que quedará es si la personalidad que se ha forjado en el protagonista conjugará con el Saul Goodman que todos conocimos en Breaking Bad.

¿Pero se puede responder a la pregunta de cuál es mejor? Ahora solo a título personal. Después, con la serie reposada, será posible comparar con tranquilidad y sin pasión. En mi caso debo apuntar que disfruto más con Better Call Saul por ser más cercana a lo que busco.

Me quedo con los minutos finales de la quinta temporada o con la boda de los dos protagonistas, que en unos minutos magistrales muestran una transición emocional inigualable. Pero como he dicho antes, aquí no hay explosiones, se vive de la connotación y eso no funciona para muchos espectadores.

En todo caso, disfrutemos de Better Call Saul. Ya habrá tiempo para situarla en la vertiginosa historia de las series y averiguar cuál es su lugar.

Y además

Better Call Saul (Serie de TV)

Better Call Saul cartel

Argumento:

Better Call Saul es una serie spin-off de la exitosa Breaking Bad creada por Vince Gilligan (El Camino: Una película de Breaking Bad) y Peter Gould, también director en varios de los episodios de la serie original. Esta comedia dramática sirve principalmente de precuela de los acontecimientos de Breaking Bad ycuenta la historia de cómo el abogad...