Crackdown 3
Reportaje

Impresiones de Crackdown 3 para Xbox One y Windows 10

Por Martín Amechazurra Falagán

Viajamos hasta Londres para probar de primera mano la campaña y el modo multijugador Wrecking Zone de Crackdown 3, el explosivo sandbox de Sumo Digital y Microsoft Studios para Xbox One y Windows 10 que llegará a las tiendas (y a Xbox Game Pass) el 15 de febrero.

Parecía que nunca iba a llegar, pero el lanzamiento de Crackdown 3 ya es inminente. Y no ha sido fácil llegar hasta aquí, ni mucho menos. El exclusivo de Microsoft tenía planeado su lanzamiento en un principio para 2016, una fecha que se vio retrasada hasta el 2017, y luego al 2018… Y finalmente para el 15 de febrero de 2019.

Pero de esta vez no pasa, el juego de Sumo Digital y Microsoft Studios sale a la venta en cosa de dos semanas, y nosotros hemos tenido la oportunidad durante unas horas de saltar, correr, disparar y realizar todo tipo de locuras a los mandos de los Agentes de Crackdown 3, ya fuera en su modo campaña como en el modo multijugador Wrecking Zone, el heredero de esa famosa destrucción total con el poder que ofrece la "nube" de Microsoft Azure.

Los mejores televisores 4K para disfrutar al máximo de tu Xbox One X

Para poneros en situación, Crackdown 3 tiene lugar 10 años después del segundo juego, cuando una corporación conocida como TerraNova provoca el colapso de la red energética de la mayoría de países del mundo en un atentado a escala global. Esto lleva a la Agencia a adentrarse en la isla de New Providence, la base de operaciones de esta corporación, para hacer lo que mejor se le da: acabar con esta organización pieza por pieza gracias a sus agentes modificados genéticamente.

Impresiones Crackdown 3

Pero vamos por partes, y lo primero de todo es decir que Crackdown 3 se siente mucho como el Crackdown original. Es la misma fórmula, sí, pero con una consiguiente evolución en muchos de sus apartados, que dan lugar a una experiencia bastante más pulida. Las hazañas físicas imposibles están ahí, el sistema de apuntado automático se mantiene fiel, incluso algunas de las físicas y movimientos causan las mismas sensaciones de antaño, pero todos estos elementos se han visto reforzados de una manera u otra.

Por poner un ejemplo, el sistema de movimiento, la agilidad, no solo evoluciona haciéndonos más rápidos o que podamos saltar mucho más, sino que además se van desbloqueando algunos movimientos como evasiones, un dash o impulso aéreo, y también la posibilidad de hacer doble (¡y triple!) salto con los propulsores de tu traje para llegar aún más lejos en el aire. Incluso se puede escalar unos pocos metros por la pared al saltar contra ella, que evita que te quedes falto de altura a milímetros de un bordillo como a veces ocurría en sus antecesores.

Impresiones Crackdown 3

Y esta evolución se aplica también al resto de habilidades de los agentes. Cada nuevo rango que mejoremos de una de sus habilidades (agilidad, conducción, fuerza, explosivos, armas de fuego) desbloquea una habilidad o un objeto o arma específico, además de perfeccionar nuestra pericia en ese campo. Por poner más ejemplos, nuestro vehículo personal puede adquirir la capacidad de transformarse sobre la marcha en tres modelos diferentes (para conducir a gran velocidad, saltar y escalar por las paredes, convertirse en un tanque…), y los propios agentes pueden hacerse con nuevos movimientos cuerpo a cuerpo para encadenar los golpes o para golpear el suelo con fuerza tras un gran salto, al más puro estilo de un superhéroe aterrizando.

No todo es cosa de nuestros agentes, claro, y también se ha hecho un buen trabajo a la hora de ofrecer una gran variedad enemiga a la que enfrentarse. En las horas que pudimos probar de la campaña, nos enfrentamos a diversos enemigos como soldados de a pie o con escudo, robots de combate, tropas con lanzallamas o lanzadores de ácido, drones voladores con ametralladoras o cohetes, mechas enormes adaptados al combate, tanques pesados, robots pesados de carga, soldados con lanzamisiles... Y muchos más. Cada tipo de enemigo ofrece unas cualidades distintivas, con sus puntos fuertes y sus debilidades, para mayor variedad en los combates.

