Ir al contenido principal
Adata SD600Q
Reportaje

Análisis el disco Adata SD600Q, almacenamiento SSD externo compacto, económico y compatible con PS4 y Xbox One

En 2019, los discos duros SSD, o de estado sólido (sin partes mecánicas y más rápidos), protagonizaron unos acusados descensos en sus precios, lo que ha favorecido que muchos usuarios los hayan probado por primera vez. Esta bajada de precio también se ha extendido a las unidades externas, entre las que Adata tiene algunos interesantes modelos, como este SD600Q con distintas capacidades/tamaños...

Los SSD han dejado de ser artículos de lujo para estar al alcance de mayor número de usuarios. Lógicamente, los de mayor capacidad, y con mejor desempeño en escritura y lectura siguen resultando prohibitivos para los bolsillos de la mayoría de los mortales... pero en el rango intermedio, se pueden encontrar opciones cuando menos interesantes.

Es el caso de la serie SD600Q de Adata, disponible en tres capacidades (240 GB, 480 GB y 960 GB), tres colores (rojo, azul y negro) y con precios que van desde los 49 euros para el de menor capacidad, 80 euros para el de tamaño intermedio y los 145 euros para el más grande.

Este tipo de almacenamiento externo SSD cumple además una doble función: su reducido tamaño y diseño, con resistente chasis (plástico rugoso), lo hace ideal como unidad para llevar encima y transportar nuestros datos, por ejemplo en la mochila, sin que ocupe mucho espacio y sin miedo a que los golpes puedan estropear la unidad (al menos, siempre y cuando no sean desde una altura superior a 1,2 metros).

El segundo aliciente es que también lo puedes usar para expandir el almacenamiento de PS4 y Xbox One y agilizar tus consolas, dado que el acceso a los datos es más rápido y algunos juegos pueden beneficiarse de una reducción de hasta el 50% en los tiempos de carga. Y, además, al ser un disco pequeño, y sin partes mecánicas, por ejemplo, puedes esconderlo detrás de la consola (en el caso de Xbox One X) y olvidarte de su existencia...

Adata SD600Q

A pesar de estos atractivos, no está de más indicar que los discos SSD de Adata, que no los fabrica directamente, sino que están compuestos con piezas de terceros, no son los más rápidos del mercado en velocidades de escritura y lectura, pero tampoco son los más lentos y lo que es mejor, no están entre los más caros.

Es este, precisamente, uno de sus principales atractivos: un buen equilibrio entre lo que ofrecen, y lo que cuestan, entre su precio, capacidad, desempeño técnico, tamaño y diseño. Como hemos dicho, hemos probado el Adata SD600Q de 480 GB y los datos que arroja, son, cuando menos interesantes.

Como hemos dicho, a la hora de jugar con una consola, se notan sensibles reducciones en los tiempos de carga. A la hora de usarlo en un PC, hemos hecho pruebas con distintos benchmarks (CrystalDiskMark, Atto...) para medir la velocidad de escritura y lectura, y los valores que ha devuelto han sido de 300-424 MBps para la lectura a los 395-401 MBps para la escritura.

¿En qué se traduce esto? Pues de manera más o menos práctica, que transferir un archivo de 10 GB del ordenador al disco duro puede llevar una media de 36 segundos en condiciones óptimas. Hay discos SSD más rápidos y que tardan algo menos en el proceso, pero suelen ser más caros y con un factor forma más grande.

Porque, como hemos dicho, ese es otro de los atractivos del disco: su pequeño tamaño. Cabe en la palma de la mano, y cuya carcasa exterior, de tacto rugoso, está fabricada en plástico. Sólo se le puede reprochar que no sea resistente al agua y el polvo, algo que otros discos SSD sí ofrecen (aunque, de nuevo, a un precio algo más elevado).

Adata SD600Q

Del mismo modo, también se echa en falta que incorpore conector USB-C, el estándar hacia el que caminan todos los dispositivos y gadgets. Pero, aun con estos lunares, se trata de una solución interesante, ya sea para guardar y transportar nuestros archivos o agilizar la carga de nuestros juegos en PS4 o Xbox One.

Valoración final Adata SD600Q:  

Puede que no sea el disco SSD más rápido a la hora de copiar los datos o leerlos (aunque tampoco es el más lento), ni el más pequeño, y quizá, se puedan echar en falta algunas características, como una carcasa que transmita más confianza, resistente al agua o que incluyera el mencionado conector USB-C. 

Pero, aun con todo, el SD600Q logra moverse en unos parámetros bastante atractivos, tanto por precio, como por rendimiento, como el diseño. No es muy grande, ofrece buenas velocidades de transferencia y lectura gracias a su USB 3.0 (el cable es de unos 20 cm,), y en un cuerpo contenido que lo hace atractivo tanto para llevarlo encima como para "esconderlo" detrás de nuestras consolas.

Y sobre todo , te será útil en casi todos los frentes, desde el guardado de datos en PC al almacenamiento de juegos en las consolas actuales y cargarlos más rápidos. Recomendado sobre todo para quienes quieran ganar velocidad sin gastar mucho.

Y además