OGame: historia y curiosidades del multijugador en línea con más de 18 años de vida

OGame
Recordamos OGame, uno de los juegos para el navegador más populares y adictivos de todos los tiempos, que aún sigue en activo más de 18 años después y sorprendentemente con bastante buena salud.

Cuando hablamos de cuáles son los juegos más exitosos de la historia, siempre pensamos en juegos de consola, de ordenador o de móvil. Es común olvidarse de que los navegadores de Internet también ofrecen juegos, que se pueden disfrutar generalmente de forma gratuita, sin necesidad de mando o un equipo externo. En ese sentido, pocos juegos han trascendido tanto como OGame. Hablamos de un juego con más de 18 años de historia que sigue dando caña con millones de usuarios.

OGame

Hoy día estamos acostumbrados al modelo de juegos free to play, en el que los ingresos se limitan a mejoras que podemos comprar dentro del juego. Gameforge fue una de las primeras compañías en explotar este modelo, y su juego más conocido, OGame, se lanzó en 2002 para navegadores de Internet (a España llegó en 2004). Fue Alexander Rösner quien creó el juego él solo, para poco después funda una compañía que ahora tiene más de 300 empleados. 

Rösner creó un imperio a base de un juego de crear un imperio. Aunque los juegos de estrategia, de simulación y gestión, y más concretamente de planetas y flotas estelares no eran nada nuevo, OGame tenía un giro que lo hacía peligrosamente adictivo: todo sucedía en tiempo real.

VIDEO

OGame - Trailer

El objetivo de OGame es el de construir una base de operaciones en un planeta, y posteriormente una flota, a base de explotar tres recursos principales: metal, cristal y deuterio. Los usas para construir diferentes edificios, como fábricas, minas, almacenes o plantas de energía, para poder conseguir más dinero y seguir extrayendo recursos para construir tu propia flota con la que colonizar otros planetas o comerciar con otros usuarios.

Estas son las TV más vendidas en Amazon España

Estas son las TV más vendidas en Amazon España

Estos son los televisores que triunfan entre los usuarios de Amazon España, en su mayoría ya con resolución 4K.

Ver listado

El componente social del juego era algo fundamental. Como suele ser habitual, los foros del juego estaban rebosantes de vida. Pensemos en los años 2000, donde apenas había redes sociales tal y como las conocemos ahora. Los foros de Internet eran el principal lugar donde ponerse en contacto con gente que con la que compartir otros intereses. Y en un juego como OGame, lo más habitual era formar parte de una alianza con la que comerciar... o recibir protección contra los piratas.

OGame

El hecho de que no se pudiera acelerar el tiempo de construcción o la duración de las expediciones dio lugar a uno de los fenómenos más curiosos alrededor del juego: los jugadores se ponían alarmas, a veces en mitad de la noche, para poder ser lo más eficiente posible.

OGame

Ello dio lugar a uno de los juegos más adictivos que ha habido. Y ese componente temporal, que al principio podía resultar frustrante, resultó ser la clave para enganchar a sus jugadores, que literalmente no podían pasar ni un solo momento sin pensar en OGame, en cuándo podrían lanzar su próxima expedición.

OGame

Todo ello con unos gráficos inexistentes: todo sucedía en texto o con imágenes fijas. No se necesitaba más para desatar nuestra imaginación... y que nuestra flota espacial ocupara nuestros pensamientos en clase, en el trabajo o incluso practicando vida social. Si estás leyendo esto, probablemente te haya pasado alguna vez con algún juego. ¿Jugaste a OGame en su época buena? Seguro que tienes muchas historias que contar... Y si no, todavía puedes empezar...

Y además