Reportaje

Así era OutRun 2019, el juego de Mega Drive que viajaba "al futuro"

Por Daniel Quesada

Seguramente ya lo habréis borrado de vuestra mente, pero apostamos a que muchos de los que estáis leyendo esto flipabais pensando en cómo sería el futuro, digamos, en el distante año 2000. Los coches volarían, nos teletransportaríamos, abriríamos las latas con un abridor láser... ¡Ya, el año 2019 sería la repanocha, claro! Pues eso mismo debieron de pensar en SEGA cuando concibieron OutRun 2019 para Mega Drive, un título que se lanzó allá por 1993.

Conoce más sobre la historia de Mega Drive con este libro

Estamos más que acostumbrados a ver mogollones de versiones del legendario OutRun, ese juego de velocidad con el que Yu Suzuki y compañía sentaron cátedra. Cuando pensamos en ello, en seguida nos viene a la cabeza la tecnología super scalling, pero sobre todo ese Ferrari rojo con el conductor "borjamari" y la rubia sentada a su lado.

Pues bien, para OutRun 2019 de Mega Drive se pusieron más "radikales" y nos presentaron un vehículo super estilizado y futurista, que venía equipado con un turbo capaz de catapultarnos hasta los 600 kilómetros por hora. La esencia de la saga OutRun estaba ahí (con sus checkpoints, sus carreras contra reloj y sus bifurcaciones en el recorrido), pero elementos como ese turbo, las zonas sin asfaltar o los saltos querían dar un soplo de aire fresco y mostrarnos cómo se correría en el futuro. Ah, ¿que vosotros no saltáis por la carretera ni superáis los 500 km/h cuando vais a Galapagar hoy en día? ¡Menudos losers estáis hechos!

Bromas aparte, querías presentaros en vídeo OutRun 2019 porque tiene una gracia especial para los coleccionistas este año, pues se une a obras como la primera Blade Runner o Akira, que también situaban la acción en estos doce meses que ahora nos ocupan. ¡Demonios, y aquí seguimos, sin pizzas instantáneas ni aeropatines!