Mini PC: qué son y qué ventajas ofrecen frente a un equipo de tamaño convencional

Mini PC XCY X41

Te contamos todo sobre los mini PC, esos pequeños dispositivos que pueden encerrar muchísimo potencial o, por el contrario, ser una de las mejores alternativas como centro multimedia para el salón.

Un presupuesto ajustado, poco espacio, que no nos haga falta demasiada potencia... son muchas las razones por las que no siempre vas a necesitar un ordenador de sobremesa, con todos los costes y el espacio necesario que ello conlleva. Es por esto que a veces tener a mano un mini PC puede ser una gran solución y no solo porque puede ser sumamente portátil que también.

Sin embargo, estos pequeños dispositivos son algo desconocidos por el usuario medio y, lo que es peor, suele asociarse a una falta de potencia y a que no valen de mucho. 

En ese sentido son muchas las configuraciones que podemos encontrar y no solamente los encontramos con una potencia reducida.

Mini PC Weidian

Si bien es cierto que la función de centro multimedia es una de sus mayores usos, podemos encontrar otros que hasta nos pueden sorprender, especialmente porque muchos caben en un bolsillo pequeño y pueden confundirse fácilmente con un juguete de andar por casa.

Todo lo que necesitas saber sobre los mini PC:

¿Qué es exactamente un mini PC?

Se puede llamar mini PC a cualquier dispositivo de tamaño reducido capaz de ejecutar un sistema operativo sin la necesidad de utilizar otros componentes sin contar los periféricos (como una pantalla o un ratón...). 

Por regla general, suelen incluir una placa base de formato Mini-ITX o incluso más pequeño, y cuenta con todo lo que podemos encontrar en un ordenador de los grandes.

A pesar de lo que pueda parecer por su tamaño, la potencia de estos mini PCs varía de unos a otros, principalmente porque los componentes que montan dependen del fabricante y del presupuesto escogido. 

Así, puedes encontrar equipos capaces de realizar tareas de ofimática, reproducción multimedia, navegación y poco más, y otros destinados a jugar más en serio.

AEPC Mini PC

Si tu idea de un mini PC es un ordenador que te cabe en la palma de la mano, estás algo equivocado. También se considera un mini PC aquellas torres pensadas para placas base Mini-ITX y en las que sí encontramos espacio para gráficas dedicadas. 

Su razón de ser la encontramos en nuestro espacio, y es que si no tenemos mucho sitio en la mesa necesitaremos algo de tamaño más reducido.

Diferencias entre un mini PC y un barebone

Seguramente en algún momento has escuchado o leído el término barebone, pareciéndose mucho en formato y apariencia a un mini PC. Entonces... ¿Cuál es la diferencia?

Un mini PC es un ordenador completo, que ya está listo para funcionar mientras que un barebone suele incluir la carcasa, la fuente de alimentación, la placa base y poco más.

Básicamente, nos compraremos un barebone para acabar transformándolo en un mini PC. Pero hasta que no añadimos el resto de componentes necesarios como es el almacenamiento, el procesador, la memoria RAM y demás, no podremos llamarlo mini PC. La traducción más literal para barebone sería "carcasa".

Mini PC con Ryzen 7 y Windows 10

¿Para qué podemos querer un barebone pudiendo escoger un mini PC ya montado? Pues por la misma razón que nos montamos un ordenador gaming en vez de comprarlo ya hecho. 

De esta manera, podemos escoger el procesador, el almacenamiento y la memoria RAM que nosotros queramos, haciéndolo más a nuestro gusto y, posiblemente, ahorrando algo de dinero.

 

¿Qué potencia puede tener?

Por norma general, y sin que sea ninguna regla escrita, los mini PCs tienden a ser equipos que no demasiado potentes, básicamente porque la imagen que tenemos de ellos son las de pequeñas cajas. De hecho los hay que se utilizan con procesadores ARM, los cuales tienen una potencia reducida pero también un consumo ínfimo.

Esto no quiere decir que en el mercado no haya procesadores con gráficas integradas más o menos potentes. Teniendo en cuenta que estamos ante un ordenador como los de sobremesa pero de tamaño reducido, depende de nosotros la potencia que le queramos imprimir, siempre teniendo en cuenta sus restricciones de tamaño.

