Crítica fan de Han Solo: Una historia de Star Wars
Reportaje

Han Solo: Una historia de Star Wars, análisis para expertos en la saga

Por Jesús Delgado Manzano

Han Solo: Una historia de Star Wars llega a los cines el 24 de mayo. Ya hemos visto este spin-off centrado en el personaje de Han Solo y os ofrecemos una crítica de la película desde el punto de vista fan. ¿Será la Fuerza intensa en ella?

Ya no queda nada para el estreno de Han Solo: Una historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story). En poco menos de una semana, el spin-off centrado en el contrabandista coreliano, interpretado originalmente por Harrison Ford en La Guerra de las Galaxias, llegará a los cines de todo el mundo. 

Bajo la dirección de Ron Howard, nos llega una película guionizada por Lawrence Kasdan y protagonizada por Alden Ehrenreich, Woody Harrelson, Donald Glover y Emilia Clarke. La historia cuenta los orígenes del emblemático capitán del Halcón Milenario, narrando sus primeros trabajos como forajido, adentrándose en sus años de aprendizaje como piloto y truhán. Para ello, la trama retrocederá al periodo comprendido entre la película original y La Venganza de los Sith, varios años antes de Star War Rebels y Rogue One

Con las primeras reacciones de Solo: A Star Wars Story ya pululando por Internet, nosotros también vamos a aportar nuestro granito de arena sobre esta complicada producción. Recordemos que esta película para muchos hedía a catástrofe a la legua y se ha revelado como una (grata) sorpresa. Pues aunque está muy lejos de la debacle, tampoco anda demasiado cerca de ser una obra maestra. 

¡Consigue la saga original de películas de Star Wars a un precio hiperespacial!

En la siguiente crítica os hablamos desde el punto de vista de un fan de Star Wars, los puntos a favor y los puntos en contra. Tras su visionado, podemos decir que Han Solo: Una historia de Star Wars es una película con fuertes contrastes. Por ello que merece un análisis y una aproximación tanto en lo tocante a su contenido como al tratamiento que se le ha dado. 

Un western espacial

Desde que Phil Lord y Chris Miller fueron "amigablemente" retirados de la producción de Han Solo: Una historia de Star Wars, en verdad nos temíamos que íbamos a presenciar una catástrofe de proporciones galácticas. En honor a la verdad, es cierto que el proyecto heredado de Ron Howard tiene unas taras innegables: ritmo irregular, una edición bastante extraña y un sentido del humor que en ocasiones se nos hace ajeno al común de Star Wars. Sin embargo, y a pesar de todo ello, Han Solo logra cumplir con bastante dignidad como película, postulándose como un western de manual, ambientado en el espacio, que además funciona

En esencia Howard recoge planteamientos de las novelas de Star Wars, valiéndose de los tiempos narrativos para contar esta historia de orígenes, que toma prestados y adapta libremente algunos elementos de la vieja trilogía literaria de Han Solo. En este sentido, retoma muchos elementos (como el corredor o la carrera de Kessel) que ya existían y los reinterpreta, dando forma a una nueva historia sobre cómo "Han se convirtió en Solo".

En diversos aspectos, muchos fans del grupo duro y del bunker volverán a rasgarse las vestiduras, ya que no se realiza una lectura literal del canon cimentado durante los años 90, sino una reinterpretación moderna. No obstante, hemos de decir que la ambientación de Solo resulta muy acertada, ya que desarrolla muchísimos elementos nunca vistos con anterioridad en las películas sobre el Universo Star Wars.

Citamos algunos de estos elementos, evitando entrar en spoilers: El ejército imperial (no confundir con los soldados de asalto, que se supone que es otro cuerpo); mundos tales como Corellia y las minas de Kessel; las facciones que conforman las mafias del Borde Exterior; la carrera profesional de Lando como "emprenedor"; los TIE de reconocimiento; el origen del blaster pesado DL-44 de Solo, etc...

Podemos señalar que buena parte del material descrito en su momento en el juego de rol de Star Wars de West End Games se convierte nuevamente en la base de referencia para la Galaxia de Star Wars. Esto supone regresar a la base del viejo canon, nuevamente. Algo que ya vimos en Rogue One y en Rebels.

No dejes de leer la crítica cinéfila de Han Solo: Una historia de Star Wars 

Además, otro de los valores que encontramos son las referencias y los guiños a las películas y a personajes secundarios como Aurra Sing, o ciertos elementos de la serie The Clone Wars. Y también menciones a mundos que hemos ido viendo en la nueva trilogía tras El Despertar de la Fuerza. Todo ello convierte a esta película en un "puente" que viene a crear una cohesión entre distintos periodos históricos, planteando un marco espacial bastante sólido. 

En otros aspectos, y volviendo un poco a la idea inicial de este epígrafe, Han Solo: Una historia de Star Wars hace suyo el ingrediente de Western que sirvió para dar cierto tono a la idea original de Star Wars, y de esta manera desarrollar un periodo histórico en el que había un vacío. En esta línea, podemos decir que es una película muy fiel a la estética de la galaxia de George Lucas, ya que los propios escenarios que visitamos es como volver al Star Wars de los 70 y 80. El atrezzo y el maquillaje priman sobre el CGI. 

Por supuesto, tampoco tenemos que dejar de hablar de las malditas comparaciones. Alden Ehrenreich no es Harrison Ford, como tampoco Donald Glover es Billy Dee Williams. Sin embargo, ambos hacen suyos los personajes de Han Solo y Lando Calrissian, haciendo que nos creamos que, efectivamente, son las versiones jóvenes de ambos pícaros y estafadores. Su relación funciona y llegamos a entender su futuro pique a raíz del cambio de capitanía del Halcón Milenario.

A esto hemos de añadir que la cosa se queda bastante bien de cara a futuras entregas, si finalmente Ron Howard, Disney y Lucasfilm creen que Han Solo da para una trilogía. Hay muchos retazos de la historia que se nos brindan como invitaciones perfectas para seguir explorando la galaxia de Star Wars, resolviendo ciertas incógnitas aún no desveladas y expandiendo aún más la nueva continuidad de la Saga.

En conjunto, concluimos diciendo que estamos ante una película que ha salido mucho mejor de lo esperado. A pesar de sus taras y las pegas que pueda tener, Han Solo: Una historia de Star Wars cumple como entretenimiento. Quizá sea una cinta algo más floja respecto a otras entregas cinematográficas de la saga, pero en líneas generales da lo que promete: una de vaqueros espaciales, con ladrones y forajidos, tiroteos y robos a trenes, carreras a muerte contra los "indios", partidas de cartas y persecuciones en lo más profundo del espacio.

Ahora solo resta por ver si la película convencerá tanto a fieles y devotos de la Trilogía Original de Star Wars como fans de nuevo cuño. ¿Lo logrará? ¿O este será el primer y último viaje en solitario de Han Solo en los cines?

Lecturas recomendadas