Tennis World Tour
Reportaje

Avance de Tennis World Tour para PS4, Xbox One, Switch y PC

Por Rafael Aznar

Hemos viajado a París para ver un avance de Tennis World Tour, un simulador que llegará a PS4, Xbox One, Switch y PC en mayo y que quiere devolver al deporte de la raqueta a lo más alto del ranking ATP, tirando de la clase que encumbró a Top Spin en su día y con Roger Federer como capitán.

Bigben Interactive ha presentado Tennis World Tour para PS4 Xbox One, Nintendo Switch y PC en un club junto a Roland Garros. Allí, pudimos probar una versión beta, tanto en PS4 como en Switch, y pelotear con Etienne Jacquemain, director creativo del estudio Breakpoint, que nos contó curiosidades de este prometedor juego de tenis para la presente generación.

Hasta 2018, no había habido ni un solo simulador de tenis en las actuales consolas. Pronto, tendremos Mario Tennis para Nintendo Switch, pero ningún título realista en PS4 y Xbox One, pues Sega, 2K y Electronic Arts, que habían trabajado el género en numerosas ocasiones con sus sagas Virtua Tennis, Top Spin y Grand Slam Tennis, lo aparcaron en 2011-2012.

Hace poco, se lanzó en algunos territorios AO Tennis, un juego de un desconocido estudio australiano, Big Ant, que tenía la licencia del Open de Australia y a Rafa Nadal como abanderado, pero fue un sparring del tres al cuarto. Sin embargo, en mayo (Game apunta más concretamente al día 25 como fecha oficial), tendremos un contendiente que sí será digno del top 10 de la ATP, aunque no es que su nombre sea muy original, pues, de hecho, se puede llegar a confundir con el de muchos juegos de tenis anteriores.

La pista es tuya, al fin

En los últimos tiempos, el género deportivo se ha visto muy mermado, al menos en lo que se refiere a superproducciones de corte realista. Se mantienen la bicefalia histórica del fútbol (FIFA y PES) y la del baloncesto (NBA 2K y NBA Live), las sagas oficiales de las ligas estadounidenses (Madden NFL, NHL, MLB) o las peleas de la UFC y la WWE, pero disciplinas como el boxeo, el skate, el snowboard o incluso el golf parecen haber pasado a mejor vida. EA Sports es el perfecto ejemplo de ese reduccionismo, pues ya no trabaja ni Fight Night, ni Skate, ni SSX ni PGA Tour…

Tennis World Tour

Bigben Interactive sí que ha animado a publicar algunos juegos de deportes más minoritarios (al menos en lo virtual), como pueden ser los de balonmano o los de rugby, pero eran desarrollos de saldo, con gráficos y una jugabilidad harto desfasados. Con Tennis World Tour, la ambición ha sido mayor y, si bien no va a ser un juego con los valores de producción y el presupuesto de un FIFA o un NBA 2K, sí que promete ser sobradamente competente como para satisfacer a cualquier fan.

Mejores juegos de Campeones Oliver y Benji

No en vano, el proyecto está firmado por un estudio francés que se creó desde cero para la ocasión y que cuenta con veteranos de 2K Czech, es decir, de la saga Top Spin, lo cual es una garantía. Concretamente, hace poco más de año y medio, varios desarrolladores interesados en resucitar el tenis virtual, dedicaron dos meses a hacer un prototipo y, con él, lograron convencer a la editora para sacarlo adelante. Es cierto que, en esta generación en la que los desarrollos se extienden a lo largo de cuatro o cinco años, puede parecer un lapso corto de tiempo, pero también es cierto que un juego de tenis es lo que es: dos jugadores ‘pasándose’ una pelota a raquetazos en una cancha rectangular dividida por una red.

Tennis World Tour

Polivalencia sobre la pista

La clave de un juego deportivo es el control, y el de Tennis World Tour nos ha transmitido muy buenas sensaciones. Se trata de un simulador con todas las de la ley, en el que el tenista no va imantado a la pelota, por lo que hay que acompasar con fundamento el movimiento y los golpes, que cuentan con una barra de potencia circular muy similar a la que había en Top Spin. Olvidaos de hacer golpes imposibles mientras hacéis el pino, porque el sistema de animaciones no os lo va a permitir. Además, hay una barra de resistencia, para que no nos dediquemos a esprintar cual pollo sin cabeza.

