Reportaje

Revistas extranjeras de videojuegos - Historias del Tío Bruno

Por Bruno Sol

No me avergüenza reconocerlo: sI el papel está muerto, mi casa es un panteón. Antes de que Internet aterrizara en nuestros hogares, las revistas de videojuegos eran nuestra única fuente de información. Y no solo las que se editaban aquí, como Hobby Consolas. El ansía viva por saber lo último para nuestras consolas y ordenadores favoritos nos llevaba a muchos a dejarnos la paga en cualquier revista editada fuera de España que tuviéramos al alcance. Revistas inglesas, francesas, norteamericanas y e incluso alemanas. Daba igual si no dominabas el idioma, te conformabas con ver las pantallas.

Tío Bruno Revistas

En este vídeo os muestro algunas de las revistas que aún conservo en casa. Nada de PDFs, todo analógico y tangible, aunque el paso del tiempo no se ha portado demasiado bien con algunas de ellas. Desde clásicos de la prensa especializada británica como Computer & Video Games y Mean Machines (para mí la mejor revista de videojuegos de la historia) a otras menos recordadas, pero de las que también era fan, como Mega, Super Play, ACE o Raze. Y sí, también os enseño el primer ejemplar de Edge, una auténtica superviviente que lleva ya 345 números.

Tío Bruno Revistas

Los 90 fueron unos años muy locos, y en pleno boom de las consolas era fácil encontrar en los quioscos de las grandes ciudades ejemplares de importación de las cabeceras más populares fuera de nuestras fronteras. Es cierto que para conseguir algunas era preciso desplazarse a los quioscos más céntricos, pero incluso en barrios como el mío, Moratalaz (en Madrid), uno podía encontrar un buen puñado de revistas guiris tanto para ordenadores como consolas.

Tío Bruno Revistas

La caza de revistas inglesas pronto dio paso a la búsqueda de prensa norteamericana, como Electronic Gaming Monthly (unos auténticos leños que incluso llegaban a superar las 400 páginas), GamePro o, si tenías mucha suerte, Gamefan, una auténtica delicatessen con un papel increíble y la mejor impresión que jamás he visto en mi vida. Jamás he vuelto a ver pantallas tan nítidas como las que mostraba aquella revista.

Tío Bruno Revistas

También era sencillo encontrar ejemplares de Consoles +, una revista francesa basada en la licencia de Mean Machines que siempre sorprendía con toneladas de páginas dedicadas a la PC Engine, una consola que tenía una amplia base de seguidores en el país galo. En cambio no era nada sencillo adquirir revistas japonesas, salvo que las encargaras a precio de oro o las encontrases en alguna tienda de videojuegos especializada en importación.

Tío Bruno Revistas

Espero que os guste el vídeo, os provoque algo de nostalgia si vivisteis aquella época o al menos curiosidad si aquello os pilló demasiado jóvenes. Si alguna vez os preguntasteis de dónde sacábamos buena parte de la información (y muchas veces los trucos) la gente que trabajábamos en Hobby Consolas y otras revistas españolas de la época, aquí tenéis la respuesta. Aquellos tiempos pasaron, ahora tenemos toda la información en segundos a un solo golpe de click, pero el encanto de acercarte a un quiosco y descubrir que habían recibido el último número de Mean Machines…Aquello era un subidón comparable a una conferencia del E3. Solo que esto pasaba cada mes.


Cuidaros mucho, por favor. Ojalá el próximo vídeo que podamos ofreceros ya sea desde la redacción de Hobby Consolas y acompañado de Dani.

Y además