HP Pavillion Gaming 15
Reportaje

Análisis HP Pavilion Gaming 15: Ryzen 7, 1TB SSD, GTX 1650... un gran portátil gaming a precio competitivo

Por Alberto Lloret
Hemos pasado unas semanas con el portátil HP Pavilion Gaming 15-EC0001NS, una configuración que monta unos componentes más que interesantes, desde un Rizen 7 a un disco duro SSD de 1 TB o una gráfica GTX 1650. ¿El resultado? Un sobresaliente equilibrio entre rendimiento, componentes y precio, que elimina de un plumazo la sensación de que PC Gaming es igual a "caro"...

Hasta hace unos años, la etiqueta "PC Gaming" era sinónimo de "clavada", de que independientemente de la configuración, el precio iba a ser caro, bien por un diseño agresivo, alguna funcionalidad extra o un poco todo, aunque en la práctica, los componentes no costaran tanto. Por suerte, poco a poco, esos precios desorbitados conviven con algunos modelos que, sin contar con la última generación de tarjetas gráficas, tienen un desempeño más que notable y te mueven cualquier juego relativamente nuevo con mucha soltura.

Es el caso de este modelo HP Pavillion Gaming 15, en concreto la configuración EC0001NS, que hemos llegado a ver por 799 euros, y que normalmente se mueve en torno a los 850 euros, y que cuenta con una interesante configuración, que le permite mover todos los juegos que hemos probado de manera bastante solvente, como vamos a ver más adelante...

Consigue el portátil HP Pavillion 15, con procesador Ryzen 7, SSD de 1 TB, gráfica GTX 1650 y 16 GB de RAM al mejor mejor precio 

Pero antes de meternos en harina y contarnos nuestras impresiones del HP Pavillion Gaming 15-EC0001NS, vamos a repasar sus principales características, dado que son las que pueden hacer que te decantes por una configuración u otra...

Especificaciones técnicas y diseño

Antes de hablar del diseño, no está de más conocer las especificaciones técnicas y componentes principales del HP Pavilion Gaming 15. Esto es lo que monta el modelo que hemos podido probar (el HP Pavilion 15-EC0001NS), que cuesta, dependiendo de la tienda y si pillamos alguna promoción entre los 799-869€, aunque lo normal es que ronde los 850 euros.

  • CPU: AMD Ryzen 7 3750H
  • GPU: GTX 1650
  • RAM 16GB DDR4-2400 (2 x 8 GB)
  • Almacenamiento: 1TB SSD
  • Pantalla: WLED IPS FHD 15,6 pulgadas

Desde el punto de vista del diseño, estamos ante un ordenador que huye de la estética "gaming", de los colores chillones, de las formas "cantosas", de las rejillas de ventilación anodizadas y de colores estridentes. A diferencia de la serie Omen de HP, es un portátil que bien podría pasar por uno más serio y diseñado para el trabajo.

HP Pavillion Gaming 15

Aquí no hay detalles de color, ni luces, ni nada parecido. Es un sobrio portátil de color negro, con el logo plateado y cuyo único detalle llamativo, y algo más agresivo, es que las esquinas más próximas a  las bisagras no son rectas, lo que una vez abierto, deja la pantalla "en volandas" por las esquinas inferiores. Por lo demás, desde el punto de vista estético, podría pasar por un ordenador de oficina, sin nada que ver con el gaming.

A su favor también tiene un diseño bastante compacto, con un grosor de apenas 2,35 cm que, si bien no entra dentro de la liga de los portátiles ultrafinos y ultraligeros como los Swift 5 por poco, se destapa como un portátil no excesivamente aparatoso, y sobre todo pesado. Su contenido peso, de 2,25 Kg, facilita que sea fácilmente manejable, y que llevarlo en la mochila no sea como acarrear una tonelada de piedra.

The Witcher 3 HP Pavillion Gaming 15

Quizá, el único aspecto en el que se queda corto es el tema de conectividad. Cuenta con dos puertos USB 3.1, un USB-C, conector RJ45, salida HDMI y lector de tarjetas. Más que suficiente para conectar un ratón y teclado... aunque no le hubiera venido nada mal al menos un puerto USB adicional.

Espectacular pantalla FullHD de 15,6 pulgadas

Como en otros portátiles del fabricante, a la pantalla del HP Pavillion Gaming 15 se le pueden poner pocas pegas. Se trata de un panel que no escatima en calidad, es IPS, y ofrece unos buenos niveles de brillo, contraste y ángulo de visionado. Esto es especialmente evidente con juegos resultones" com Resident Evil 2 Remake.

Se trata de un panel WLED con resolución FullHD con unos reducidos marcos laterales, y que, aunque no goza de algunas de las características top de los modelos más avanzados de la serie Omen, como la tecnología G-Sync o los 144-240 Hz de refresco que ofrecen otros portátiles de otros modelos de la marca, es más que suficiente para jugar en condiciones óptimas, es decir, 1080p/60 fps.

