Ir al contenido principal
Anécdotas y curiosidades de los Monty Python que no sabías (o quizá sí)
Reportaje

Anécdotas y curiosidades de los Monty Python

Repasamos las mejores anécdotas y curiosidades de los Monty Python. Os contamos historias fascinantes sobre el grupo cómico responsable de La Vida de Brian, Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y El Sentido de la Vida, comedias clave del cine.

Terry Gilliam, el director de culto y miembro de los Monty Python, va a estrenar por fin El hombre que mató a Don Quijote. El director, que además sufre demencia, ha tenido bastante mala suerte en lo tocante a sus producciones cinematográficas, las cuales se han tornado en desastre en numerosas ocasiones.

Sin embargo, no vamos a hablar solo de Gilliam, más bien del sexteto del que formaba parte junto a Graham Chapman, John Cleese, Eric Idle, Michael Pallin y Terry Jones. Esto es, los Monty Python. En el siguiente artículo vamos a abordar la historia y curiosidades de Monty Python. Son historias que seguramente conoceréis (o no) de la producción de la serie original, de las películas que componen su filmografía y, también, curiosidades "postmortem".  Por cierto, podéis ver la serie Monty Python's Flying Circus al completo en Netflix.

Y ahora, algo completamente diferente...

Monty Python

1. Influencias

Cabe decir que los Monty Python no fueron los pioneros en abordar el humor absurdo, pero sí los que más alto llegaron e, incluso, marcaron un hito. En realidad, beben de numerosas inspiraciones anteriores. The Goon Show de Spike Milligan y Peter Sellers, entre otros, fue uno de los programas de humor británicos que inspiraron a los Monty Python.

Como anécdota curiosa, Spike Milligan aparecería años después en una película de los Python, haciendo un cameo. Él era de profeta de Brian en La Vida de Brian

2. Lo mejor de dos escuelas

Los Monty Python, ahí donde los veis, provienen de las escuelas universitarias más importantes de Reino Unido. Michael Pallin y Terry Jones se formaron en Oxford. En tanto, Graham Chapman, John Cleese y Eric Idle lo hicieron en en Cambridge. Por su parte, Terry Gilliam es el outsider del grupo, ya que no solo es estadounidense sino destacó más como animador que como guionista.

El Python conocido como "Captain Chaos" se formó en Ciencias Políticas en California, en la Occidental College. Su relación con el resto del grupo le vino de su época estudiantil y por su trabajo en la Newsweek, en donde ejercía de dibujante satírico. Sus contactos con Cleese le valieron su reclutamiento para el grupo cuando la BBC decidió producir el programa de humor. 

3. El origen del nombre

Originalmente, el programa no se conocería como Monty Python's Flying Circus, sino que iba a haberse llamado Baron Von Took's Flying Circus, en clara referencia a Barry Took, su agente en la BBC. El título acabó cambiándose para hacer referencia a un agente ficticio, codicioso y algo cutre, bautizado como Monty Python.

Por cierto, que este nombre, además, era un guiño a la figura del General Montgomery, destacado militar aliado en la II Guerra Mundial, cuyo apodo precisamente era "Monty". 

4. Tema principal, libre de derechos

El motivo del uso del tema musical Liberty Bell, de John Phillip Sousa, no debe justificarse por meros motivos lúdicos o humorísticos. La razón por la que recurrieron a esta marcha para su tema de cabecera era porque esta libre de derechos de autor y podían usarlo libremente sin tener que pagar por él. 

Por cierto, el famoso pie que aparece en este opening de los Monty Python pertenece al cuadro de Alegoría del triunfo de Venus, de Bronzino. Más concretamente, pertece al Cupido que aparece magreándose con la diosa, y sobre cual no haremos ningún comentario.

5. Casi los cancelan tras el primer episodio

El primer episodio resultó escandaloso. El controlador de BBC 1, Paul Fox, consideró que iban más allá de lo aceptable. El jefe del departamento artístico de la cadena los tachó de sádicos y depravados. El de Entretenimiento, Bill Cotton, incluso llegó a pensar que el programa tenía algo de suicida. Sin embargo, la BBC acabó dando su voto de confianza al grupo, a lo largo de tres temporadas y media, 45 episodios en total.  

