Reportaje

Impresiones de One Punch Man: A Hero Nobody Knows tras probar la beta cerrada

Por Daniel Quesada

One Punch Man es uno de los manganimes que más han dado que hablar en los últimos años... Y motivos no le faltan. Su mezcla de humor, combates extenuantes y misterio conquista desde el principio, así que era cuestión de tiempo que nos llegara un juego de las dimensiones de One Punch Man: A Hero Nobody Knows. Se trata de un juego de lucha 3 contra 3 por turnos, al estilo de lo que hemos visto en los Dragon Ball Xenoverse o Jump Force. De hecho, es Spike, una habitual de estos títulos de Bandai Namco, la que firma el juego.

Consigue el primer tomo del manga de One Punch Man

El pasado fin de semana, pudimos probar la beta cerrada del juego, que permitía acceder al tutorial, combates sueltos contra la CPU o bien cambatir online contra otro usuario. La dinámica de juego es muy similar a la que hemos visto en juegos como los que hemos citado: podemos alternar los personajes de nuestro equipo siempre que queramos (lo cual es importante para que recuperen parte de la salud gastada) y, además de salud, podemos acumular energía para lanzar los ataques especiales más icónicos de cada uno, mediante la pulsación de un gatillo y un botón frontal. Además, si acumulamos 6 barras de energía, podemos entrar en el cambio de fase, lo que nos hace más letales durante unos segundos y abre la puerta a ejecutar un ataque definitivo, capaz de diezmar casi media barra de salud.

El gran matiz de este juego está en Saitama, el protagonista de One Punch Man. Como sabréis, este héroe es capaz de acabar con cualquier enemigo, sea el que sea, de un solo golpe, de ahí el nombre del manganime. ¿Cómo se traslada esto a un juego de lucha? Muy fácil: Saitama solo se puede escoger como tercer personaje de nuestro equipo y no puede pelear hasta que pasen muchos segundos (mientras, se ve una ventana que muestra cómo viene corriendo hacia al combate). Si Saitama se acerca al bando rival, hemos de acabar con los otros miembros rápido, para que ganemos el combate y no le dé tiempo a llegar. Curioso, ¿no?

Además, en los escenarios se posan de vez en cuando algunos items que mejoran nuestra salud, reducen el tiempo de llegada de Saitama, etc. En resumen, aunque hay muchos elementos comunes con otros juegos, One Punch Man: A Hero Nobody Knows tiene un puntito original que resulta muy simpático. En cuanto al plantel de luchadores, la demo incluía 9, con representantes tan chulos como Genos, Mumen Rider o el Samurai Atómico. Además, podemos crear nuestro propio luchador para que tenga el aspecto que deseemos y le otorguemos técnicas especiales de cualquiera de los otros contendientes. La beta todavía no permitía trastear con esas opciones ni explorar los escenarios abiertos del modo Historia (ya sabéis que estos juegos suelen tener un gigantesco hub desde el que interactuar online con otros jugadores y acceder a las diferentes misiones), pero los combates en sí nos han parecido dinámicos e intensos.

One Punch Man

En cuanto al apartado técnico, no hay sorpresas: personajes cel-shading razonablemente detallados pelean con frenesí en escenarios 3D que por ahora no sorprenden (la beta solo mostraba 3), ya que no hay interacción con ellos, pero los constantes movimientos de cámara y los planos especiales durante los ataques más brutos compensan los posibles defectos gráficos.

Las partidas online contra otros jugadores todavía renqueaban un poco, con tirones acusados en el frame rate, pero ya habrá tiempo de pulir esa falta en la beta abierta y la versión final, cuya fecha de lanzamiento todavía no está determinada. ¡Estamos deseando unirnos a la Asociación de Héroes!

Y además