Qué significa el final de Return to Monkey Island. ¿Quiere decir lo que crees? ¡Ojo, spoilers!

Return to Monkey Island

El final de Return to Monkey Island va a dar que hablar, pero... ¿qué significa exactamente? En este reportaje os damos nuestra perspectiva sobre lo que pasa.

Quién nos iba a decir hace unos meses que el juego del momento sería una nueva entrega de las aventuras de Guybrush Threepwood a cargo de Ron Gilbert. Pero sí, Return to Monkey Island ya ha llegado, se puede adquirir y jugar... y estamos seguros de que su final os va a resultar muy interesante.

Tanto es así, que hemos decidido preparar este contenido especial en torno a las escenas finales de Return to Monkey Island, porque seguramente muchos os quedéis algo descolocados con ellas.

Así pues, vamos a explicar qué significa esa conclusión de la aventura, por lo que, a partir de aquí, VIENEN SPOILERS MUY SEVEROS sobre el final del juego.

Suscríbete a Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Comenzar suscripción

Te pedimos que no sigas leyendo si aún no has terminado el juego, porque te chafaría la experiencia. Este contenido es para todo aquel que, habiendo visto el final, no entienda bien su significado y quiera ver un punto de vista. ¡Si es tu caso, adelante! Si no, vete de aquí como un mono de tres cabezas con la cola incendiada.

¿Sigues aquí? Bien, vamos allá

Como recordarás, el clímax final del juego llega cuando, persiguiendo el cofre que, presumiblemente, esconde el secreto de Monkey Island, Guybrush consigue acceder a la última puerta del templo subterráneo. Cuando llega allí... se encuentra de nuevo en el callejón de Mêlèe Island, pero todo parece de cartón piedra.

Al salir, tanto Elaine como Stan le dicen que vaya apagando las luces, que hay que cerrar la atracción. Un LeChuck de mentira sigue custodiando el cofre y, al abrirlo, no hay más que una "estúpida camiseta". Al volver al presente, el hijo de Guybrush le pregunta cuál era entonces el secreto de Monkey Island.

En ese momento... ¡nos toca a nosotros decidir qué responder! De hecho, hay opciones que nos dicen que no era nada o bien que eran los amigos que hicimos por el camino. Nada concluyente, desde luego.

VIDEO

ANÁLISIS de RETURN TO MONKEY ISLAND, un homenaje muy "mono" a las aventuras gráficas

Después de que Elaine se lleve a "Pequebrush" en busca de nuevas aventuras, un Guybrush ya veterano se queda sumido en sus pensamientos, mientras un rayo de luz lo ilumina...

¿Qué significa lo que acabamos de ver?

Llegado a ese punto, seguramente tu cara de desconcierto sea total. ¿Significa que todo lo que hemos jugado era mentira? ¿De verdad el secreto de Monkey Island era una camiseta o nunca existió? ¿Llegó siquiera Guybrush a vivir aventuras y enfrentarse a LeChuck?

La solución a este enigma es... que no hay una única respuesta. Tal y como insinúan las posibles líneas de diálogo, en realidad el secreto en sí no era lo importante. Ya nos lo habían insinuado varios personajes a lo largo de la aventura. ¡Es más, en nuestra primera llegada al Scumm bar ya nos dijeron que seguramente sería una camiseta!

Del mismo modo que Pequebrush y Chuckie se inventaban su propio final para la aventura de Monkey Island 2, lo más probable es que Guybrush sí viviera esa aventura de Return to Monkey Island, pero prefiriera guardarse el final de la historia para sí. Pequebrush y Chuckie ya vivirán sus propias aventuras.

El plano final en el que se queda pensativo (¿a nadie más le recuerda al final de Forrest Gump?) nos puede dar a entender eso, que hay más de lo que nos ha contado, pero también se puede interpretar como un homenaje a nosotros, los jugadores que hemos estado junto a Guybrush desde el principio. 

Sin palabras, Ron Gilbert y Dave Grossman parecen decirnos: lo hemos pasado bien todo este tiempo, ¿verdad? Eso es lo importante. El secreto de la isla era solo una excusa.

Hay dos pistas más que apuntan en esa dirección. Por un lado, hay una mini escena postcréditos en la que vemos un plátano bambolearse. ¿Qué significa?

Parece una referencia clara al final de la película Origen (Inception), pero con el humor propio de Ron Gilbert. En el final de aquella película, el tótem se queda girando, sin que veamos si se para o no, por lo que no sabemos si el protagonista sigue dentro de un sueño o en la realidad.

Aquí, es lo mismo, pero con un plátano, que sigue en movimiento sin que veamos si se detiene o no. Por tanto, no queda claro si realmente todo lo relacionado con Monkey Island fue una fantasía o si hay algo de real. Ron Gilbert se guarda esa baza.

Return to Monkey Island

Después de eso, podemos ver el álbum de recortes de Guybrush desde el menú principal y, al final del todo, hay una carta de Ron Gilbert y Dave Grossman para los jugadores. En ella, explican que ellos mismos han cambiado mucho desde los tiempos de Monkey Island 1 y 2 y que con esta nueva entrega han querido cerrar su historia pendiente.

Return to Monkey Island

La idea es recuperar la gloria del pasado, pero a lo mejor no encontramos lo que esperamos... De todas formas, si queréis tener esperanzas, el álbum de recortes de Guybrush dice que sí, que arrancó una pierna a LeChuck al final de Monkey Island 2 y que de verdad se metió en el templo subterráneo en este juego... pero falta un documento al final de este álbum. ¿La revelación final? Seguramente nunca lo sabremos.

La relación con Thimbleweed Park (SPOILERS)

Esta claro que la llama de las aventuras gráficas volvió a Ron a partir del desarrollo de Thimbleweed Park, con el que guarda algunas relaciones. De nuevo, si aún no te has pasado ese juego, no sigas leyendo, porque vienen SPOILERS DE THIMBLEWEED PARK.

Si os lo pasasteis en su momento, recordaréis cómo se revelaba que, en realidad, todo formaba parte de un videojuego. Aquí no había margen de duda: Delores descubría que estaba dentro de una aventura gráfica y la única solución era desconectarlo todo.

Thimbleweed Park - final

Por tanto, está claro que Gilbert ya ha jugado con esta idea de "una realidad dentro de otra" en el pasado, incluso con la idea del engaño en el primer Monkey Island: a fin de cuentas, la prueba de buscar un tesoro acababa así, encontrando una simple camiseta, como en Return to Monkey Island.

Si Thimbleweed Park era una especie de desonstrucción del género de las aventuras gráficas, Return to Monkey Island es una celebración de todo lo que sentimos jugando con ellas. ¿Quizá en algún momento Ron Gilbert tuvo un plan más claro y explícito sobre lo que era el tesoro? ¿O quizá todo ha sido una gran broma, desde principios de los años 90?

A fin de cuentas, este juego fue anunciado por Ron en el día de los Santos Inocentes para los sajones... es mejor tomárselo todo con humor. Así lo hace Ron, desde luego, y el final de Return to Monkey Island parece ser un reflejo de esa filosofía.

Y además