Por supuesto, esta falta de confianza inicial se ha sabido posteriormente gracias a la revelación de documentos internos de la cadena y comunicaciones entre los directivos. Es sin duda uno de los datos más curiosos de la historia de Monty Python.

6. Terry Gilliam, en solitario

Aunque os penséis que los Monty Python debían pasarlo bomba y que todo era una juerga en la oficina, con los guionistas, no hay nada más lejos de la realidad que ese idealizado escenario. Lo cierto es que el quinteto principal trabaja en grupos de trabajo separados en largas jornadas. De ocho a cinco de la tarde, se dice. 

El único que tenía mayor flexibilidad de horarios era Terry Gilliam. ¿El motivo? Era el animador principal del programa y sus trabajos iban en otra dirección. Además, se dice que su caótica forma de trabajar le obligan a tener que producir a su ritmo, en lugar de adaptarse al de sus socios. 

7. Dos programas... ¡en alemán!

Los Monty Python hicieron dos programas en lengua germana. Bajo el título de Monty Python's Fliegender Zirkus, el equipo realizó dos programas para la WDR de la República Federal. Estos dos programas, que ahora se consideran episodios especiales, se rodaron integramente en Baviera. 

Algunos sketches fueron de nueva producción, mientras que otros eran reciclados de shows anteriores. Cabe decir que estos shows especiales alemanes contaba con una versión de la Canción del Leñador en alemán. Por otro lado, una anécdota divertida de los programas para Alemania es la de que el primero se grabó complemente en alemán, imitándo la fonética del idioma. El segundo, en cambio, fue subtitulado. 

8. ¡Que no cunda el pánico! 

El equipo de cómicos no era el único en trabajar en la producción de El circo ambulante de los Monty Python. También, entre sus guionistas, se contaban escritores, actores y productores de cierta talla. Uno de los más reconocidos es, precisamente, Douglas Adams.

El autor de Guía del Autoestopista Galáctico y de Dirk Gently: Investigaciones Holísticas (libro en el que se basa libérrimamente la serie de Netflix de Dirk Gently) fue el guionista de varios episodios de la última temporada. 

9. ¡Nadie espera a la... censura!

Aunque no os lo creáis, la censura se la jugó a los Monty Python. Ya en la producción de la serie hubieron de cortar algunas escenas o sketeches y eliminar tacos mediante el redoblaje de secuencias, sustituyendo ciertas expresiones malsonantes por algunas algo más suaves.

La producción de Los caballeros de la mesa cuadrada no se salvó tampoco. Numerosas maldiciones, menciones a Jesucristo, la palabra "mierda" o incluso los "joder", fueron laminados del montaje final. 

¡Consigue las mejores películas de los Monty Python en Amazon, a precios de risa!

10. Spam, spam, spam!!

Cuando mencionéis la palabra spam para hacer alusión a correo basura, material indeseado o, incluso, anuncios en webs, sabed que el término proviene de aquí. El Spam en inglés hace referencia a un tipo de salchichón o mortadela de baja calidad que se vendía en la posguerra británica. Se solía vender a espuertas y era sinónimo de carestía. 

Posteriormente, este, como otros términos utilizados por los Python, se adaptaría al lenguaje y vocabulario de informáticos y cibernautas para designar fenónemos o items. 

11. ¡No lo borres!

Una práctica habitual de la BBC era borrar las cintas originales de sus grabaciones para poder reutilizarlas. Por este motivo, muchas programas de la época se han perdido. Como los de la primera temporada Doctor Who, por ejemplo. Sin embargo, Terry Gilliam fue previsor y compró todas las cintas originales, asegurando que sobrevivieran al borrado.  

