Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Análisis Aeterna Noctis, el enorme y desafiante metroidvania español

Análisis Aeterna Noctis

Análisis de Aeterna Noctis, el primer juego de los españoles Aeternum Game Studios para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC. Encarnamos al Rey de la Oscuridad en un metroidvania tan gigantesco como desafiante.

Hacer un metroidnia es jodidamente difícil. Hace falta un gran surtido de habilidades, secretos y jefes, muchos jefes. Hace falta un diseño de niveles original, variado e inteligente. Pero sobre todo hace falta que logre destacar, pues en los últimos años la popularidad del sub-género (¿o género?) ha crecido como la espuma, dejándonos con algunos de sus mayores exponentes.

No basta con hacer un buen metroidvania; hay que aspirar a hacer EL MEJOR metroidvania. Y eso es exactamente lo que se han propuesto en Aeternum Game Studios, un pequeño equipo español afincado en Talavera de la Reina que el próximo 15 de diciembre lanza su primer juego: Aeterna Noctis para PS4, PS5, Xbox Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC.

Nosotros hemos tenido el privilegio de explorar el mundo de Aeterna antes de la esperada fecha, nos hemos enfrentado a sus peligros, desentrañado sus secretos y muerto, muerto y muerto hasta la eternidad para traeros el análisis de Aeterna Noctis, un metroidvania tan enorme como difícil.

Sombras y luces

Aeterna Noctis narra la eterna lucha entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, representados en su mundo por dos figuras inmortales enzarzadas en una lucha eterna: la reina de la luz y el rey de la oscuridad.

Durante siglos, estos dos seres divinos se han enfrentado en combate para mantener el equilibrio de Aeterna; cuando uno de los dos es derrotado, se le envía de vuelta al mundo terrenal, despojado de todos sus poderes, para que recupere su fuerza y pueda enfrentarse de nuevo al vencedor. Un ciclo eterno.

Aunque la premisa no es demasiado original, la historia tiene sus momentos (algunos predecibles, otros no tanto), y se sigue con interés hasta el final. El rey de la oscuridad es un personaje prepotente y un tanto... inmaduro que no causa una buena primera impresión, pero que genera un contraste bastante interesante con el resto de personajes, dando pie a algunos momentos muy divertidos.

Aeterna Noctis comienza con el rey de la oscuridad siendo derrotado, sirviendo como la base habitual de todo metroidvania: tenemos a un personaje despojado de todas sus habilidades, lo que se traduce en que inicialmente el repertorio de ataques y movimientos es limitado, y que muchas zonas son infranqueables hasta obtener la habilidad adecuada.

Pero dentro de los metroidvania, Aeterna Noctis apuesta por hacer las cosas de una forma algo diferente. Por ejemplo, las habilidades: en lugar de encontrarlas repartidas por el mapa, están ahí, nada más empezar el juego, ocultas tras diez gigantescas puertas blancas (que también sirven como breve tutorial sobre su uso).

Por supuesto, para abrir dichas puertas antes tenemos que dar con la llave necesaria, pero es un cambio que resulta curioso y aporta frescura dentro de un género en el que parece que ya está todo inventado.

Aeterna Noctis

En lo que a estructura se refiere, hay que reconocer que Aeterna Noctis hace las cosas condenadamente bien. Inicialmente, estamos obligados a seguir un camino... Pero pronto se empiezan a abrir ante nosotros opciones y debemos elegir si abordar una zona u otra, dándonos mucha libertad para elegir qué objetivo perseguimos en cada momento

Y, de vez en cuando, no falta esa sensación de estar perdidos que tan bien sienta en los metroidvania... a nosotros, al menos, nos encanta, pues suele ser un indicativo de que la exploración y el diseño de niveles están muy logrados.

Pero quizás el aspecto más destacable de Aeterna Noctis, y sin duda el que más nos ha sorprendido, es la inmensa cantidad de contenido que ofrece

Aeterna Noctis

Que su "estilo independiente" no os engañe: estamos ante un título que esconde diferentes tipos de armas, objetos con efectos muy variados, coleccionables, misiones secundarias, un abundante número de secretos, 16 (!) zonas muy diferentes, gran variedad de enemigos, imponentes jefazos, un gran árbol de habilidades que nos permite priorizar diferentes estilos de juego...

Es un juego sencillamente gigantesco, también en lo que se refiere a la envergadura de su mundo. Es la clase de título que ofrece tanto por tan poco (29,99 €), que es inevitable sentir que estamos atracando a sus responsables.

Y aunque desde Aeternum Game Studios nos avisaban de que completar el juego yendo sólo a por la historia principal puede llevar unas 20 horas (y unas 60 para el 100%), en ese tiempo nosotros apenas habíamos logrado obtener dos de los siete fragmentos necesarios para completar el juego.

