Onrush gameplay impresiones PS4 Xbox One
Reportaje

Impresiones de Onrush, lo nuevo de los creadores de DriveClub

Por Álvaro Alonso

Ya hemos jugado a Onrush, el nuevo arcade de conducción para PS4 y Xbox One desarrollado en Codemasters, por un equipo formado por ex-miembros de Evolution Studios (responsables de DriveClub, uno de los grandes arcade de conducción de este generación). Onrush llega con la fuerza de una estampida con la intención de recuperar las sensaciones de una época en la que cualquiera, fuese fan o no de la conducción, podía disfrutar de una buena ración de velocidad sin complicaciones.

Tras lanzar DriveClub y todas sus expansiones (desde la centrada en motos hasta una versión para PSVR), muchas de las personas involucradas en el proyecto pasaron a formar parte de la familia Codemasters, estudio inglés especializado en la velocidad y que a lo largo de su historia nos ha dejado grandes sagas de conducción (arcade y simulación) como Collin McRae Rally, Dirt o F1.

Análisis de DriveClub para PS4

La experiencia de Evolution Studios con el género de la conducción no se limita a DriveClub, y también han sido responsables de la saga World Rally Championship y MotorStorm. Así que estamos hablando de una combinación de la que sólo pueden salir cosas buenas. Y el primer producto fruto de esa unión es Onrush. Pero como vais a descubrir a continuación, este nuevo título para PS4 y Xbox One es mucho más que un arcade de conducción.

Onrush (PS4/Xbox One)

A la hora de hablar de los juegos que han influenciado este proyecto, sus creadores citan, además de anteriores trabajos, títulos como Burnout, pero también otros tan variopintos como SSX, Street Fighter V, Overwatch o Rocket League.

De primeras esta información puede chocar, pero tras ponernos a los mandos, todo cobra sentido. En Onrush no hay una línea de meta, y todo se desarrolla de forma increíblemente frenética y absurdamente espectacular, casi como si tratase de un juego de acción. Es una celebración de la velocidad en su estado más puro.

Onrush (PS4/Xbox One)

Para que os hagáis una idea, en Onrush nunca estamos parados: aunque nos choquemos o nos quedemos atrás, nuestro vehículo siempre entra en juego en movimiento y a una velocidad considerable, así que no es necesario perder tiempo acelerando. Esto, que ha sido denominado 'sistema estampida', sirve para que todo se desarrolle de una forma muy fluida y sin interrupciones.

En todo momento durante las carreras, estaremos acompañados por la estampida, compuesta por compañeros de equipo, rivales y vehículos controlados por IA. Estos últimos son especialmente importantes, pues se trata de vehículos que es posible destruir de forma relativamente sencilla, actuando como lo harían los minions de un juego en línea.

Onrush (PS4/Xbox One)

¿Y para qué querremos destruirlos? Pues para rellenar la barra de turbo, permitiéndonos así desplazarnos a mayor velocidad. Esta barra también re rellena realizando acrobacias o acciones concretas, como permanecer cerca de nuestros compañeros de equipo. Así que en todo momento se nos invita a ser destructivos, con todo el espectáculo que esto conlleva.

Avance de OnRush para PS4 y Xbox One desde París Games Week

Al realizar un gran número de acciones alocadas obtenemos también la opción de activar el rush que da nombre al juego. Se trata de un segundo nivel de turbo, y al activarlo, nuestro vehículo alcanza velocidades imposibles durante un corto período de tiempo, que nos permiten arrasar con todo lo que se ponga por delante... literalmente. Es una suerte de habilidad definitiva que conviene reservar para los momentos clave. ¿Entendéis ahora por qué se lo compara con juegos como Overwatch o Street Fighter V?

Onrush (PS4/Xbox One)

Durante el tiempo que está activo, la banda sonora cambia para reflejarlo. Pero os aseguramos que todas las canciones que la componen son de ritmos moviditos, variando entre la electrónica y el rock, y se asemeja a la de juegos como la saga Need For Speed o los antiguos Tony Hawk. Es perfecta para ponernos a tono durante las carreras.

La cosa no termina ahí, y es que también hay clases de vehículos, concretamente, ocho. Además de estar divididos en coches y motos, cada uno tiene unas características muy concretas. Las motos, por ejemplo, son los vehículos más veloces y con mayor maniobrabilidad, pero también los más susceptibles a los golpes. Hay varios buggys, que son la opción equilibrada, y los todoterreno pueden arrasar con cualquier vehículo que se ponga por delante... si lo alcanzan, porque son los vehículos más lentos. Muy en la línea de Overwatch, cada vez que nos estrellamos tenemos la opción de elegir otro tipo de vehículo.

Onrush (PS4/Xbox One)

Además, cada vehículo cuenta con una habilidad especial que se activa junto al rush: un rastro de fuego que daña a todo el que lo toque, una serie de barreras que ralentizan al enemigo, robar 'rush' a los enemigos cercanos, un poderoso embiste aéreo, una onda expansiva al tocar el suelo, barreras que devuelven salud a los aliados... Es otro aspecto que recuerda enormemente a títulos como Overwatch y que invita a jugar en equipo.

Y es que aunque no haya una meta, eso no significa que no exista competición. En las careras se dan cita dos equipo compuestos por hasta seis jugadores cada uno (además de los mentados minions, que siempre están haciendo bulto), y se nos invita constantemente a trabajar de forma conjunta para lograr la victoria (un buen ejemplo son algunas de las habilidades mencionadas, que son de "tipo apoyo").

Onrush (PS4/Xbox One)

Además, sus creadores han asegurado que la espera para entrar en una partida es mínima, y que fiel al espíritu de velocidad que desprende Onrush, no tendremos que pasar por largas esperas en un lobby; el juego nos colocará directamente en mitad de una carrera, sin necesidad de tener que esperar a que empiece de cero. Gran idea.

Como veis, y a pesar de todo el frenetismo y la destrucción, Onrush tiene una capa de estrategia que nos invita a mucho más que apretar el acelerador. Esto se aprecia especialmente en sus cuatro modalidades: por un lado tenemos Overdrive, donde el objetivo es acumular turbo (y utilizarlo) para alcanzar el objetivo de puntos antes que el equipo contrario; Switch es un modo eliminación donde debemos acabar con el equipo rival. Tenemos tres "vidas" y, tras cada muerte, estamos obligados a cambiar de clase de vehículo; Countdown nos invita a cruzar checkpoints para ganar tiempo, siempre con la presión del crono y el otro equipo; y Lockdown es el clásico modo rey de la colina, donde debemos tomar control de una zona y defenderla hasta que acabe la partida.

Onrush (PS4/Xbox One)

Estos son los modos principales entre los que se puede dividir cada carrera, pero además de un modo multijugador online, Onrush también cuenta con un modo campaña para un solo jugador apodado 'Superstar' (que también se puede jugar en cooperativo), donde competimos para conseguir distintos objetos y opciones de personalización tanto para los vehículos como para los pilotos. Y es que podemos elegir entre un total de doce personajes, su apariencia, gestos de victoria...

Amplía la capacidad de tu consola con los mejores discos duros externos

A esto hay que sumar que Onrush cuenta de lanzamiento con un total de doce mapas distintos, cada uno con características muy distintas (a las que deberemos estar muy atentos para saber qué vehículo conviene utilizar), ciclo día/noche y meteorología dinámica. Y decimos "de lanzamiento" porque el equipo ya ha asegurado que Onrush recibirá actualizaciones gratuitas tras su lanzamiento, que se producirá el próximo 5 de junio de 2018.

Onrush (PS4/Xbox One)

Lecturas recomendadas