Ir al contenido principal
ABC Arcade en ABC Serrano
Reportaje

ABC Arcade, un salón recreativo gratis en pleno centro de Madrid

El centro comercial ABC Serrano de Madrid acoge un salón recreativo gratuito a modo de museo para que recuerdes clásicos como Street Fighter II o Tetris

Está claro que la época dorada de los salones recreativos, con montones de salas abarrotadas de "maquinitas" y gente alrededor (con algo de humo, todo sea dicho) nunca volverá, pero eso no quita que haya un montón de gente nostálgica con ganas de recuperar un pedacito de los 80 y los 90. Entre ellos se encuentran los chicos de Zooo, un negocio del centro comercial ABC Serrano de Madrid (ubicado en la calle Serrano, 61) que se especializa en retro electrónica y que ha montado un pequeño salón recreativo allí mismo, llamado ABC Arcade.

Como nos cuenta en este vídeo Curro Quevedo, responsable de Zooo, la idea de este salón es presentar una especie de museo que preserve el recuerdo de estas estupendas máquinas recreativas, pero también que sirva para que la gente pueda disfrutar de manera gratuita de ellas. Para gente como Curro, ver cómo un padre recuerda sus "años mozos" en los recreativos mientras echa una partida a dobles con su hijo gracias a sus arcades supone una gran satisfacción. ¡Mirad aquí las máquinas, entre las que hay clásicos como Street Fighter II o Virtua Tennis!

En el vídeo podéis comprobar que se trata de un salón pequeñito, pero que concentra máquinas recreativas y pinballs muy divertidos, todo ello decorado con neones y una estética que muestra el lado más "cool" de la cultura arcade. Según Curro, su idea es que esto sea un primer paso para expandir este concepto y poder organizar salones aún más grandes en el futuro.

La exposición ABC Arcade está colocada de forma permanente en la planta cero del centro comercial ABC Serrano así que, si entre compra y compra queréis disfrutar de una nostalgia a tope de rayos catódicos, ya sabéis a donde acudir. Desde aquí, felicitamos a los chicos de Zooo por la iniciativa, en la que se nota que han puesto mucho cariño.

Y además