El mapeado de control es bastante intuitivo, con la mayoría de golpes asociados a un único botón: plano, liftado, cortado, globo, subir a la red… La dejada tiene más ciencia, pues sí obliga a pulsar un botón y, al mismo tiempo, un gatillo, y el golpe con efecto tampoco nos dio tiempo a interiorizarlo bien. En otras palabras, hablamos de una jugabilidad profunda. Breakpoint no quiere que el juego se reduzca a “dominar el mando”, sino que busca primar el juego táctico y la necesidad de arriesgar cuando nos enfrentemos a alguien que controle o, incluso, contra la IA en el cuarto de los niveles de dificultad que habrá. Por suerte, dispondremos de un tutorial para interiorizar todas las mecánicas paso a paso.

Tennis World Tour

Se ha puesto énfasis en que la física de la pelota sea lo más realista posible. Eso significa que el bote y la velocidad no sólo se verán condicionados por la superficie (dura, tierra batida, hierba, moqueta y hasta parqué), sino también por la altura de la ciudad, por si estamos jugando en una pista interior o al aire libre o por el mero hecho de si las bolas son nuevas o no.

El tenis tiene dos particularidades respecto a los deportes que son más habituales en el mundo de los videojuegos. La más evidente es que los partidos son de uno contra uno, y no por equipos. La segunda es que, muy a menudo, los jugadores del top 10 son muy superiores a, por ejemplo, los que estén más allá del puesto 30 de la ATP. Por ejemplo, un partido entre Federer y Gasquet puede estar muy desequilibrado, a priori, igual que uno entre Rafa Nadal y casi cualquier rival en tierra batida. Para evitar eso y que todos los jugadores estén en igualdad de condiciones, Breakpoint se ha sacado de la manga un sistema de arquetipos. Así, antes de los partidos, independientemente del tenista al que elijamos, podremos asignar libremente una serie de puntos a tres apartados: ataque, defensa y servicio-volea. Pese a ello, se supone que cada jugador tendrá diferentes atributos de potencia, resistencia, agilidad, control, derecha, revés, servicio, volea y efectos.

Tennis World Tour

Asimismo, habrá unas cartas limitadas que podremos ‘consumir’ durante los partidos para tratar de replicar aspectos reales, como la sangre fría de algunos jugadores a la hora de disputar los tie breaks o el aguante de otros al cansancio. Aparte, se supone que incluso las raquetas o los entrenadores incidirán en la jugabilidad.

Los mejores juegos deportivos de todos los tiempos

Eso sí, hay un aspecto que nos ha disgustado sobremanera, y es que, en el momento del lanzamiento, no habrá partidos de dobles. Consciente de que el ritmo y el tipo de golpes son radicalmente diferentes cuando hay cuatro jugadores sobre la cancha, el estudio ha preferido tomarse su tiempo y los incluirá más adelante, en una actualización gratuita. Se agradece la honestidad, pero quizás habría sido bueno alargar un poco más el desarrollo y haber tenido lista esta característica desde el principio. Por ejemplo, yo aún recuerdo los infinitos vicios en los partidos de dobles del primer Virtua Tennis de Dreamcast, un juego de 2000, nada menos. ¿Recordáis lo que decíamos al principio del año y medio de desarrollo? Ésta es su mayor consecuencia…

Tennis World Tour

Números 1 y ausencias notables

El juego contará con un plantel de tenistas bastante generoso, que combinará veteranía y promesas. Habrá tanto hombres como mujeres, incluidos los actuales números 1, es decir, Roger Federer y Caroline Wozniacki. También está confirmada la presencia de Thiem, Zverev, Dimitrov, Goffin, Raonic, Wawrinka, Kyrgios, Isner, Chung, Monfils, Bautista, Muguruza, Kerber, Bouchard… Serán cerca de una treintena, y ya veis que hay nombres muy importantes. Además, habrá algunas leyendas aún por confirmar.

