Monitores para Xbox Series X: estos son los mejores que puedes comprar

Monitor Gaming

¿Quieres jugar con tu Series X a lo grande pero no tienes espacio para una Smart TV? Pues un buen monitor para Xbox Series X te ayudará a salir del paso.

Para jugar con tu consola Xbox Series X lo mejor es optar por una buena Smart TV con una gran cantidad de pulgadas pero, si no tienes espacio o quieres optar por algo más discreto, siempre puedes hacerte con un buen monitor.

Existen diferentes monitores para Xbox Series X que son más que aptos para jugar con esta consola. Tienen resolución 4K o una alta tasa de refresco, por lo que la fluidez y la buena calidad están aseguradas.

Dónde comprar una Xbox Series X en España: estas tiendas tienen stock de forma habitual

Xbox Series X

Tampoco hace falta dejar la cartera temblando para hacerse con un monitor decente, ya que los hay en diferentes rangos de precio y con prestaciones bastante avanzadas. Todo dependerá de lo que busques y lo que necesites.

Así pues, a continuación te dejamos con una lista con los mejores monitores para Xbox Series X que puedes comprar, todos ellos en Amazon con gastos de envío gratuitos y entrega rápida si formas parte de la membresía Amazon Prime.

LG 27UL650-W

LG 27UL650-W

Si buscas un monitor con resolución 4K para jugar con tu Series X pero no quieres gastarte un dineral, este monitor de 27 pulgadas de LG sólo cuesta 299 euros gracias a una oferta de Amazon y es estupendo para salir del paso con tu consola de nueva generación.

El monitor dispone de un panel IPS con unos ángulos de visión perfectos para disfrutar de una buena imagen desde cualquier rincón. Tiene una tasa de refresco de 60Hz y compatibilidad FreeSync, además de ser capaz de representar el color de forma envidiable.

Por 299 euros

BenQ EW3270U

BenQ EW3270U

Muy similar al de LG pero con una pantalla de 32 pulgadas y especialmente pensado para habitaciones más oscuras, dado que tiene un panel VA con negros más profundos. Este monitor 4K de BenQ es más que apto para jugar con su Xbox Series X y apenas cuesta 327 euros.

También cuenta con una tasa de refresco de 60Hz y compatibilidad FreeSync, así que podrás olvidarte de los problemas de tearing. Cuenta con una fidelidad de más de 10.000.000.000 de colores y esto, sumado a sus negros puros, ofrece unas imágenes repletas de vida y contraste.

Por 327 euros

ASUS XG32VC

Asus XG32VC

Subimos de nivel con este monitor de 31,5 pulgadas de ASUS, que sacrifica la resolución 4K para añadir una tasa de refresco de 170Hz y 1ms de respuesta, que se dice pronto. Eso sí, su resolución sí que alcanza el WQHD, y todo por 528 euros.

Su tecnología HDR soporta un rango de colores más amplio y un contraste superior que los monitores tradicionales. Los blancos más brillantes y los negros más oscuros resaltan los detalles como nunca antes. También incorpora tecnología Shadow Boost para resaltar las áreas oscuras, funciones GamePlus para optimizar la imagen y tecnología antiparpadeo.

Por 528 euros

LG UltraGear 27GN950-B

LG UltraGear 27GN950-B

Volvemos con LG, esta vez con un monitor de 27 pulgadas que alcanza una tasa de refresco de 144Hz y 1ms de respuesta. El resultado de esta tecnología se aprecia en su papel NanoIPS con compatibilidad FreeSync Premium Pro y VESA DisplayHDR500 en un diseño virtualmente sin bordes y atmósfera de efecto LED con Sphere Lighting para garantizar la inmersión, y todo por 750 euros.

La tecnología NanoIPS soporta colores de alta fidelidad para reproducir escenas mucho más vivas y VESA DisplayHDR500 permite mostrar un contraste dinámico en pantallas 4K UHD. El monitor también cuenta con modo Sound Sync y modo Video Sync para iluminarse acorde a los efectos visuales de color y sonidos que aparecen en pantalla.

Por 750 euros

ASUS ROG Strix XG438Q

ASUS ROG Strix XG438Q

Terminamos con un impresionante monitor de ASUS que roza los 1.400 euros, pero vale cada céntimo de este precio, que es más una inversión que un coste. Se trata de un monitor 4K de 43 pulgadas con 120Hz de tasa de refresco, aunque puede alcanzar los 144Hz con un tiempo de respuesta de 1ms.

Presume de tecnología de alto rango dinámico HDR con certificación DisplayHDR600 y el 90% de la gama de color profesional DCI-P3, lo que garantiza un contraste y unos colores excepcionales. También dispone de tecnología FreeSync Premium Pro para una acción suave, una baja latencia y más brillo y contraste.

Por 1.397 euros

También cuenta con tecnología GameFast, que minimiza el retraso de entrada y permite visualizar antes los movimientos para que ningún enemigo vuelva a pillarte por sorpresa. Y como acompañamiento en el monitor, una pareja de altavoces de 10 W que producen un sonido potente, todo ello sumando a un mando remoto para que siempre tengas el control.

Y además