Vamos, que si quieres el portátil para "jugar", y no para "competir" en eSports, estás ante el modelo que mejor relación calidad/precio guarda, y en esa ecuación también entra la pantalla. No es la mejor del mercado, pero si más que suficiente para jugar. Y cabe destacar los buenos niveles de brillo y contraste: los negros son bastante puros y en juegos oscuros como Resident Evil 2 Remake, no tienden hacia el gris.

Además, gracias a las dos tarjetas gráficas que monta, una modesta Vega en placa (ideal para tareas ofimáticas o reproducción de medios que no requieran una gran capacidad de proceso, manteniendo bajo el consumo) y una GTX 1650 con 4 GB de RAM, podrás tener lo mejor de los dos mundos, según lo que vayas a hacer con el ordenador en cada momento. Sobra decir que para ver películas en Full HD, la pantalla también es más que suficiente.

Gráficos y rendimiento de la tarjeta: ¿puedo jugar a todo en Ultra?

Como hemos podido comprobar mientras realizábamos este análisis de HP Pavillion Gaming 15, se trata de un portátil gaming que cuenta con una interesante combinación de componentes, que facilita que el rendimiento sea, en todo momento, sobresaliente. Entre el último procesador Ryzen 7, sumado a los 16 GB de RAM y la gráfica GTX 1650 con 4 GB de RAM, lo cierto es que el desempeño con los juegos es más que notable.

Como hemos dicho, no llegaremos a superar los 60 fps por las limitaciones del panel, pero para un portátil gaming de menos de 900 euros, que se mantengan estable a 60 en todo momento es todo un logro... y aquí se produce. Y se produce, además, manteniendo muchas opciones de configuración en niveles ultra o altos. Hemos usado la optimización de GeForce Experience, y todos los juegos que hemos probado han funcionado de maravilla, con los 60 fps constantes y una gran mayoría de opciones visuales en su nivel más alto.

GeForce Experience HP Pavillion Gaming 15

Los juegos que hemos utilizado para esta prueba del HP Pavillion Gaming de 15 pulgadas, han sido, entre otros, los siguientes, aunque de algunos habréis visto ya salpicando este análisis algún que otro clip o imagen:

  • Resident Evil 2 Remake: 60 fps constantes, con la mayoría de los ajustes entre alto y ultra. 
  • DOOM (2016): 60 fps constantes, con la mayoría de los ajustes entre alto y ultra, con alguna opción deshabilitada (como antialiasing de profundidad de campo).
  • The Witcher 3: la gran mayoría de características entre calidad Ultra y Alta y casi todos los efectos activados.
  • Tekken 7: 60 fps y casi todos los ajustes visuales en Ultra.
  • Yakuza 0: prácticamente todo en nivel Ultra.

Todos los juegos se mantienen sin problema en los 60 frames por segundo con las configuraciones gráficas que hemos detallado. Algunos se mueven extraordinariamente fluidos, como Doom o Resident Evil 2 Remake, como decimos, con un nivel alto en la mayoría de las opciones gráficas, si bien es cierto que no todas las opciones y efectos están al máximo... pero con una calidad más que notable. Aquí debajo podéis ver el comienzo de Doom, en movimiento, capturado con las opciones shadowplay de GeForce Experience...

Eso sí, aquí queremos hacer un pequeño matiz: todas las pruebas que hemos realizado, han sido con el portátil conectado a la corriente. Sin el ladrillo de carga conectado a un enchufe, el rendimiento varía, y en los juegos más exigentes se aprecian cortes y saltos en la imagen, no es todo tan fluido. Esto es así, por defecto, para preservar el consumo de la batería.  

Hemos probado a desactivar opciones como Whisper, un modo ahorro que usa de manera menos extensiva el ventilador, y otras limitaciones e incluso a desactivar la tarjeta Vega en placa para forzar el uso exclusivo de la GTX 1650, y ha seguido sucediendo lo mismo. Es decir, para jugar, lo mejor tener el portátil enchufado a la corriente en todo momento, porque si no, debe activar algún modo de menor consumo que afecta al rendimiento (y no hemos dado con él, en nuestras pruebas).

Salvo por este detalle, nos ha sorprendido lo bien que rinde el HP Pavillion 15. Por hacer un resumen rápido, mueve a 60 fps todos los juegos que hemos probado, sin problemas aparentes, y con unos efectos de luz y nivel de detalle elevado, por no hablar de los sistemas de partículas como este de abajo... 

Tekken 7

Temperatura, ventiladores y ruido a la hora de jugar

Durante las pruebas que hemos realizado, cabe destacar que el HP Pavillion Gaming 15 no se ha calentado en exceso, como otros ordenadores que hemos probado y que a la hora de jugar se ponen fácilmente a 70º, con zonas en las que resulta complicado poner la mano. Esto se debe, en parte a ciertas cuestiones de diseño, acertadas. 