Ahora bien, va a haber polémica con muchas de las ausencias, especialmente las de Nadal, Djokovic, Murray o las hermanas Williams. El motivo, que seguramente explique también por qué llevamos tanto tiempo sin un juego de tenis, es que hay que llegar a un acuerdo con cada jugador, uno por uno, a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, en los juegos de fútbol o en los de baloncesto, donde se negocia con los organismos que rigen cada liga o, en su defecto, con algunos equipos por separado. Durante el evento de presentación, los chicos de Breakpoint contaron lo difícil que es, a veces, contactar con los tenistas, a cuyos agentes hay que perseguir en diferentes torneos. Aun así, no descartan que, en el futuro, reciban el permiso para fichar a algunos de esos ausentes. A falta de Nadal, en la portada española, Federer estará acompañado por Garbiñe Muguruza y Roberto Bautista.

Tennis World Tour

Algo similar sucede con los torneos, pero, en este caso, no esperéis ninguno oficial. No habrá ni Grand Slam ni Master 1000 reales, pero es un mal menor, ya que, en este caso, se suplirán con dieciocho pistas genéricas ambientadas por todo el mundo: Madrid, Melbourne, París, Berlín, Miami, Tokio, Vancouver, Quito… Como curiosidad, una de las pistas será de tierra teñida de azul, como aquélla en la que se disputó la infame edición 2012 del Mutua Madrid Open.

En cuanto a las modalidades de juego, habrá exhibiciones, torneos online y la academia que servirá de tutorial, pero, sin duda, lo mejor será el modo Carrera, en el que podremos crearnos un álter ego y llevarlo hasta lo más alto. Además de jugar partidos para ir mejorando, habrá elementos de gestión, de modo que deberemos ponderar la forma física, las lesiones o incluso el jet lag para decidir en qué torneos participar y en cuáles no. Le preguntamos a Etienne Jacquemain si habría algún tipo de minijuego, pero nos dijo que no, ya que se quiere primar el realismo por encima de todo.

Tennis World Tour

Las animaciones como epicentro jugable y técnico

En principio, Tennis World Tour no será ninguna locura en lo técnico, pues su presupuesto y su equipo humano distan mucho del que puedan tener las superproducciones deportivas. El juego usa su propio motor gráfico, pero el grado de detalle general quizá está más cercano a la pasada generación que a ésta. Los tenistas serán perfectamente reconocibles, pero aspectos como el público no parecen haber sido muy prioritarios. Eso sí, la beta a la que tuvimos acceso en París era aún muy preliminar (por ejemplo, todavía no estaban implementados el movimiento del pelo de las chicas ni las marcas sobre la pista, que sí estarán en la versión final), así que hay mucho margen de mejora en los dos meses que quedan hasta que el juego sea ‘gold’.

Como decíamos antes, la prioridad de Breakpoint ha sido la simulación, y eso dependía totalmente del sistema de animaciones, al que sí que se le ha puesto mucho énfasis. En las partidas que jugamos, había algún que otro gesto robótico y planos generales en los que el jugador parecía flotar ligeramente, pero, en general, los desplazamientos y los golpeos funcionaban ya perfectamente en esa beta. No en vano, el estudio ha hecho largas sesiones de captura de movimiento con dos jugadores franceses (y, además, en esa beta no estaban incluidas las obtenidas en la sesión más reciente de todas las que se han hecho), a los que se les iba pidiendo replicar cualquier tipo de golpe que pueda llegar a darse en un partido. Así, hemos podido ver ya las evidentes diferencias entre la forma de sacar de unos jugadores y la de otros, en el revés según sea a una o a dos manos, en los golpes en carrera…

Tennis World Tour

En cuanto al apartado sonoro, la atmósfera de silencio de los partidos nos hará sentir la tensión de cada golpe. Además, habrá comentarios para las repeticiones, a priori en inglés y de la mano de alguna celebridad aún por confirmar (en la beta, no estaban implementados todavía).

Seis años de espera

Fue en febrero de 2012 cuando recibimos Grand Slam Tennis 2 (PS3-360) y Virtua Tennis 4: World Tour (PS Vita), los dos últimos juegos de tenis realistas hasta la fecha. Seis años son demasiado tiempo para tener la raqueta en el trastero, así que no vemos la hora de echarle el guante a Tennis World Tour. Nuestros primeros puntos y juegos con él han sido muy prometedores, así que sólo queda comprobar, ojo de halcón mediante, si los sets y los partidos lo consagran como el sucesor de Top Spin.