Reportaje

Intellivision, elegancia con madera - Historias del Tío Bruno

Por Bruno Sol

Habían pasado dos años desde la aparición de Atari 2600 cuando Mattel contraatacó con el lanzamiento de Intellivision, una consola de videojuegos que acabaría vendiendo la respetable cifra de 3 millones de máquinas en apenas tres años, aunque nunca llegó a hacer sombra a la bestia de Atari. Y eso que la superaba a nivel técnico y contó en su catálogo con jugosas licencias, desde Tron, pasando por Star Wars, los Masters del Universo (algo lógico, tratándose de una creación de la propia Mattel), Dungeon & Dragons y diversos títulos deportivos licenciados de la NBA, NHL y NFL.

Tio Bruno INTELLIVISION

El desarrollo de la Intellivision (el nombre era la abreviatura de “Intelligent Television”) arrancó en 1977, el año de lanzamiento de la 2600, a cargo de la juguetera Mattel, que ya tenía experiencia como fabricante de diversas maquinitas electrónicas, bastante populares en EE.UU. El diseño de la consola, muy de la época, incluía detalles en metal y madera, e incluía dos peculiares mandos, permanentemente conectados a ella, que contaban con dos botones a los lados, un pad con forma circular y un teclado numérico que podía personalizarse con las láminas de plástico que se incluían con cada juego. En el vídeo podéis ver cómo les damos caña (es un decir) con cuatro juegos: Star Strike, Triple Action, Soccer y Tennis. No eran los mejores del catálogo, pero os váis a reir bastante viendo como David me humilla una vez más con los juegos deportivos.

La consola desembarcó en Europa en 1982, incluyendo España, cómo queda patente en el modelo que David presenta en el vídeo, acompañada de un folleto que mostraba los títulos disponibles hasta el momento y periféricos tan curiosos como el Keyboard Component, un módulo con teclado y lector de cassettes que convertía a la Intellivision en un auténtico ordenador doméstico con su propia versión del BASIC de Microsoft.

Tio Bruno INTELLIVISION

En cuanto a su catálogo, llegó a contar con 133 títulos (si incluimos las cintas para el módulo de teclado y el periférico ECS (Entertanment Computer System). La mismísima Activision (por entonces una compañía recién fundada por programadores descontentos de Atari) llegó a producir diversos juegos para consola de Mattel, incluyendo los míticos Pitfall! y River Raid. Y hasta su rival Atari editó para Intellivision ports de Centipede y Pac-Man, a través de su sello AtariSoft.

Intellivision acabaría siendo otra víctima más del Crash de 1983, aunque para entonces ya se las había tenido que ver con otro gran rival, Colecovision, a la que dedicaremos otro vídeo próximamente. Por cierto, la marca Intelliivision ha resucitado de la mano de una nueva consola, la Amico, que planea su aparición para finales de 2020, con gente detrás de la talla de Tommy Tallarico. La verdad es que viendo el siguiente vídeo no tenemos muy claro si la máquina repetirá el éxito de su antepasada o se quedará en una cuiosidad para mitómanos y coleccionistas.

Esperamos que disfrutéis con el vídeo, perdonéis nuestra torpeza al jugar y, como siempre, esperamos vuestros comentarios y sugerencias para nuevas entregas.

Y además