Razer Tomahawk Mini-ITX

Ahora bien, como decíamos antes, un mini PC es aquel equipo que monte una placa base Mini-ITX o inferior, por lo que todavía vamos a tener mucho espacio para jugar. Hay marcas como Razer o Sharkoon que ponen a nuestra disposición torres de tamaño más reducido donde sí que vamos a poder añadir una gráfica dedicada y contar con mucho más tamaño. Por tanto, hay de todo.

¿Se puede configurar o cambiar piezas una vez comprado?

Como hemos dicho varias veces, un mini PC no deja de ser un ordenador de sobremesa que se ha comprimido de tal manera que nos cabe prácticamente en un bolsillo en la mayor parte de los casos. Es por esto que los componentes son perfectamente extraíbles y se pueden cambiar por otros.

Hoy en día los portátiles nos facilitan mucho esta clase de tareas, ya que antaño eran muy complicados de cambiar, debiendo extraer casi todas sus piezas en algunas ocasiones para realizar un simple cambio. 

Guía y consejos para comprar un Mini PC

La caja de un mini PC está pensado para que esta tarea sea sencilla, aunque siempre con las limitaciones del tamaño.

Así pues, vamos a contar con todos los componentes que uno de sus primos mayores: procesador, placa base, fuente de alimentación, almacenamiento y memoria RAM. 

Estos componentes se pueden quitar y poner otros distintos siempre y cuando sean compatibles. Que no te sorprenda encontrar módulos de RAM más grandes que un mini PC.

Tipos de mini PC

Teniendo en cuenta que el principal motivo por el que existen los mini PC se basan en el uso que vayamos a darle, lo cierto es que hay muchas posibilidades, aunque se suelen reducir a dos: mini PC y micro PC.

Los mini PC son pequeños ordenadores de sobremesa con una cierta potencia que puede servir para muchas cosas y tienen muchas variaciones de tamaño. Desde realizar copias de seguridad que podemos llevar a cualquier lado cómodamente en nuestra mochila, a centros multimedia o equipos completos y potentes para jugar, hay un poco de todo en esta parte.

ACEPC T6 Mini PC Stick

No hay mejor ejemplo de micro PC que una Raspberry Pi (aunque sigue existiendo debate sobre si se los puede considerar ya que no llevan carcasa), aunque hay algún micro PC que tiene un tamaño parecido a un lápiz USB. Es prácticamente la mínima expresión de un ordenador y están por norma general reservados a tareas de navegación y poco más.

Precios y recomendaciones

Al igual que puede ocurrir con un portátil, la miniaturización de los componentes de un ordenador conlleva un gasto extra que hay que tener muy en cuenta. Entre esto y la no estandarización de piezas como las placas base, y el espacio ultra reducido que inevitablemente va a tener un impacto en la refrigeración, no suelen ser del todo baratos en cuanto a la potencia ofrecida.

Sin embargo, esto no quiere decir que nos vaya a ser difícil encontrar dispositivos por debajo de los 200€ ni mucho menos. En este campo hay precios para casi todos los gustos y solo hay que tener en cuenta cuál es el uso que queremos darle para que sea fácil acertar. Esta va a ser una de nuestras principales recomendaciones a decir verdad.

Un mini PC se puede utilizar para muchas cosas, pero si tenemos algo en mente lo mejor es que actuemos en consecuencia. No tiene demasiado adquirir uno que sea perfecto para contenido multimedia en 4K si solo lo queremos como almacén para copias de seguridad o simplemente para poder navegar de manera más cómoda en la tele.

Chuwi Herobox Mini PC

En ese sentido, hay algunos que están pensados para acoplarlos a un panel VESA y así hacer que "desaparezcan" en la parte trasera de la televisión. Con un ratón y un teclado bluetooth tendremos un ordenador sumamente cómodo de utilizar en nuestro televisor que reproducirá cualquier contenido que le pidamos sin problema alguno.

Y esto es todo lo que creemos que debéis saber sobre el mini PC. Un dispositivo sumamente versátil y que tiene mucho que ofrecernos si sabemos qué es lo que queremos y cómo lo podemos utilizar.

Y además