Impresiones Crackdown 3

Otro apartado que también parece haber evolucionado en esta entrega es la caracterización de los propios villanos en sí, así como la narrativa en general. Los jefes de TerraNova cuentan con su propia personalidad y sus particularidades, que se ven reflejadas cuando se comunican con nosotros, cuando tratan de provocarnos, cuando dan órdenes a sus esbirros… Y de hecho los combates contra algunos de estos jefes han sido una de las cosas que más nos han divertido al probar el juego, tanto el hecho de llegar a ellos (con partes más “plataformeras” con combates intercalados) como el enfrentamiento en sí, los cuales son bastante desafiantes incluso con un agente mejorado.

Pero llegar a cada jefe no es cuestión de plantarse en su base y llamar al timbre. Antes hay que informarse sobre ellos, descubrir su identidad, y desestabilizar sus operaciones en la ciudad. En este sentido, el mundo de Crackdown 3 ofrece distintas misiones divididas en tres apartados, en base a las propias divisiones de TerraNova: Industria, Logística y Seguridad. Son actividades diferentes como acabar con los robots que custodian un enclave, destruir unas máquinas de minería, reventar la flota de vehículos enemiga de una base… Las cuales se van encontrando por el mapa y se puede acceder a ellas en cualquier momento con libertad (eso sí, si te lanzas a por las más difíciles de primeras, las vas a pasar canutas).

Impresiones Crackdown 3

Cada actividad se corresponde con uno de los jefes de la organización que controla la ciudad, y según las vamos completando se va recabando nuevos datos sobre estos individuos, hasta que finalmente podamos lanzarnos a ir a por ellos. Además de estas actividades, también nos encontramos con algunas pruebas de conducción o de agilidad para pulir nuestras habilidades, torres de propaganda que escalar (mención especial al personaje de Terry Crews metiéndose con los malos a través de la megafonía de estas torres), o prisioneros rebeldes que liberar en algunas bases, entre otras cosas. Aún así, las actividades que hemos probado nos han dejado con una pequeña sensación de repetición, de estar simplemente tachando elementos del mapa sin más, por lo que habrá que ver si se aprecia mayor variedad en el juego de lanzamiento.

Impresiones Crackdown 3

También se pueden hallar algunos archivos de audio repartidos por la ciudad, que amplían el trasfondo de la historia y ayudan a desarrollar a los personajes y su mundo. En cuanto a la ciudad en sí, New Providence no solo ofrece buena variedad en cuanto a sus distintos barrios y zonas, sino que además estos se ven de maravilla, ya sea la zona del “centro”, con sus grandes rascacielos y las luces de neón, hasta las zonas industriales o los barrios más extensos de la periferia, todos con un aspecto muy colorido que salta a la vista. Y por supuesto, se trata de una ciudad bastante densa y con mucha verticalidad, para mayor disfrute a la hora de desplazarte.

Impresiones Crackdown 3

Pero si lo que buscamos es la destrucción a gran escala de los edificios y las estructuras, esta se encuentra disponible a través de los modos multijugador, como es el modo Wrecking Zone. En él, dos equipos de 5v5 se enfrentan en partidas dentro de un mapa totalmente destructible, lo cual da pie a situaciones totalmente caóticas que le dotan de gran dinamismo a este juego. Las paredes se destrozan pieza a pieza con los impactos, el suelo y los puentes ceden cuando sufren daños, las estructuras acaban derrumbándose con el transcurso de la partida… No hay un lugar seguro, lo cual te obliga a moverte de manera constante y a ser más agresivo que los rivales para sobrevivir.

De hecho, cada jugador cuenta con un arma explosiva (además de la principal) y con munición ilimitada, por lo que de nada sirve ponerse a cubierto, en especial con un entorno tan cambiante como este. Sin embargo, la destrucción que ofrece este modo se queda algo corta de lo que se mostraba en su día, con esos edificios complejos que se derrumbaban los unos sobre los otros, o por lo menos esa es la impresión que nos ha causado en las partidas que hemos disputado. Aún con ello, las partidas en este modo multijugador han resultado ser realmente entretenidas con todo el caos que sucede en ellas, con un ritmo elevado, explosiones por doquier y bastante diversión.

Por último queda remarcar que Crackdown 3 nos ha dado la impresión de ser un juego bastante pulido, que ha aprovechado bien el tiempo extra de desarrollo para ofrecer un producto sólido. No solo en el apartado técnico, donde lo hemos probado tanto en Xbox One como en Windows 10 a 4K sin ninguna incidencia, sino también en la jugabilidad, con los nuevos movimientos y la amplia variedad de enemigos que mantienen fresca la fórmula de la saga sin distanciarse mucho de ella. Crackdown 3 llegará a Xbox One y Windows 10 el próximo 15 de febrero, y estará disponible de salida con Xbox Game Pass.