La primera es que, aunque al tacto no lo parece, su cuerpo es de aluminio, lo que ayuda a repartir el calor de forma más o menos homogénea. Se nota que se concentra en el lugar donde está la gráfica, pero no llega a "quemar" como en otros portátiles que hemos probado, como el Predator Triton 500.

HP Pavillion Gaming 15

La segunda está en la parte inferior del portátil, que cuenta con un sistema de doble ventilador que salta en cuanto el portátil alcanza temperaturas elevadas. Esto, además, se apoya en un sistema de ventilación con una generosa rejilla en la parte inferior del portátil y entre las bisagras de la pantalla, que ayuda a que el calor salga fácilmente, sin que lo notemos en exceso.

En este sentido también ayudan las pequeñas patas que elevan el portátil de la superficie donde lo apoyemos, sea una mesa, sea el suelo... lo que ayuda a que el aire pueda circular más fácilmente. Y lo mejor, es que estéticamente, estas protuberancias (tanto dos patas de goma como un pequeño borde, apenas destacan en su conjunto.

¿Y en cuanto al ruido? Pues hombre, como todos los portátiles, en cuanto se acumula el calor, el ventilador "salta" (salvo en el mencionado modo Whisper, que se atenúa algo más). No es un ruido espantoso que no nos deje escuchar, pero claro que se nota. No a unos niveles indecentes, pero ahí está mientras que se revoluciona. Es el precio a pagar por tener un portátil potente... aunque nada que no se solucione jugando con cascos e, insistimos, está en niveles tolerables.

HP Pavillion Gaming 15 como ordenador para otros usos

Si para jugar el HP Pavillion Gaming 15-EC0001NS da el do de pecho y es una alternativa más que notable, con potencia más que notable a precio ajustado, como ordenador para trabajar tampoco se queda atrás, su procesador Ryzen 7 y los 16 GB de RAM, junto al SSD, te permitirán literalmente volar con un cualquier aplicación ofimática.

Cuenta además con teclado completo (numérico incluido) de membrana, muy silencioso, agradable al tacto, con una respuesta muy rápida y que resulta tremendamente cómodo tanto para jugar como para escribir un documento. Además, es retroiluminado, con luz de color blanca independiente para cada tecla, que se puede apagar por completo o usar con tres niveles de intensidad.Este de aquí abajo es el nivel de intensidad más alto (con la claridad del día, se nota algo menos... pero es lo suficientemente brillante 

HP Pavillion Gaming 15 review

Cierra su oferta el componente multimedia, donde destaca su sistema de altavoces estéreo con una gran una potencia y volumen más que soberbio, algo que también notaréis al jugar. Podréis identificar los altavoces en el frontal del portátil, justo encima del teclado, porque es una rejilla que va de lado a lado y distribuye el sonido de manera uniforme.

Además, si usamos la tarjeta en placa, la batería puede dar para unas 8-10 horas de autonomía fácilmente, dependiendo claro, del uso, nivel de brillo de la pantalla y otras variables a tener en cuenta. Pero en condiciones normales, fácilmente se le puede sacar una jornada de trabajo sin tener que pasar por el enchufe.

Conclusión

No es raro pensar que la suma portátil + gaming da como resultado "igual a cantidad de dinero desorbitada". Pero este modelo en concreto es la excepción que confirma la regla, y demuestra con hechos que se puede tener un equipo potente, que mueva de manera más que solvente cualquier juego, en el cuerpo de un ordenador compacto y, sobre todo, a precio razonable.

Vale que no cuenta con la mejor gráfica del mercado (lo que dispararía varios cientos de euros el precio), o que algunas características, como la pantalla, podían haberse heredado de los paneles de otros modelos para contar con G-Sync o una tasa de refresco mayor. Incluso se le pueden pedir más puertos USB, conector para micrófono independiente...

Review HP Pavillion Gaming 15

Pero, de nuevo, eso impactaría en el precio... y da la casualidad que el precio es una de las razones por las que este portátil merece la pena. Su procesador Ryzen 7, memoria de 16 GB de RAM, disco duro SSD de 1 TB y gráfica GTX 1650 logran ofrecer un equilibrio consistente, para que todo se mueva de manera más que notable. Desde el arranque del ordenador, hasta la ejecución de los juegos, todo fluye muy rápido, de manera suave y fluida y sin problemas.

Por esta razón, si estás buscando un portátil gaming con un precio contenido, un rendimiento notable y un buen y veloz almacenamiento (insistimos 1 TB de disco duro SSD), hoy por hoy no se nos ocurre una mejor alternativa que el HP Pavillion Gaming 15. Claro que los hay más potentes, pero no en esta franja de precio...

Y además