Imagen de perfil de Antonio Sánchez-Migallón
La opinión de
Antonio Sánchez-Migallón

La piratería de Dragon Ball Super Broly azota YouTube y me indigna como fan, ¿y a ti?

Dragon Ball Super Broly

Bueno, no teníamos pensado escribir algo así, y más teniendo en cuenta la cantidad de noticias Dragon Ball que nos asolan a diario, pero es que ha ocurrido algo terrible en las últimas horas, y qué menos que denunciarlo a golpe de blog y teclado. Como siempre te digo, lo que vas a leer a continuación es un artículo de opinión, completamente personal y subjetivo, vas a leer cosas que te van a gustar, y seguramente otras muchas que no, pero es que lo tengo que soltar o no voy a dormir tranquilo en una semana. 

Vamos a ir al grano, y poco a poco te voy comentando qué me parece todo este asunto, aunque ya por el titular lo podrás deducir. El pasado fin de semana se subió a la red Dragon Ball Super Broly, el largometraje completo, en una calidad más que aceptable (grabada del cine, cómo no) y doblada al latino. De hecho, hace unos días también se subió a la red otra grabación de la película, con una calidad mucho más paupérrima y en japonés. En resumidas cuentas, la película que todos los fans de la franquicia llevaban esperando durante meses, la cinta en la que tanto, y tanto ha trabajado Toei Animation, ha sido pirateada. Ha sido pisoteada y tratada como basura. 

Nada nuevo bajo el sol, ¿verdad? Un estreno en cines, algún "héroe sin capa" que se pone a grabar la película (ahora te explico esto más abajo, no pienses mal) y cientos de miles de usuarios (o millones más bien) que se sientan en el sofá a ver su película en el dichoso formato screener, sin pasar por caja, sin pagar una entrada (aunque tengas el cine en la otra manzana), robando en definitiva (aunque te duela leerlo, pero es la pura verdad). No te vayas eh, que no he terminado...

Dragon Ball Super Broly - Tráiler Blizzard

Mira, todos hemos consumido contenido pirata alguna vez, y no voy a ser tan hipócrita como para negar que yo jamás he hecho algo así, eso que te quede muy claro (oye, no todo el mundo se atreve a decirlo, pero es una realidad). ¿Cómo si no podría ver el anime de Las aventuras de Fly de Dragon Quest, si ninguna empresa se anima a apostar por su licencia? Siempre condenaré la piratería, siempre, pero hay casos MUY excepcionales y puntuales en los que las grabaciones hacen una labor de conservación, y amigo mío, ponerte con la cámara a grabar en el cine no es el tipo de "conservación" a la que me refiero. Eso se denomina destrucción, y por ese aro no deberíamos pasar, por muy en bandeja que se nos presente. 

Dragon Ball Super Broly - Tráiler Blizzard

Y ya que hablamos de bandejas. La piratería de Dragon Ball Super Broly ha sido un escándalo del que no me constan muchos precedentes. Lejos de haberse filtrado en una plataforma de dudoso acceso, donde los virus asolan tu PC antes de llegar al enlace del pecado, la obra magna de Toei Animation de este año se ha publicado, al desnudo y sin filtro, en YouTube. "¿Qué me estás contando?" Que sí, que sí, una locura over 9,000, aunque las reproducciones no llegaron a 9.000 precisamente, sino que superaron los 5 millones de visionados (y mira, dejé de mirar el contador, porque me estaba poniendo de muy mala leche). La película más ambiciosa y trabajada de toda la historia de Dragon Ball, un verdadero regalo para los fans y una oda a la animación japonesa, se ha prostituido en la plataforma de vídeo más famosa del mundo.

Dragon Ball Super Broly - Tráiler Blizzard

¡Hazte aquí con Dragon Ball en DVD y Blu-ray!

Pero esto no es lo más grave de todo. La película estuvo circulando por los mismos canales durante más de 24 horas, con dos bolas de dragón. Es realmente indignante el sistema de rastreo de YouTube, y está más que demostrado que no funciona bien, que no cumple correctamente con la protección de los derechos de autor. ¿Y si te dijera que al día siguiente salieron canales a denunciar lo que estaba pasando con el largometraje en la plataforma, y sus vídeos fueron borrados acompañados del respectivo strike? No me he tomado nada raro, esto ha ocurrido, y no a una sola persona, ni tampoco a dos (y vamos, que también me ocurrió a mí hace cosa de un mes, para qué negarlo, un strike por comentar en directo el argumento de la película, sin música ni imágenes de la misma). Es una vergüenza lo que está pasando ahí dentro, y luego tendrán miedo del artículo 13, cosa que no me extraña. YouTube, haz los deberes en casa, verás como así no tienes miedo de suspender.