12. Parodia de Ingmar Bergman

La secuencia de inicio de Los caballeros de la mesa cuadrada echó para atrás buena parte del público en su momento. Originalmente, se pretendía que fuera mucho más animada, y también se quería que se asemejase más a la secuencia de créditos propia de los shows de los Python, pero el ingenio y la falta de presupuesto se confabularon.

Al no contar con dinero suficiente como para hacer unos créditos espectaculares, los Python decidieron utilizar esto en su favor, parodiando El Séptimo Sello de Ingmar Bergman. Para añadir injuria al "insulto", añadieron unos delirantes subtítulos en sueco, que parodiaban precisamente los de la película del director. Más de uno se perdió la referencia.

13. Un rodaje digno de la búsqueda del Grial

Ahora, vemos Los caballeros de la mesa y nos produce distintas sensaciones. Puede no gustarnos, la podemos adorar, o simplemente no entendemos su humor. Independientemente de nuestra reacción, hay que recordar que fue un rodaje infernal. Por un lado, no solo tuvieron que enfrentarse a las inclemencias del tiempo y a la relativa inexperiencia como directores de largometrajes de Terry Jones y Terry Gilliam, también sufrieron accidentes y roturas de equipo.

Para añadir problemas, las autoridades escocesas les prohibieron rodar en numerosos castillos, alegando que iban a producirse "inexactitudes históricas". Finalmente, pudieron rodar en dos castillos. El Castillo Stalker, que sirve de exterior al Castillo de Aaaaaargh!, y el Castillo Doune, tras cuyos muros se rodaron TODOS los interiores. 

14. Un funeral de muerte 

Aunque tras El Sentido de la Vida, los Monty Python se separaron por diferencias entre ellos, planeaban reunirse de nuevo, gracias en buena medida a Graham Chapman, que era la figura central del equipo. Si bien es cierto que Chapman era una personalidad complicada y dado a los excesos, sobre todo a los alcohólicos, también era el miembro más querido.

Sin embargo, su muerte en 1989, debido a un cáncer de amígdala, lo cambió todo. Debido a esto, el grupo le ofreció una despedida por todo lo alto durante su funeral. John Cleese leyó un panegírico bastante poco ortodoxo, en la línea del humor del grupo, mientras que Eric Idle cantó Always Look at the Bright Side of Life.

La cosa no se quedó ahí. Diez años después, el grupo se reunió en "Live at Aspen", para escenificar una falsa entrevista / sketch, que culminaba con las cenizas de Chapman derramadas por todo el escenario. Podéis encontrarlo en Internet si buscáis. 

15. En las estrellas

Diversos asteroides del cinturón de nuestro Sistema Solar llevan el nombre de los cómicos. El Minor Planet Center nombró varios con los siguientes nombres y números: 9617 Grahamchapman, 9618 Johncleese, 9619 Terrygilliam, 9620 Ericidle, 9621 Michaelpalin and 9622 Terryjones. 

Además, la presencia de los Python no solo se extiende a la astronomía. También han hecho "su contribución" a la paleontología. Hay una serpiente prehistórica, la Montypythonoides riversleighensis, que fue descubierta en 1985 en Australia. Su nomenclatura es un homenaje al grupo. 

16. El musical de la discordia 

Eric Idle elaboró hace unos años Spamalot. Este musical, producido junto a John Du Prez (compositor de la trilogía cinematográfica de Las Tortugas Ninja), adapta Los caballeros de la mesa cuadrada. Si bien es cierto que todos los Python recibieron una buena "tajada" en concepto de royalties, su aceptación los divide.

John Cleese lo adora y le encanta lo que se ha hecho con la película original. Pero Michael Pallin y Terry Jones no están muy contentos con la idea, aunque lo de ganar dinero con ella no les parece mal. Sin embargo, Terry Gilliam detesta esta "aberración" a sus ojos. 

Y hasta aquí llegamos con las anécdotas y curiosidades de los Monty Python. Por supuesto, nos dejamos algunas en el tintero. ¿Sabéis cuáles son? Si es así, no dudéis en recordarlas en la sección de comentarios. 

Y además