Ir al contenido principal
Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Un padre, un hijo, un burro y un montón de polémicas de videojuegos

EldenRing

Un punto de vista irónico sobre la última polémica en redes sociales. ¿Deberían tener todos los videojuegos un nivel de dificultad fácil? ¿O la dificultad forma parte de la experiencia? ¿Es un elemento creativo que debe decidir el autor?

No recuerdo dónde escuché esta historia por primera vez, pero me temo que sigue de rabiosa actualidad. Más aún en la era de las redes sociales y los videojuegos. Diría que sirve para cualquier polémica que se os ocurra... pero en este caso, me ha venido a la mente por la última discusión acerca de incluir ( o no) un modo fácil en todos los videojuegos. 

La historia es muy sencilla. Un padre, su hijo y un burro (un asno, no un tuitero obstinado) regresan de la feria de la ciudad, a la que han ido a vender sus videojuegos -pequeña licencia artística-. El padre y el hijo caminan por un puente llevando al pollino sujeto por una cuerda y se cruzan con un vecino que les increpa. 

-Pero, ¿por qué vais caminando en lugar de montaros en el burro? ¿Para qué queréis un animal? La verdad es que su razonamiento es indiscutible, así que ambos montan a la grupa del animal y continúan su camino, mucho más descansados. Lamentablemente sólo avanzan unos metros hasta cruzarse con otro vecino. 

-No seáis crueles, ¿no veis que el animal está sufriendo? ¿Por qué no monta sólo uno de vosotros?. De nuevo, el aldeano tiene su parte de razón, así que el padre decide bajar del animal y continuar a pie, llevando la cuerda, al burro y a su hijo montado sobre él. 

Unos metros después, les detiene una anciana. -Debería darte vergüenza, chaval. Mira que dejar que tu padre, ya mayor, se canse caminando mientras que tú que eres joven va sobre el burro. Creo que deberías cambiar su puesto. Y en efecto, el muchacho desmonta, toma la cuerda y permite que su padre vaya cabalgando. 

Pero, la fortuna quiere que se encuentren con otro "cuñado", que les sugiere que es un abuso dejar que vaya montado un adulto, mientras un pobre niño tiene que caminar. Como en los casos anteriores, tiene su parte de razón, y los dos viajeros se cambian el puesto. 

Bloodborne

Moraleja; es imposible que padre, hijo y burro satisfagan a todo el mundo. Pero ¿por qué menciono esta historia en Hobbyconsolas? Pues porque la penúltima discusión en redes era sobre la dificultad en videojuegos. 

Hay quienes piden un modo fácil para todos los juegos, porque quieren disfrutar de una historia, aunque carezcan de la habilidad y el tiempo para pasárselo. Y tienen una parte de razón. Los videojuegos son entretenimiento, y como tal, un modo fácil no hace ningún mal a nadie.

Elden Ring nuevas imágenes

También hay quienes defienden que la dificultad forma parte de la experiencia. Y tienen una parte de razón. El videojuego es el único lenguaje que además de lo audiovisual participa de lo interactivo. Vamos, que el gameplay, la dificultad y el aprendizaje son una parte esencial, de la que no se les puede privar. 

Hay quienes defienden que es el autor quien elige si incluir modo fácil o no, porque para eso se trata de su obra (y el videojuego es también una creación artística), y quienes dicen que -como creación industrial- más posibilidades permiten más ventas, y que por tanto es obligatorio que los juegos tengan modo fácil. ¿Sabéis qué? Ambos tienen su parte de razón.  

Podría aprovechar este blog para dar mi opinión, al fin y al cabo es una tribuna privilegiada. Pero las opiniones son como los culos, todos tenemos uno y no es necesario enseñarlo.  Aquí es donde sí que hago mi reflexión. Tiene poco sentido entrar en estas polémicas, porque los creadores de videojuegos, su hijo, su padre y su burro no están para escucharnos a todos. 

Si podéis aportar algo, bienvenido sea (aunque sospecho que los 280 caracteres dan para poco, dado que el asunto está lleno de matices), pero cuidaos de insultar a quien no piensa como vosotros o de soltar una opinión como si fuese una realidad absoluta e inmutable, válida para todos los casos y todos los momentos. 

Me permito un consejo. No le tengáis miedo a los juegos difíciles. Las he pasado "canutas" jugando Bloodborne, Sekiro, Blasphemous... o clásicos como Ghosts´n Goblins y Alex Kidd, pero también me han resultado enormemente satisfactorios. La práctica hace la perfección. 

Me temo, que volveremos a leernos en la siguiente polémica; por el doblaje o la versión original, la violencia, el sexo o cualquiera de los demás "sospechosos habituales".   

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o Hobby Consolas.

Y además