Dragon Ball Super Broly - Tráiler Blizzard

La explosión y difusión de la película en esta plataforma ocasionó que millones de fans sucumbieran a la tentación, dejando lo que estaban haciendo para ponerse, con un simple click, a ver Dragon Ball Super Broly en el salón. Me da mucho pavor pensar que todos esos millones de reproducciones se conviertan en millones de entradas NO vendidas, y efectivamente, eso es lo que pasará. "Pero oye, que no pasa nada, si la película está siendo un éxito y batiendo récords". Claro, esto me lo dijo mucha gente el fin de semana pasado, ¿y eso que tiene que ver con todo este asunto? ¿Su exitazo escuda o justifica la piratería? ¿Es que nos hemos vuelto locos? Sus récords, sus cifras en taquilla, podrían ser mucho más descomunales sin una grabación que ya circula por millones y millones de hogares, y quien niegue esto se está dando de bruces con la evidencia.

Dragon Ball Super Broly - Tráiler Blizzard

Por cierto, antes de que se me olvide, ya ni hablamos de los "críticos" que han salido de la película, "fans" que han visto el filme pirata y les ha faltado monte Paoz para destrozarla, alegando que tiene una animación asquerosa (en realidad utilizaban otro calificativo más fuerte), cuando en realidad están haciendo referencia al campo del dibujo, a frames capturados con oportunismo y alevosía, demostrando una ignorancia muy valiente (y viral, eso es lo penoso de este asunto, con lo fácil que es informarse en pleno 2019). 

Dragon Ball Super Broly - Tráiler Blizzard

Para rematar, debo dejar claro en estás líneas quiénes son los culpables de lo ocurrido. En primer lugar, el individuo que se mete en el cine con el único objeto de grabar la película, y ya de paso, conseguir un buen puñado de visitas en su red social (que no te engañe nadie, no es un "héroe sin capa" que te ofrece la película gratuitamente, es una persona que está mutilando el arduo trabajo de los demás, y todo, por unas horas de protagonismo efímero). Lamento mucho aquellos países en los que la película no se vaya a estrenar, y entiendo a esos fans que defendían la filtración, pero tenéis que comprender que millones de esas reproducciones no eran de personas en dicha situación (muchas de ellas, jamás habrían pagado la entrada aunque el estreno fuera el 14 de diciembre, simultáneo con Japón). No seamos inocentes, que ya conocemos todos el mundo en el que vivimos. 

Dragon Ball Super Broly - Tráiler Blizzard

El segundo culpable es YouTube, por no actuar rápido ante la subida de la película más importante de Toei Animation en 2018 y 2019 (aunque no sé yo lo preocupados que estarían en Toei para detener esto, fuimos muchos los que les avisamos por toda red social e hicieron caso omiso, al final la denuncia que bloqueó el vídeo nació de Fox). No me quiero ni imaginar la cara que se les quedaría a los animadores con todo este asunto, pues francamente, creo que son los que más sienten lo ocurrido (y los fans que consumimos y amamos la obra como se merece, los fans que denunciamos el vídeo por doquier en cuanto supimos de la filtración -los otros, los que apoyaron lo que estaba sucediendo, que no exijan a Toei Animation y Akira Toriyama nada a partir de ahora, que hagan el favor-).

Dragon Ball Super Broly

Y por todo lo expuesto hasta ahora, el tercer culpable es el espectador, la persona que ve y comparte el vídeo por todos los rincones de la red, el individuo que consume la cinta en casa sin pensamiento de acercarse al cine ulteriormente, destrozando la labor de cientos de personas que han participado en el proyecto de creación y distribución de la cinta. En mi opinión, esta sería la tríada que hace la piratería de Dragon Ball Super Broly posible y demencial, un tridente del que siento muchísima vergüenza, pena y asco. 

Dragon Ball Xenoverse 2

¡Buf, qué a gusto me he quedado! Supongo que tendréis muchas cosas que decir o replicar ante mi texto, y ante todo os invito a manifestarlas con respeto. Espero que os haya gustado el blog, y aunque la respuesta sea negativa, al menos espero que vayáis todos al cine el 1 de febrero. Nos leemos mañana, como siempre, en una nueva entrega Z en Hobby Consolas. ¡Kai, Kai