Metroid Dread

Os contamos qué nos ha parecido Metroid Dread (o Metroid 5), la nueva entrega de esta saga de acción y exploración espacial, tras jugar durante hora y media. Además, hemos podido probarlo en la nueva Nintendo Switch OLED.

¿Queréis sentiros viejos/as? Han pasado casi diecinueve años desde que jugamos a Metroid Fusion  en nuestras GBA (el 18 de noviembre de 2002). Fue la última entrega numerada dentro de esta saga de Nintendo, así como la última que hizo gala de un desarrollo 2D (sin contar remakes). 

Son sólo dos de los muchos motivos que hacen que Metroid Dread, que se lanza en Nintendo Switch el próximo 8 de octubre, sea tan especial. La saga regresa al desarrollo 2D para retomar la trama allí donde lo dejó Fusion... Y ponerle punto y final a la historia de Samus Aran y los metroides.

VIDEO

Impresiones de Metroid Dread para Nintendo Switch

Los artífices de este regreso son los españoles MercurySteam, quienes ya se encargaron de traer de vuelta a la cazarrecompensas espacial en 2017 con Metroid Samus Returns, el fantástico remake para Nintendo 3DS de Metroid II: Return of Samus (podéis leer nuestro análisis, si aún no lo habéis hecho).

En Hobby Consolas hemos podido acercarnos hasta las oficinas de Nintendo para probar la nueva aventura, desde el principio y durante cerca de hora y media. Y lo hemos visto en una Nintendo Switch OLED, el nuevo modelo con pantalla mejorada.

Os contamos cómo fue la experiencia en nuestras impresiones de Metroid Dread.

Siguiendo los pasos del SA-X

Desde que presionamos el botón A y empezamos una nueva partida, queda patente la importancia y la influencia de Metroid Fusion en Metroid Dread. Nos refrescan términos, como "metroide" o "parásito X",  se muestran imágenes que hacen especial hincapié en lo sucedido en la entrega de GBA y se narran los acontecimientos que dan pie a esta nueva historia.

No vamos a entrar en detalles para evitar destripes innecesarios; basta con saber que Samus llega a una nueva localización, el planeta ZDR, y que como viene siendo costumbre nada más empezar pierde todas sus habilidades y queda prácticamente indefensa (amnesia física lo llaman aquí), armada únicamente con su rayo y algunos misiles.

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Y fue tomar el control, movernos un poco por el escenario, saltar y pegar un par de tiros para que nos viniese casi instantáneamente un pensamiento a la cabeza: "es increíble cómo se controla esto". 

Puede que sean los 60 frames por segundo, los nuevos movimientos de los que hablaremos en un momento, o la forma en que todas las animaciones se encadenan de forma fluida; el caso es que jugar a Metroid Dread es un gustazo.

VIDEO

Novedades en Nintendo Switch Online. Vienen cambios... ¿para bien?

Como podéis suponer, nuestras impresiones son fantásticas, por ahora. Es pronto para hablar, y más teniendo el precedente de un juego como Metroid Zero Mission, que sigue siendo fantástico en lo referente al control.

Pero si Dread mantiene el listón visto en estas primeras horas durante el resto de la aventura... Podríamos estar ante el mejor Metroid en lo que a jugabilidad se refiere. Y eso es mucho decir, a estas alturas de la franquicia.

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Uno de los motivos es el deslizamiento, un nuevo movimiento que tenemos desde el principio y que se realiza al pulsar el gatillo ZL mientras corremos

La primera impresión fue que se trata de un sustituto de la morfosfera, pues nos permite pasar por huecos estrechos (de una forma más ágil, las cosas como son), pero pronto nos dimos cuenta de que sigue habiendo recovecos por los que es imposible colarse con esta maniobra.

Grandes juegos de Nintendo 64 y Mega Drive llegan pronto a Nintendo Switch Online

Metroid Dread reintroduce dos movimientos que aparecieron por primera vez en Samus Returns, pero con pequeños cambios. 

Por un lado tenemos el apuntado en 360º, que se sigue realizando manteniendo pulsado el botón L y usando el joystick izquierdo. La diferencia es que en Dread, al correr, si inclinamos el joystick hacia arriba o hacia abajo tenemos control total sobre la dirección en la que apunta Samus.

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Por otro lado tenemos el contraataque, que de nuevo se realiza pulsado el botón X. Pero en lugar de obligarnos a detenernos, ahora se puede ejecutar en prácticamente cualquier situación: corriendo, saltando... incluso en mitad de un deslizamiento (lo que provoca que Samus pegue una patada con salto hacia atrás muy espectacular). 

Esto evita que se rompa el ritmo de juego, algo a lo que también contribuyen los ajustes en el comportamiento de los enemigos, pues no hemos sentido esa necesidad constante de tener que usar el contraataque para avanzar, como sí pasaba en Samus Returns.

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Efectuarlo correctamente también es algo más complicado, pues ahora incluso los enemigos más básicos recurren a artimañas como amagar el ataque para confundirnos. Y con los jefes hay que "buscarlo", pues en el caso del primero había que realizar cierta acción en un momento concreto para tener la posibilidad de contraatacar. La secuencia que se activaba al lograrlo era espectacular.

De esta forma, en Metroid Dread el contraataque ha pasado de ser una necesidad constante, a una herramienta muy útil. Todo un acierto.

