11-11 memories retold 4
Análisis

Análisis de 11-11 Memories Retold para PS4, Xbox One y PC

Por David Martinez

Versión comentada: PS4

El análisis de 11-11 Memories Retold nos invita a visitar la Primera Guerra Mundial desde la perspectiva de dos soldados en diferentes frentes, con un estilo artístico impresionista y el desarrollo de una aventura gráfica.

11-11 Memories Retold es un juego de guerra diferente a cualquier otro. Está enmarcado en distintos momentos de la Primera Guerra Mundial, avanzando hacia el armisticio (el 11 de noviembre de 1919, al que hace referencia el título) pero no cuenta historias bélicas. De hecho se trata de una historia de paz en tiempos difíciles, y de la amistad entre dos soldados; el canadiense Harry y el alemán Kurt. 

Tras esta ambiciosa producción de Bandai Namco se encuentra Aardman, la productora de cine de animación que nos ha brindado películas tan conocidas como Shaun the Sheep o Wallace and Groomit, y eso se nota en el videojuego. 11-11 Memories Retold es una aventura gráfica en la que casi no empuñamos ningún arma. Una historia de una extraordinaria belleza tanto en el mensaje como en la narrativa y, sobre todo, la parte artística. 

11-11 11

Aunque os advertimos que la parte argumental y artística -tanto los gráficos como la banda sonora- quedan muy por encima de lo jugable, hay que reconocerle un logro: la historia de Harry y Kurt consigue tocar la fibra sensible. Es la otra cara de la guerra, como ya nos mostró, de otra manera This War of Mine. 

Análisis de This War of Mine

11-11 10

Noviembre de 1916

El argumento de 11-11 trata de dos personas que llegan al frente por amor. Harry viaja desde Canadá a Europa para impresionar a Julia con sus fotografías, y Kurt deja una fábrica de dirigibles para buscar a su hijo Max, desaparecido en combate. Nosotros les acompañamos de forma alternativa, en pequeñas secuencias. 

11-11 memories retold 6

Y como hemos dicho antes, casi nunca utilizamos un arma: se trata de resolver situaciones, desde arreglar una radio a suministrar agua a los prisioneros, con un desarrollo sencillo que ya hemos visto en aventuras gráficas como Life is Strange. Lo importante es descubrir la historia, que en el caso de Harry está relacionada con las fotografías que tomamos, y en el caso de Kurt, con las cartas que escribimos a nuestra hija Lucie. 

Análisis de Life is Strange

11-11 9

Este argumento se puede superar en cinco o seis horas sin ninguna dificultad, pero lo importante es que su mensaje consigue emocionarnos, en particular por los contrastes; el momento en que Harry visita París, mientras Kurt busca la tumba de su hijo en un cementerio, o el rescate de un gato en las trincheras inundadas de gas son sobrecogedores. Y no vamos a destripar el final, claro, pero es un momento dramático, como pocos videojuegos nos han brindado. 

11-11 2

Un cuadro impresionista

Con todo, el principal logro de 11-11 Memories Retold está en su parte artística. Cada pantalla se podría enmarcar y colocar en una galería de arte, porque parece un cuadro impresionista, como el estilo de Renoir, Van Gogh o Monet. Por si no os acordáis de vuestras clases de arte, esta vertiente pictórica trataba de dejar impactado al espectador mediante una composición puntillista. Si nos acercamos mucho al lienzo (o a la pantalla de juego) sólo observamos las pinceladas, pero si nos alejamos lo suficiente, los colores se funden y forman una imagen de una composición perfecta. 

11-11 3

En términos "gamer" todos los objetos tridimensionales se cubren con texturas en constante movimiento, que imitan las pinceladas. Y el resultado es excepcional. La paleta de colores, en tonos pastel poco saturados, y una iluminación cálida rematan esta ilusión de estar jugando en un lienzo, al igual que un sistema de cámaras automático, que siempre busca un enfoque artístico. 

11-11 5

El apartado sonoro también juega un papel importante en la ambientación. Los diálogos son constantes y se conservan en el idioma original (si están en un idioma que nuestro protagonista entiende, se subtitulan en castellano en color blanco, pero si nuestro personaje no es capaz de descifrarlo, aparecen en color rojo). Las voces de los protagonistas están interpretados por actores de renombre. 

Análisis de Battlefield 1 en la Primera Guerra Mundial

11-11 6

El papel de Kurt corre a cargo del alemán Sebastian Koch, a quien hemos visto en películas como La vida de los otros o La chica danesa, mientras que Harry está interpretado por Elijah Wood, nada menos que Frodo en la trilogía El señor de los anillos, quien por cierto también ha participado en el juego Transference. 

11-11 8

La banda sonora instrumental, de corte clásico (también con las canciones populares que entonaban los soldados en el frente) le pone la guinda a un apartado muy cuidado. 

Lo importante es el mensaje

Memories Retold está en el límite entre el videojuego y una historia interactiva. Apenas nos vamos a encontrar con puzles que supongan ningún reto, al igual que ocurre con las secuencias de infiltración o con la exploración en las trincheras. Sin embargo, se trata de disfrutar de una historia conmovedora, y de su dirección artística. 

11-11 7

El planteamiento es muy original, y el hecho de tratar la guerra desde una nueva perspectiva nos parece muy valiente. Aunque sea corto y sencillo, es un título capaz de emocionarnos y desde luego una nueva demostración de que los videojuegos son arte. 

11-11

Valoración

Aardman nos brinda uno de los juegos más bonitos y sentimentales que han llegado a nuestra consola, con un estilo artístico excepcional y una historia que emociona. Sin embargo, se queda corto y las mecánicas jugables son demasiado simples.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

El apartado visual inspirado en el arte impresionista, la banda sonora y el argumento, capaz de emocionarnos.

Lo peor

Muy sencillo en lo jugable, con situaciones que se repiten. La historia, unas cinco o seis horas, se queda corta.