Ir al contenido principal
Joven Dumbledore
Reportaje

La importancia de la relación Dumbledore - Grindelwald en el universo Harry Potter

Por Piedad Milicua

A diferencia de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos, que funcionaba prácticamente como una película autoconclusiva, Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald nos abre la ventana al mundo desarrollado en las novelas y películas de Harry Potter y nos conecta a ellas a través de una de las relaciones más fascinantes, enigmáticas e importantes de toda la saga, la amistad de Albus Dumbledore con Gellert Grindelwald.

Toda esta historia de amistad entre dos de los magos más poderosos del mundo que en los libros se cuenta a trompicones, va a ser una de las tramas principales de la saga de Animales Fantásticos que J.K. Rowling está escribiendo y que nos llevará a descubrir cómo era el mundo mágico durante los muchos años en los que Grindelwald lo llenó de oscuridad, así como lo mucho que afectó a los magos de las siguientes generaciones, incluida la de Harry Potter. Por ello, vamos a daros un rápido resumen de su historia en común, lo que os ayudará a entender lo que sucede en las nuevas películas... Y lo que pasó en las originales.

[Posibles SPOILERS de la saga Animales Fantásticos]

Voldemort no fue el primero, ya hubo antes que él otro mago que buscaba la pureza de la raza mágica y el desprecio absoluto por los no mágicos. Su nombre era Gellert Grindelwald y llegó a tener mucho más poder del que el primero hubiese soñado, expandiendo su misión internacionalmente e incluso llegando a crear una cárcel donde encerraba a los que se le oponían, Nurmengard, en la que acabaría sus días después de su derrota. 

Pero antes de todo esto, Grindelwald no era más que un estudiante del colegio Dumstrang obsesionado con la magia oscura y, sobre todo, con las Reliquias de la muerte, los tres objetos que convertirían a aquel que los posea en el "Señor de la muerte". Durante su época en el colegio, los experimentos del joven mago se fueron pasando por alto hasta que se volvieron excesivamente peligrosos y lo expulsaron, no sin antes marcar en una de las paredes del colegio la marca de las Reliquias de la muerte que, a partir de este momento, pasaría a llamarse la "marca de Grindelwald".

Nuevas imágenes de Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald

Obsesionado con encontrar la Varita de Saúco, la Capa de invisibilidad y la Piedra de la Resurrección, Grindelwald viaja a Godric´s Hollow, el pueblo donde vivían los tres hermanos del cuento que hablaron cara a cara con la muerte, y allí se refugió en la casa de su tía lejana, la historiadora Bathilda Bagshot que, casualmente, vivía al lado de la familia Dumbledore (el el mundo mágico es increíblemente pequeño).

Un joven Albus Dumbledore, frustrado por no poder hacer su viaje por el mundo por tener que cuidar de sus dos hermanos pequeños, Ariadna, una obscurial, y Aberforth, se quedó fascinado por el carisma y la inteligencia de su vecino, que llegó a convertirse en su gran amigo (incluso amante según  J.K. Rowling). 

El merchandising mejor valorado de la saga Animales Fantásticos 

La muerte de Ariana 

Mientras Albus aprendía de Grindelwald e incluso, empezaba a pensar como él en lo que se refiere a la inferioridad de aquellos que no son "sangre limpia", descuidaba los cuidados de su hermana Ariana, que tras un ataque de unos muggles se había quedado completamente trastornada. Enfadado con su hermano, Aberforht le confronta y le echa en cara toda su frustración, a lo que Grindelwald responde lanzándole la maldición Cruciatus. En ese momento, Albus decide ayudar a su hermano y se enfrenta a su amigo en un cruento duelo que termina con la muerte de Ariana por un hechizo perdido. En ese momento, Grindelwald se marcha y desaparece de la vida de los Dumbledore.

Este trágico suceso, unido al hecho de no saber quién de los dos lanzó la maldición, marcó para siempre la personalidad de Albus Dumbledore, como se puede ver a lo largo de toda la saga de Harry Potter. Consciente de sus ansias de poder incontrolables, el poderoso mago decide recluirse en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, donde llegaría a ser director, pero rechaza una y otra vez el puesto de Ministro de magia, temoroso de que en algún momento se le pueda ir de las manos. 

Las Reliquias de la Muerte

Seguramente, Dumbledore no escuchase por primera vez el nombre de Las Reliquias de la Muerte por boca de Grindelwald, pero sí que gracias a él fue consciente de su existencia real. Tras abandonar Godric´s Hollow, Grindelwald se va en busca de la Varita de Saúco, la reliquia que más le interesaba de las tres, y la encuentra en manos del fabricante de varitas Gregorovitch.

Durante años, la utiliza como arma para conseguir su objetivo de que los magos controlen el mundo, mientras su ex amigo continúa escondido en Hogwarts, temeroso de enfrentarse a él. Finalmente, Dumbledore se repone y se va en busca del malvado mago, al que se enfrenta en un gran duelo de magia que acaba con su victoria y el confinamiento de Grindelwald en Nurmengard.

Esto es esencial para la historia de Harry Potter, pues la victoria de Dumbledore supone que la Varita de Saúco pasa a manos del director y durante años se pierde su rastro en el mundo mágico, evitando que gente como Voldemort descubra donde está. Además, conociendo sus propiedades de que solo obedece a aquel que se gana su favor en un combate, Dumbledore provoca que sea Snape el que acabe con su vida, para evitar que otro se haga con el control de la varita, poniendo las cosas muy difíciles al Mago tenebroso cuando por fin la tiene en sus manos.

Además, Dumbledore se pasa su vida, en secreto, buscando las tres Reliquias, encontrando por casualidad la Capa de Invisivilidad, que pertenece a la familia del padre de Harry, los Potter, y descubriendo la Piedra de la Resurrección en uno de los horrocruxes creados por Voldemort, lo que es esencial para acabar con él y destruir todos sus pedazos del alma.

Y además