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Metroid Dread también pone sobre la mesa un cambio jugable importante: el sigilo. Dentro de cada zona de ZDR existen secciones en las que debemos enfrentarnos a los E.M.M.I., letales robots que pueden detectar a Samus por el sonido de sus pisadas y son resistentes a la mayoría de las armas. 

Si un E.M.M.I. atrapa a Samus tenemos una pequeña posibilidad de escapar usando el contraataque... Pero es harto complicado (nosotros no lo conseguimos en ninguna ocasión, vaya). De lo contrario es el fin de la partida.

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

De ahí que tengamos que evitarlos permaneciendo en movimiento, esquivando el haz de luz que tienen por mirada o usando algunas de las nuevas habilidades de Samus. Al menos, hasta que obtenemos el cañón Omega, una potente arma de uso único que fulmina a estas criaturas robóticas; el momento en que por fin apuntamos y disparamos es muy chulo (y tenso).

Son sin duda un homenaje a las secciones del SA-X de Metroid Fusion, con la diferencia de que el comportamiento de los E.M.M.I. no está "scripteado", lo que los hace mucho más imprevisibles y mantendrá la tensión en siguientes partidas (y os aseguramos que son listos, los puñeteros).

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Teníamos nuestras reservas, pues las secciones de sigilo y los enemigos que aniquilan de un golpe, mal ejecutados, dan pie a situaciones muy frustrantes. Pero en Metroid Dread estas secciones están muy bien medidas, no son demasiado largas, están bien repartidas y si morimos empezamos prácticamente donde lo habíamos dejado.

Queda por ver cómo se comportan el resto de E.M.M.I., pues cada uno cuenta con diferentes habilidades, pero de momento nos han parecido secciones que no rompen el ritmo de juego. En todo caso, son un soplo de aire fresco dentro de la acción, la exploración y el "backtracking" habituales

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Porque por supuesto hay "backtracking". Metroidvania empieza por "metroid", después de todo. Y podemos confirmar con alegría que no mentían: Dread ha recuperado el diseño abierto de Super Metroid.

Al principio nos llevamos un microinfarto, pues los primeros minutos son bastante guiados y en Artaria, la primera zona, hay una suerte de plantas rojas que nos señalan el lugar donde debemos disparar para avanzar... Pero a medida que fuimos explorando ZDR el número de rutas disponibles fue en aumento y las pistas visuales se esfumaron.

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

No hay ningún marcador que nos indique dónde debemos ir a continuación, más allá de los comentarios de ADAM, el ordenador de Samus. Y hubo una, dos, tres y más ocasiones en las que nos quedamos atascados porque no sabíamos cómo continuar o hacia dónde dirigirnos. Mágico.

El mapa de Artaria nos pareció ENORME y MUY abierto... ¡Y recordemos que se trata del primer "nivel"! Así que estamos ansiosos por ver qué nos depara el resto del planeta. También hay que destacar que hay mayor variedad visual: en lugar de ceñirse a una temática (jungla, agua, calor...), en Artaria se podían ver desde cavernas hasta zonas industriales.

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Y hablando de la parcela visual, nos ha parecido que Metroid Dread luce realmente bien. Jugarlo en el modelo OLED ha tenido algo que ver, no cabe duda, pero eso no quita que sea de esos juegos que impresiona ver en movimiento, en especial al jugar en modo portátil.

En particular, nos ha gustado que se recupere uno de nuestros detalles favoritos de Samus Returns: los fondos llenos de actividad, como criaturas, plantas y otros elementos que dan vida a los escenarios y, en algunos casos, reaccionan al paso de Samus

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

También nos ha llamado la atención que se juega con la perspectiva en ciertas situaciones, inclinando la cámara hasta casi ponerla a la espalda de Samus cuando se usa el cañón Omega o alejándola para mostrar mejor un escenario. Y en varias escenas de vídeo se recurre a la vista en primera persona, algo que siempre recuerda a los Prime.

Cosas malas que hemos detectado en esta primera toma de contacto, que también las hay: el mapa, al que se accede pulsando el botón +, nos ha parecido demasiado confuso; está lleno de iconos y marcadores que desorientaban bastante. 

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Pero tampoco lo tengáis muy en cuenta, pues estamos seguros de que es cuestión de acostumbrarse a este diseño y aprender a reconocer los nuevos indicadores.

Por otro lado, y también relacionado con el mapa, las habitaciones ya no se muestran como visitadas al entrar por primera vez, sino que ahora registran nuestro recorrido píxel a píxel. Es decir que si cruzamos una habitación de lado a lado sin usar el salto, toda la parte superior de la estancia aparecerá en el mapa con un tono más oscuro, indicando que por ahí no hemos pasado. 

Impresiones Metroid Dread Nintendo Switch

Es una tontería, sí, pero si sois de los que obtienen satisfacción al contemplar el mapa "relleno" y sin huecos, vais a tener que dar muchas vueltas y cubrir mucho espacio para completar cada habitación.

En cualquier caso, son detalles menores. Lo que importa es que estas primeras impresiones de Metroid Dread han sido justo lo que esperábamos y nos han dejado con ganas de más, de muchísimo más. La nueva aventura de Samus tiene una pinta fantástica y estamos deseando volver a jugar para saber cómo continúa.

Y además

Metroid Dread

Plataformas:

Nintendo Switch

Lanzamiento: