Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Escape Room - así es el thriller de terror psicológico que te atrapará (literalmente)

Escape Room

¿Has vivido alguna vez una experiencia de escapismo? Generalmente grupales, estos juegos de aventura te ponen a prueba ya que para poder salir de una estancia hay que buscar pistas, completar puzles o descifrar códigos. En suma, seguir un camino de miguitas de pan que conduce a la salida. Pero para eso, hay que estrujarse las meninges.

 

El 15 de marzo, Escape Room honrará su título y nos llevará a conocer a seis individuos muy dispares que son convocados en un edificio especial. Cada uno de ellos recibe una invitación misteriosa en la que apenas hay información. Mientras unos creen que se trata de un regalo de agradecimiento, otros lo contemplan como una señal de que necesitan cambiar de aires y abrirse a nuevas sensaciones. Hasta hay un experto encantado de acabar allí que está deseando desentrañar cada acertijo.

El problema es que, mientras conversan acerca de quién podría estar detrás de la convocatoria, la temperatura de la estancia comienza a incrementarse de forma alarmante. No lo sabían, pero su escape room ha dado comienzo y tendrán que agudizar su ingenio si quieren salir de allí con vida para poder contarlo...

Por afinidad argumental, esta película podría recordaros a cintas como La habitación de Fermat, 60 minutos para morir, Nerve o incluso Cube. Pero, como veis, los invitados en esta ocasión acceden a asistir de forma voluntaria, aunque en el fondo no tienen ni idea de a qué se exponen.

¿Quién dirige el juego?

El origen del proyecto está en el productor de la película, Ori Marmur, que tras probar un escape room con su familia, vio el potencial para sacar adelante una película centrada en algo similar. “Me pareció muy divertido, como un juego de mesa viviente”. El proyecto parecía encajar a la perfección con un "misterio clásico de sala encerrada" y, junto al productor Neal H. Moritz, empezó a trabajar en la idea. Lo demás vino rodado: los personajes de esta historia, no sólo tendrían que escapar de una sala extremadamente peligrosa, sino que, cuando se acabase el tiempo, morirían.

El artífice de la cinta es Adam Robitel que se había hecho cargo anteriormente de las películas de terror The TakingInsidious: La última llave. La idea era hacer una película que jugase con los convencionalismos del género: una película que funcionase como thriller psicológico y de terror. “Era una oportunidad de hacer algo divertido. Este es un género en el que todo suele ocurrir de noche y las visuales no suelen ser muy buenas. Deja mucho a la imaginación. Nosotros escogimos otro camino. La película tiene localizaciones increíbles con visuales sobrecogedoras y una historia que tiene mucho que ver con la experiencia de un escape room de la vida real".

Escape Room

Descifrando las salas

Robitel trabajó con el diseñador de producción Edward Thomas y el resto de sus jefes de departamento para tratar de crear algo visualmente impactante e innovador. El supervisor de efectos especiales ha confesado que todos tuvieron la misma reacción al leer el guión: “¿Cómo diablos vamos a hacer esto?”. Como cualquier buen reto, las soluciones empezaron a salir poco a poco.

“Todas las habitaciones nacen a partir de los personajes” explica Thomas. “Cada una tiene una historia de fondo y sus propias amenazas. Por ejemplo, la sala del billar es la sala de Amanda, la de Danny es la de hielo y la de Mike la del mosaico. Eso es lo que me atrajo del proyecto, la oportunidad de diseñar una película en la que los decorados tienen su propia personalidad y son prácticamente el némesis de la historia”.

Después de que consigan salir de la "sala de espera", el grupo gatea por un conducto del aire y a través de una chimenea y llega a una cabaña. Es la forma que tiene el Maestro de Juegos de darles un falso sentimiento de seguridad antes de que salgan a la sala de hielo que supone un fortísimo contraste: está ideada para funcionar como un inmenso refrigerador.

Posteriormente le toca el turno a la sala de billar, un espacio de los años 50 en Palm Springs. El Maestro de Juegos ha dado la vuelta a la sala y ha puesto al grupo en el techo. Uno a uno, los paneles empiezan a desplomarse y revelan una caída de 15 plantas. Su única forma de salir es escalando y agarrándose a lo que puedan, con la dificultad añadida de que deben encontrar las pistas para poder salir antes de quedarse sin superficie en la que apoyarse.

Más tarde acceden a la sala del mosaico: “Adaptamos una sala Ames, una sala sin forma donde la escala cambia a medida que la recorres. Luego la modificamos con motores eléctricos y controles de velocidad debajo del decorado. Fue curiosa desde el principio. Los muebles, paredes y suelo están decorados con huellas dactilares en blanco y negro. Está principalmente iluminada por una bombilla en el techo que da vueltas en un sentido, mientras que el suelo gira en el contrario”.

En la sala de hospital descubrimos cuánto ha investigado Maze Corporation sobre los jugadores. “Esta sala tiene un factor más psicológico” dice Robitel. “Cada personaje tiene una sección especialmente diseñada para él. Entonces se dan cuenta de que están ahí por una razón”.

Escape Room es una película que apuesta, claramente, por convertirse en una franquicia. Tiene todos los elementos que necesita: unos personajes que nos dejan algunos misterios en el tintero, una corporación maquiavélica que no se detiene ante nada y bastante ingenio en su puesta en escena. Así que, aunque consigáis salir, lo mismo os quedáis con ganas de más... ¡Avisados estáis!

Escape Room (2019)

Lanzamiento:

Argumento:

Escape Room es un thriller de terror dirigido por Adam Robitel (Insidious: La última llave) basado en las experiencias de escapismo en las que hay que seguir pistas para encontrar la salida. Robitel ha expresado que “los buenos escape rooms son muy cinematográficos: entras en un frío búnker de guerra y rebuscas entre carpetas de la CIA, ento...