Aeterna Noctis

El motivo de esto no ha sido otro que la elevadísima dificultad de Aeterna Noctis. Porque aquí es donde el juego de Aeternum Game Studios también hace las cosas de una manera diferente. 

Muchas de las "habitaciones" que componen el enorme mapa de Aeterna están planteadas casi como si de un Super Meat Boy o un Celeste se tratase (y sin el casi), con dificilísimas secciones de plataformeo que incluyen numerosos obstáculos, enemigos y trampas mortales.

Sigue habiendo mucha acción de espada y magia, y nos gusta que incluso los enemigos básicos requieran cierta estrategia (no tanto el hecho de que sus patrones de ataque se repitan, cambiando únicamente su apariencia visual entre zonas), pero es una faceta menos pulida y, por ende, satisfactoria.

Aeterna Noctis

Se puede decir sin miedo que Aeterna Noctis pone el el foco jugable sobre el plataformeo, y más concretamente sobre complicados desafíos plataformeros que requieren una enorme habilidad a los mandos y una comprensión total de las habilidades a nuestra disposición.

¿Problema? En nuestra opinión, esto no termina de encajar con la fórmula metroidvania. En estos juegos el avance suele ser relativamente veloz y sin interrupciones, más allá de los habituales bloqueos o jefes. 

Pero en Aeterna Noctis, cada nueva zona es un complicado desafío. Y cuando nos da por mirar el mapa y vemos todo lo que nos queda hasta llegar a nuestro siguiente objetivo... se nos cae el alma a los pies al pensar en todas las muertes que tenemos por delante. Esto hace que existan momentos en los que explorar, lejos de se ser su punto fuerte, se convierta en un tedio.

Aeterna Noctis

El control, por suerte, responde con precisión en la inmensa mayoría de ocasiones. Y decimos inmensa porque tenemos una pequeña pega: hay momentos en los que si presionamos el botón de salto poco después de tocar el suelo el juego no reconoce el "input", algo que nos ha supuesto unas cuantas muertes.

Hablar de dificultad siempre es peliagudo, pues hay jugadores que adoran los retos y otros que los rechazan profundamente. Creemos que la elevada dificultad de Aeterna Noctis va a suponer una enorme barrera para quienes vengan buscando un metroidvania tradicional

Los juegos más esperados de Switch para 2021

Pero si aceptáis su "ciclo eterno de dolor", os va a picar hasta conseguir superar cualquier desafío que se ponga por delante.

El otro aspecto que no nos termina de convencer es su originalidad, pues no hace falta más que un vistazo para darse cuenta de que Hollow Knight, el alabado título de Team Cherry, ha sido una gran inspiración para el equipo. 

Aeterna Noctis

Desde la temática hasta la abundante cantidad de contenido, pasando por la estética o incluso el alivio que sentimos al toparnos con el "mapero" al llegar a una nueva zona, es inevitable jugar a Aeterna Noctis sin que de vez en cuando tengamos cierta sensación de familiaridad.

No hay problema en tomar ideas prestadas de un juego que ya se puede considerar un clásico, pero creemos que en Aeternum Game Studios han demostrado tener talento más que de sobra, y nos habría encantado que nos sorprendieran con más ideas propias.

En lo que no tenemos pega alguna es en el apartado audiovisual: el hecho de estar dibujado a mano hace que entre con mucha facilidad por los ojos. 

Aeterna Noctis

Queremos destacar sobre todo la enorme variedad temática entre zonas y enemigos, pues aunque inicialmente nos encontramos con los habituales elementos de fantasía, poco a poco el paisaje se va tornando más industrial... e incluso futurista.

La parcela sonora es otro de sus puntos fuertes, tanto por la riqueza de sus melodías (algunas más épicas, otras tremendamente pegadizas), como por la calidad del doblaje al español, donde destaca la voz de Nuria Mediavilla, con una narración que pone los pelos de punta y nos genera una profunda nostalgia.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Enorme y difícil hasta decir basta, Aeterna Noctis propone una experiencia metroidvania sólo apta para los más hábiles. Su dificultad puede ser un problema si los juegos de plataformas no son lo vuestro, pero si os gustan los grandes retos no vais a ser capaces de soltar el mando.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La envergadura del mundo, variedad de zonas y enemigos, misiones principales y opcionales, coleccionables... Es GIGANTESCO. El doblaje es sublime.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Su elevado nivel de dificultad va a suponer una gran barrera para muchos jugadores. Se echa en falta algo más de originalidad.

Versión comentada: PC

Hobby

77

Bueno

Y además

Aeterna Noctis

Aeterna Noctis cartel

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, Xbox One

Lanzamiento:

Más artículos